¡Pide presupuesto en 2 min! ✓
EmpresaIgualdadLaboral

Plan de Igualdad para Empresas: Guía práctica 2020

13 Mins read

El gobierno ha modificado la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, añadiendo nuevos requisitos para las empresas en materia laboral. Uno de ellos es elaborar un Plan de Igualdad. Pero, ¿en qué consiste exactamente? ¿Quiénes están obligado a implementar este plan de forma obligatoria? ¿Cuál es el plazo? Te lo contamos en este artículo.

¿Qué es el Plan de Igualdad?

Un Plan de Igualdad es aquel conjunto de medidas encaminadas a garantizar la igualdad entre hombres y mujeres en el entorno laboral. Busca la eliminación de aquellas barreras que dificultan, limitan o impiden la igualdad de trato entre sexos en la empresa.

Los Planes de Igualdad han sido definidos en la Ley Orgánica 3/2007. Sin embargo, el gobierno ha actualizado esta normativa con la puesta en vigor del Real Decreto-Ley 6/2019, el cual establece nuevas obligaciones a la hora de diseñar e implementar un Plan de Igualdad.

Características de los Planes de Igualdad

Un Plan de Igualdad laboral tiene una serie de características. ¿Cómo son?

  • Sistemáticos: buscan un objetivo a través de la aplicación de determinadas medidas.
  • Colectivos: dichas medidas son de carácter grupal y no pueden estar encaminadas a afectar a un trabajador o trabajadora de forma individual.
  • Flexibles: se adaptan a las necesidades particulares de cada empresa, las cuáles se determinan en la fase de evaluación y diagnóstico.
  • Dinámicos: pueden cambiar con el tiempo para adaptarse a nuevos escenarios.
  • Prácticos: han de ser ejecutables, es decir, se deben llevar a la práctica y no quedarse en una mera declaración de intenciones.

¿Quienes están obligados a implantar un Plan de Igualdad?

Plan de igualdad empresas

Por si todavía no lo sabías, el nuevo Decreto-Ley 6/2019 trae novedades importantes sobre la elaboración e implantación de los Planes de Igualdad.

Hasta ahora, si tu empresa tenía menos de 250 trabajadores, no estabas obligado a elaborar el Plan. Podías hacerlo si así lo deseabas, con el objetivo de cumplir con tu responsabilidad social o mejorar tu imagen corporativa. Pero no era obligatorio.

¿Qué pasa con la última actualización de la normativa? Pues que ahora, todas las empresas con más de 50 trabajadores deben implementar el Plan de Igualdad de género de forma obligatoria. Y como veremos más adelante, no queda mucho tiempo.

Objetivos de un Plan de Igualdad laboral en una empresa

¿Cuáles son los objetivos que persigue el gobierno al ampliar el espectro de empresas que deben cumplir con el Plan de Igualdad de oportunidades?

  • Contribuir a la igualdad entre hombres y mujeres en el ámbito laboral, tanto en trato como en oportunidades.
  • Conseguir que la perspectiva de género se integre dentro de las compañías, en especial en el departamento de RR.HH.
  • Garantizar la igualdad salarial de mujeres y hombres.
  • Favorecer la conciliación de la vida laboral, familiar y personal, especialmente en puestos con predominancia del sexo femenino.
  • Facilitar el acceso de trabajadores a la empresa y a ocupar puestos de responsabilidad.
  • Adoptar métodos de comunicación interna que no incurran en terminología sexista.
  • Evaluar la implantación del Plan en las diferentes áreas o ámbitos de aplicación.
  • Promover una cultura dentro de la empresa que respete y difunda los valores de la igualdad de género.
  • Asegurar la igualdad de oportunidades en los procesos de contratación.
  • Erradicar la feminización o masculinización que existen en determinados puestos o categorías profesionales.
  • Formar a los profesionales de la empresa en materia de sensibilización de género.
  • Prevenir el acoso sexual o por razón de sexo.
  • Difundir una imagen de la empresa de respeto a hombres y mujeres y su igualdad de oportunidades.

objetivos plan igualdad laboral

Contenido de los Planes de Igualdad en 2020

¿A qué aspectos, departamentos o materias de la empresa se refiere un Plan de Igualdad?

