La evaluación y seguimiento es una de las fases imprescindibles para la elaboración e implantación de un Plan de Igualdad. Pero, ¿en qué consiste? ¿Quién se encarga de ello? ¿Cómo se debe llevar a cabo? En este artículo te contamos todo lo que debes saber sobre la evaluación del Plan de Igualdad.

¿Qué es el “Seguimiento y Evaluación” de un plan de igualdad?

El seguimiento y evaluación del Plan de Igualdad es la fase del proceso que tiene como objetivo analizar el desarrollo del plan y la implantación de las medidas previstas, con el objetivo de emitir una valoración crítica que permita tomar decisiones de cara al futuro.

Para que la fase de evaluación se desarrolle de forma óptima es necesario contar con el personal y los medios adecuados para hacer acopio de la información necesaria y establecer parámetros rigurosos para el análisis de dicha información.

El Real Decreto 901/2020, de 13 de octubre, sobre planes de igualdad entre hombres y mujeres, hace referencia al seguimiento del Plan de Igualdad como una parte fundamental del plan, haciendo hincapié en la necesidad de elaborar criterios y plazos de revisión que garanticen un juicio crítico justo acerca de las medidas implantadas y la eficacia del plan

En definitiva, entre los objetivos de la etapa de evaluación están:

  • Valorar el desarrollo del plan, determinar el grado de cumplimiento de las medidas y objetivos incluidos en el Plan de Igualdad.
  • Decidir si las actuaciones implementadas son adecuadas y si merece la pena seguir adelante con ellas.
  • Identificar nuevas necesidades en materia de igualdad y proponer acciones encaminadas a satisfacerlas.

La evaluación del Plan de Igualdad es la fase del proceso que tiene como objetivo analizar el desarrollo del plan y la implantación de las medidas previstas, con el objetivo de emitir una valoración crítica que permita tomar decisiones de cara al futuro.

¿Es necesario evaluar un plan?

Sí. La evaluación es totalmente necesaria para determinar la idoneidad de las medidas propuestas, supervisar su correcta implantación y emitir un análisis final que permita mejorar la toma de decisiones en el futuro.

Por ello, el seguimiento y evaluación no es una fase aislada o separada del plan, sino que forma parte de su estructura principal y debe diseñarse desde el inicio de la elaboración del plan.

En definitiva, ¿qué aporta el sistema de evaluación en el Plan de Igualdad? Esta fase resulta imprescindible para detectar y corregir errores, así como para elaborar juicios de valor adecuados sobre las medidas propuestas que permitan modificar aquellas actuaciones que no están alcanzando los objetivos propuestos.

¿Cuándo se debe acometer la evaluación de un P.D.I?

La normativa señala que la revisión del Plan de Igualdad debe realizarse con carácter periódico, según lo estipulado en el calendario del plan, o en los reglamentos que definan la composición y funciones de la Comisión encargada de la supervisión y seguimiento. En todo caso, se determina que se han de hacer, al menos, dos evaluaciones del Plan, una intermedia y otra al final de su implantación.

La Comisión de seguimiento es la encargada de la evaluación del Plan de igualdad

La Comisión de Igualdad o la Comisión de Seguimiento del Plan de Igualdad será el órgano que se encargue de desarrollar las herramientas y medidas necesarias para la evaluación del plan. Asimismo, también se encargará de diseñar el calendario de evaluación, de realizar la evaluación en sí misma o de elaborar los informes pertinentes.

¿Cómo y cuándo se designa?

La creación de la Comisión de Igualdad o seguimiento, es un proceso que se debe realizar antes de iniciar el propio desarrollo del Plan de Igualdad. Su constitución será fundamental para que el plan pueda desarrollarse de forma efectiva, por lo que ha de ser una parte fundamental e inseparable del mismo.

¿Quién la forma?

La composición de esta comisión será la que se considere en el propio Plan de Igualdad, con la obligación de que deberán participar de forma paritaria los representantes de los trabajadores y los de la empresa. A su vez, se ha de fomentar que la composición de dicha comisión tenga un equilibrio de participación entre hombres y mujeres.

¿Cuál es su cometido?

El cometido de esta comisión será determinar las medidas de supervisión del plan, establecer un calendario de evaluación, realizar las propias evaluaciones o elaborar las actas e informes finales. En definitiva, se encargará del la vigilancia y seguimiento del plan, analizando la idoneidad de las medidas propuestas y proponiendo nuevas actuaciones en aquellas áreas que se puedan mejorar.