  • Contratación y selección de personal.
  • Formación de trabajadores.
  • Clasificación y categorías profesionales.
  • Condiciones laborales (salario, jornada de trabajo, vacaciones, permisos, etc).
  • Representación femenina en la empresa.
  • Conciliación de la vida laboral, personal y familiar.
  • Prevención del acoso por razón de género.

🔊 Escucha nuestra intervención en la CadenaSer

Plazos para adaptarse a la política de igualdad (2020-2022)

El Decreto 6/2019 sobre igualdad de género en el ámbito laboral establece unos plazos máximos para que las empresas se adapten a la normativa. Esta adaptación incluye la elaboración del Plan de Igualdad y su aplicación dentro de los siguientes plazos:

  • Un año para las empresas entre 150 y 250 trabajadores (hasta el 7 de marzo de 2020).
  • Dos años para las empresas entre 100 y 150 trabajadores (hasta el 7 de marzo de 2021).
  • Tres años para las empresas entre 50 y 100 trabajadores (hasta el 7 de marzo de 2022).
  • *Los plazos empezaron a contar desde la publicación del Decreto-Ley en el BOE, el 7 de marzo de 2019.

¿Cómo elaborar un Plan de Igualdad para mi empresa?

Hasta ahora te hemos indicado qué es un Plan de Igualdad en la empresa, cuáles son sus objetivos, quién tiene que cumplirlo y en qué plazos.

En este punto nos adentramos más en los aspectos prácticos de adaptación a la normativa. Es decir, ¿qué hay que hacer para implantar este Plan en la empresa? ¿Cuánto cuesta? ¿Es posible acceder a subvenciones o ayudas?

Fases de un Plan de Igualdad

fases plan de igualdad

Las Fases de un plan de igualdad

La implementación de un Plan de Igualdad se compone de 5 fases. Veamos en qué consiste cada una:

Fase 1: Comisión de Igualdad

  • Recabar el compromiso de la dirección de la entidad en la implantación real de un Plan de Igualdad en la organización.
  • Constituir una Comisión de Igualdad: paritaria tanto entre empresa y representantes de los trabajadores como entre mujeres y hombres. Será el máximo órgano negociador y decisorio en este ámbito.
  • Establecer el calendario de reuniones.
  • Adoptar los acuerdos necesarios.

Fase 2: Diagnóstico

  • Recoger información y realizar un análisis de la situación de la empresa.
  • Identificar aquellas situaciones que fomentan la discriminación y limitan o menoscaban la igualdad laboral entre hombres y mujeres.
  • Formular propuestas para solucionar estas situaciones.

Fase 3: Elaboración del Plan de Igualdad

  • Definir los objetivos que se pretenden alcanzar.
  • Proponer medidas evaluables y una cronología para su cumplimiento.
  • Asignar los recursos necesario para llevar a cabo las medidas propuestas.

Fase 4: Ejecución

  • Inscribir el Plan en el Registro de Planes de Igualdad de las Empresas.
  • Comunicarlo tanto a nivel interno, a fin de sensibilizar a la plantilla, como de forma externa, para potenciar la imagen de marca.
  • Implantar las medidas propuestas en la fase anterior.

Fase 5: Seguimiento y control

  • Realizar un seguimiento del cumplimiento de dichas acciones y sus resultados.

Fase 6: Evaluación

  • Analizar los resultados y valorar el grado de cumplimiento de los objetivos.
  • Detectar aspectos a mejorar del Plan y posibles iniciativas de cara al futuro.

¿No sabes cómo llevar a cabo alguna de estas fases? No te preocupes, ponte en contacto con nosotros. Podemos ayudarte.

¿Cuánto se tarda en implementar?

En este punto tenemos que darte un consejo. Un Plan de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres no se pone en marcha en un día, ni en una semana.

La experiencia nos dice que, desde que se comunica la decisión de elaborar el Plan, hasta que éste se hace efectivo dentro de la operativa de la empresa, pueden pasar varios meses.

Obviamente, esto depende de la envergadura de la compañía. Una empresa de 50 trabajadores podría tenerlo en marcha en 2 meses. Una de 100 o 150 trabajadores podría necesitar 3 o 4 meses. Por su parte, en una empresa de 250 empleados el período de adaptación podría irse a los 6 meses.

Por ello, el diseño y aplicación del Plan de Igualdad tiene carácter urgente, sobre todo para las compañías con más de 150 empleados. Si tu empresa tiene esa envergadura, tu fecha tope es el 7 de marzo de 2020.

Las empresas entre 50 y 150 trabajadores todavía tienen algo más de plazo (hasta el 7 de marzo de 2021 o 2022), pero lo mejor es no dejarlo todo para última hora.

De nuevo, te recordamos que si te ha pillado el toro debes solucionar esta situación lo antes posible. Contacta con nosotros para saber cómo acortar estos tiempos.

¿Cuánto cuesta?

Llegados a este punto, seguro que te preguntas que “¿cuánto cuesta un Plan de Igualdad?”. El presupuesto necesario depende de varios factores, entre ellos la envergadura de la empresa, o la complejidad y profundidad de los cambios que se deben aplicar.

En general, se puede afirmar que existen tres tipos de costes asociados a la puesta en marcha de un Plan de Igualdad y convivencia:

  • Gastos en formación: costes por el tiempo necesario para que los trabajadores de la empresa se adapten a las modificaciones propuestas.
  • Costes asociados a las medidas aplicadas: gastos para cumplir con la adaptación en materia de formación, retribución, horarios, conciliación laboral, recursos humanos, etc.
  • Gastos por servicios externos: la empresa puede desarrollar el plan con recursos internos propios, pero es habitual que se contraten servicios profesionales especializados para agilizar y dinamizar la puesta en marcha del plan.

También es posible que haya que afrontar otros gastos, por ejemplo en software o herramientas que permitan medir y evaluar la implantación de las medidas.

En esta tabla puedes ver el precio de un Plan de Igualdad con Grupo Ático34. Nuestras tarifas pueden variar en función del tamaño de la organización y la complejidad de la puesta en marcha del plan.

precio plan igualdad

Recuerda que puedes pedirnos presupuesto sin compromiso, te informaremos con la máxima brevedad.

¿Cuento con subvenciones para elaborar mi Plan de Igualdad?

Sí, puedes acceder a distintas ayudas y subvenciones para el Plan de Igualdad.

Una de ellas es la del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades:

  • Para pymes entre 30 y 49 trabajadores (no obligadas a implantar el Plan).
  • Su presupuesto total es de 600.000 euros.
  • Este total se repartirá entre 390.000 euros de financiación en 2019, y 210.000 para 2020.
  • Cada empresa puede beneficiarse, como máximo, de ayudas de 6.000 euros.
  • Solo se puede acceder a esta financiación una vez por empresa.
  • Deben consistir en gastos subvencionables previstos por la ley (destinados a la elaboración del plan). No se incluyen bienes de inversión, mobiliario o equipamiento, infraestructuras, impuestos indirectos pendientes de recuperación o impuestos sobre la renta.
  • Las ayudas del IMIO son incompatibles con otras subvenciones con el mismo objetivo procedentes de entidades públicas o privadas, nacionales o internacionales

El Ministerio de Igualdad  también informa en su página web de las ayudas y subvenciones a las que se pueden acceder a nivel autonómico. Las puedes consultar AQUÍ.

Participantes en la elaboración de un plan de igualdad

El Plan de Igualdad es una iniciativa en la que deben participar de forma activa numerosos agentes que intervienen en la empresa. Todos ellos se deben involucrar en las diferentes fases del Plan para conseguir una implantación exitosa:

  • Dirección de la empresa: los directivos de la empresa deben ser los principales impulsores de los cambios, en pos de ofrecer una imagen igualitaria y tolerante. Además, son los principales responsables de cumplir con la normativa.
  • Representantes de los trabajadores: han de estar informados en todo momento de los pasos que quiere dar la empresa. Sirve de enlace entre la dirección y los empleados.
  • Comisión Permanente de Igualdad: es una comisión creada por varias figuras dentro de la empresa, que se encargará de debatir y negociar con la dirección de la misma los cambios a implementar.
  • Equipos técnicos de trabajo: son aquellos equipos específicos de trabajo a los que les puede afectar la imposición de nuevas medidas en materia de igualdad.
  • Expertos internos y externos: en la mayoría de ocasiones, para realizar el análisis de la empresa y elaborar el plan de igualdad, se necesitará la ayuda de profesionales expertos en materia laboral, ya sean a nivel interno, externo, o ambos.
  • Trabajadores de la empresa: han de estar informados de los cambios que se pretenden imponer, saber hacia dónde avanza la empresa y respetar las nuevas normas que se impongan en materia de igualdad. También pueden participar activamente en el análisis y elaboración del Plan a través de la Comisión de Igualdad.
  • Gobierno, Comunidades Autónomas, sindicatos y patronales: también son responsables de valorar los cambios realizados, ofrecer ayudas y realizar un seguimiento de las empresas afectadas por la normativa.