¿Cómo se realiza el seguimiento de un plan de igualdad?

Para realizar un seguimiento adecuado y una evaluación objetiva de la aplicación de las medidas, es necesario cumplir una serie de requisitos:

  • Establecer los métodos y herramientas adecuados para la recogida y el análisis de la información, apoyándose en las nuevas tecnologías de procesamiento de datos.
  • Realizar cuestionarios o entrevistas para conocer la valoración que hacen del plan la dirección de la empresa, la plantilla de trabajadores y todos aquellos agentes implicados en su elaboración.
  • Determinar la periodicidad con la que se harán las evaluaciones, siendo necesario realizar como mínimo una intermedia y otra al final.
  • Elaborar propuestas para modificar, ampliar, atenuar o corregir aquellas medidas que así lo requieran, en función de los resultados observados.
  • Redactar informes relativos a la evaluación del plan, incluyendo toda aquella información necesaria para dar fuerza a sus valoraciones (indicadores, cuestionarios, actas de seguimiento, etc):
  • Informar a la directiva de la empresa y a los trabajadores sobre la marcha del plan y la consecución (o no) de los objetivos propuestos, así como solicitar opinión e información acerca del desarrollo del proceso en conjunto.

Medidas recomendables en relación al seguimiento del Plan de igualdad

Por otro lado, para que la evaluación y seguimiento del Plan de Igualdad se pueda realizar de forma efectiva, también es necesario adoptar una serie de medidas concretas encaminadas a facilitar la labor de la Comisión de Igualdad.

  • Concretar una calendario para la aplicación de medidas.
  • Definir objetivos claros y desarrollar las medidas concretas para alcanzar cada una de las metas.
  • Elegir un sistema de indicadores que incluya aquellas variables clave necesarias para medir la consecución de objetivos.
  • Elaborar un sistema para la resolución de conflictos y discrepancias a la hora de cumplir las medidas propuestas.
  • Fijar procesos concretos para revisar las medidas necesarias, de acuerdo a los resultados de las evaluaciones.
  • Establecer la periodicidad de los informes de seguimiento y adelantar su contenido básico.

Indicadores que debe tener en cuenta la Comisión de seguimiento para la evaluación de las acciones y estrategias a tomar

¿Qué debe tenerse en cuenta en la evaluación del plan de igualdad? Se han de fijar una serie de indicadores clave, que en conjunto formarán el sistema de evaluación.

El sistema de evaluación

El sistema de evaluación está formado por todos aquellos informes, cuestionarios, y sobre todo, indicadores que pueden servir para valorar la ejecución de las medidas del Plan de Igualdad.

Los indicadores han de ser pertinentes, esto es, deben servir para valorar la consecución de los objetivos propuestos. Además, deben estar desagregados por género, con la finalidad de poder establecer comparaciones entre sexos.

Estos indicadores se han de elegir en función del planteamiento de un problema y sus posibles soluciones. Por ejemplo:

  1. Problema
    • Existen muchos más hombres que mujeres en una determinada área o grupo profesional de la empresa.
  2. Solución
    • Contratar mujeres para ese departamento y/o mover a esa área a empleadas que ya formen parte de la empresa.
  3. Indicadores: se aplican para medir las desigualdades y la consecución de objetivos
    • Determinar el % de hombres y mujeres que existe en esa área o categoría profesional de la empresa.
    • Determinar el % de hombres y mujeres que existe en esa área o categoría profesional de la empresa, tras la implantación de las medidas anteriores.

El informe de evaluación

El informe de evaluación es el documento que contiene toda la información relativa a la implantación del plan y la consecución de objetivos. Grado de cumplimiento de cada meta, problemas detectados, posibles soluciones, etc. Con la información obtenida durante el seguimiento del plan se realizará un acta por escrito, el cual será la base para realizar la evaluación e informe final.

En definitiva, la evaluación del plan de igualdad es una medida de supervisión y control necesaria para determinar la idoneidad de las medidas propuestas y su correcta aplicación. Esta fase no solo es imprescindible para optimizar el desarrollo del plan presente, sino también para tener la información necesaria para mejorar los planes en el futuro.

¿Necesitas elaborar un Plan de Igualdad para tu empresa? Te podemos ayudar