¿Cómo hacer un diagnóstico para un Plan de Igualdad?

Una de las fases más importantes a la hora de crear un Plan de Igualdad es la del Diagnóstico. Se trata de la 2ª fase después de la Negociación y Comunicación, y es básica para saber cuál es la situación actual de la empresa, y así decidir los cambios que se quieren implantar. Se cimenta en el estudio de diferentes variables:

  • Estudio de la plantilla: saber qué porcentajes de hombres y mujeres hay en la empresa, y cuál es su distribución.
    • Por género: ¿cuántos hombres y mujeres hay en la empresa?
    • Por edad y género: ¿cuántos hombres y mujeres hay en la empresa por grupos de edad?
    • Por tipo de contrato y género: ¿qué géneros predominan en función de si se trata de contratos indefinidos, temporales, a tiempo completo, a tiempo parcial, etc?
    • Por antigüedad y género: ¿quienes llevan más tiempo trabajando en la empresa?
    • Por categorías profesionales y sexo: ¿qué géneros predominan en las distintas categorías profesionales?
  • Estudio y diagnóstico de los procesos de selección: para conocer cómo se realizan los procesos de selección y si en ellos se otorga preferencia a algún género, de forma intencionada o no intencionada.
  • Estudio y diagnóstico de procesos de promoción interna: conocer el número de trabajadores que promocionan internamente, para comprobar si existen desigualdades manifiestas entre hombres y mujeres en los que se refiere al acceso a puestos importantes.
  • Estudio y diagnóstico de procesos formativos: se trata de evaluar los procesos formativos para saber si se pone especial énfasis en la formación de mujeres u hombres.
  • Estudio y diagnóstico de las retribuciones: establecer métricas que determinen si existe en la empresa una brecha salarial entre hombres y mujeres. Definir en qué categorías o grupos de edad esta brecha es más patente.
  • Estudio y diagnóstico sobre sexismo y acoso sexual: recabar aquellos casos en los que se ha producido algún tipo de acoso sexual o discriminación laboral por razón de sexo. Es fundamental para implantar medidas que eviten que estos hechos se repitan.
  • Estudio y diagnóstico sobre el clima laboral: ¿qué opinan los empleados de la empresa? ¿Consideran que existe igualdad? ¿Qué relación hay entre las mujeres y hombres que trabajan en la empresa? ¿Qué reivindicaciones tienen unos u otros?

Registro y depósito de Planes de Igualdad empresariales

Un punto muy importante es que debes registrar el Plan de Igualdad. Para ello el REGCOM (Registros de convenios y acuerdos c olectivos) ha creado un Registro de Planes de Igualdad de las Empresas. Dar de alta el plan en este registro es obligatorio.

No te preocupes, si has llegado hasta aquí este es el paso más sencillo:

  • Ve a la web del REGCOM y entra con tu perfil de usuario. Si no estás dado de alta puedes hacerlo a través de certificado digital o con el sistema Clave.
  • Sigue la siguiente ruta:
  • Sin antecedentes (Nuevo acuerdo) > Empresa > Acuerdos sobre Planes de Igualdad.

Sanciones por no cumplir

¿Me pueden sancionar si no tengo un Plan de Igualdad actualizado a lo que marca la normativa? Por supuesto. Y la cuantía de las multas dependen de la gravedad de la infracción:

  • Infracciones leves y graves: sanciones entre 626 y 6.250 euros.
  • Infracciones muy graves: desde 6.251 hasta 187.515 euros.

Y no solo se pueden imponer sanciones económicas, sino que el incumplimiento del Plan también puede tener otras consecuencias negativas para la empresa:

  • Pérdida de cualquier ayuda, subvención o bonificación relacionada con programas de creación de empleo.
  • Prohibición de acceder a cualquiera de estas ayudas en un plazo mínimo de 6 meses.

Ventajas para empresarios y trabajadores

Los Planes de Igualdad repercuten de forma positiva, tanto para la empresa como para sus empleadas y empleados. ¿Cuáles son sus principales beneficios?

  • Garantizan la igualdad entre mujeres y hombres y mejorar la convivencia dentro de la empresa.
  • Eliminan modelos de conducta anclados en el pasado que siguen presuponiendo la superioridad del hombre sobre la mujer.
  • Contribuyen a la conciliación de la vida laboral y familiar, para ambos sexos.
  • Ayudan a cumplir la normativa y evitar multas y sanciones.
  • Establecen medidas efectivas para luchar contra problemas de discriminación por género o de acoso sexual.
  • influyen de forma positiva en el ambiente de trabajo, lo que también repercute en la competitividad y productividad de la empresa.
  • Facilita que la adaptación de las empresa y sus trabajadores a futuras modificaciones de la normativa sea menos traumática.
  • Proyecta una imagen de la empresa más responsable, justa, respetuosa y adaptada a los nuevos tiempos.

Ventajas plan igualdad

El Plan de Igualdad y la confidencialidad de los datos de los trabajadores

Un Plan de Igualdad empresarial también debe cumplir ciertos requisitos en relación a la protección de datos de los trabajadores. En concreto, es importante mencionar el respeto a la confidencialidad.

Por un lado, todas aquellas personas que formen parte de las Comisiones de Igualdad o encargados de la elaboración o seguimiento del Plan, deben guardar silencio profesional sobre el contenido de las reuniones. En este punto hay que tener especial cuidado con la divulgación de datos sobre acoso sexual o violencia de género.

Del mismo modo, todos los procedimientos y protocolos de actuación llevados a cabo ante situaciones de acoso sexual o violencia de género deben realizarse de forma ágil, rápida, efectiva, y en la más estricta intimidad, garantizando en todo momento confidencialidad de la información y la dignidad de las trabajadores afectadas.

Diferencias entre el Plan de Igualdad y la declaración de buenas intenciones

Ya hemos visto que el Plan de Igualdad es una política laboral completa, un plan estratégico que se debe adoptar de forma obligatoria y que además está regulado por ley.

En este sentido, se diferencia de la declaración de buenas intenciones, que no es más que la publicación por algún medio escrito o audiovisual de un código de conducta que la empresa se compromete a cumplir, pero sin que haya ninguna legislación que obligue a ello. Por tanto, esta declaración de intenciones no tiene carácter oficial y no suple por sí misma la aplicación del PLan de Igualdad.

Ejemplos de planes estratégicos de igualdad en empresas punteras

Es frecuente que administraciones públicas autonómicas o ayuntamientos elaboren su propio Plan de Igualdad municipal. Estos suelen estar disponibles en sus páginas webs oficiales.

Sin embargo, nos interesa más mostrarte los Planes elaborados por entidades privadas, como es el caso de empresas tan conocidas como estas:

Inditex

Carrefour

Mercadona

Ikea

Esperamos haberte ayudado y que te hayas convencido de la importancia de abogar en la empresa, y en la vida en general, por la igualdad entre mujeres y hombres. Y sobre todo, que se trate de una igualdad efectiva, no de cara a la galería.

Te recordamos que si necesitas asesoramiento profesional para cumplir con esta normativa, puedes ponerte en contacto con nosotros para que te ayudemos a poner en marcha un plan adaptado a las necesidades de tu empresa.

He leído y acepto elaviso legal y la política de privacidad

Related posts
Empresa

Capital intelectual. Concepto, tipos y dimensión empresarial

9 Mins read
El capital intelectual tiende a ser un recurso importante y un contribuyente clave para el éxito económico y la creación de valor…
IgualdadLaboral

Discriminación positiva: Qué es y algunas reflexiones obligadas

11 Mins read
La discriminación positiva se aplica a través de acciones positivas o medidas positivas para favorecer las oportunidades de colectivos socialmente desfavorecidos. A…
Laboral

¿Qué es un conflicto de intereses y cómo solucionarlo?

10 Mins read
El conflicto de intereses en el lugar de trabajo se refiere a cuando un miembro del personal participa en una actividad o…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.