¿Cuáles son los beneficios del Compliance para las empresas? ¿Qué ventajas aporta a una compañía contar con un sistema de gestión de compliance o, en una menor escala, un plan de prevención de delitos penales? ¿Por qué una empresa debe considerar el compliance como una ventaja y no como un gasto? En las siguientes líneas responderemos a estas preguntas.

¿Qué beneficios aporta el compliance a tu empresa?

Desde la modificación del Código Penal en 2015, el compliance ha cobrado una mayor relevancia en España, puesto que contar con un plan de prevención de delitos penales, puede atenuar o eximir a las empresas de la responsabilidad penal de los delitos cometidos por alguno de sus miembros. Este hecho, que se ve como una de las principales ventajas del compliance, ha hecho que las empresas empiecen a considerar la implementación de un programa o plan de compliance.

Sin embargo, un sistema de gestión de compliance va mucho más allá de la prevención de delitos penales recogida en el artículo 31 bis del Código Penal, que podríamos decir que es programa de mínimos en lo que a cumplimiento normativo se refiere, ya que este sistema abarca, o puede abarcar, todas aquellas normativas y obligaciones legales, nacionales e internacionales, que afectan a la empresa, de manera que esta cumpla con todas ellas y, a su vez, minimice los riesgos de incumplir alguna de ellas, incluyendo las acciones o comportamiento ilícitos de sus miembros, de los que pueden ser consideradas responsables o, cuanto menos, pagar las consecuencias legales y reputacionales de los mismos.

Y, si bien es cierto que podemos hablar de ventajas y desventajas del compliance (aunque estas últimas son casi inexistentes), en las siguientes líneas nos vamos a centrar en los beneficios que el compliance puede aportar a tu empresa; razones que debes considerar si estás dudando en contratar o no un plan de compliance.

  • Identificar y mitigar los riesgos de cumplimiento

Uno de los primeros pasos para elaborar un plan o programa de compliance, es hacer un mapa o mapas de riesgos de cumplimiento a los que la empresa puede estar expuesta, en función de aquellas leyes y normas que le afectan por su contexto (localización, tamaño, número de trabajadores, actividad, etc.).

Identificar estos riesgos permite a la empresa conocer cuáles son los más críticos por su nivel de probabilidad e impacto y a determinar qué controles y medidas implementar para reducir dicha probabilidad de materialización e impacto negativo en la empresa, así como destinar los recursos necesarios para ello.

Conocer estos riesgos de cumplimiento repercute en toda la empresa y sus miembros, puesto que aquello de lo que se es consciente, puede evitarse, al contrario de lo que se desconoce.

  • Atenúa o exime de responsabilidad penal

Como ya hemos dicho, tener un plan o programa de compliance efectivo puede, en los términos que recoge el artículo 31 bis del Código Penal, atenuar, e incluso eximir en algunos casos, la responsabilidad penal de la empresa respecto a los delitos cometidos por sus miembros.

Se entiende que al tener un plan de compliance efectivo y eficaz, la empresa ha cumplido con su deber de control y supervisión, que cuenta con los mecanismos y controles para evitar la comisión de actos delictivos y que si uno de sus miembros ha cometido un delito, lo ha hecho saltándose y burlando dichos controles.

  • Evita sanciones

Si todos los miembros de la empresa conocen las obligaciones legales que deben cumplir en el desarrollo de sus actividades, será más fácil que no incurran en irregularidades que supongan alguna infracción normativa (como puede ser la protección de datos, la normativa de igualdad, la laboral o la fiscal), evitando así la imposición de sanciones administrativas.

  • Ahorro de costes

Al no incurrir en infracciones o delitos penales, gracias al sistema de gestión de compliance, la empresa se ahorrará los costes derivados de las multas correspondientes, así como otras consecuencias que pueden afectar a sus beneficios, como la pérdida de clientes, la pérdida de contratos o, en su caso, de socios e inversores.

  • Promover una cultura ética y de cumplimiento normativo

Para que un programa de compliance sea efectivo y eficaz, exige el compromiso real de la dirección de la empresa, que es la primera que debe dar ejemplo de cumplimiento normativo. Así mismo, se debe informar y formar a los empleados en el propio programa de compliance y lo que entraña para el desarrollo de sus tareas y su comportamiento en la empresa, promoviendo así una auténtica cultura ética y del cumplimiento normativo.

tarifas compliance

  • Ayuda a mejorar procesos

Gracias a sus controles, un sistema de gestión de compliance ayuda a detectar el fraude interno y a tener una mejor organización y control de los procesos de la empresa, lo que repercute positivamente en su competitividad.

  • Ventaja competitiva

Y hablando de competitividad, contar con un plan o programa de compliance también supone una ventaja competitiva para la empresa. Por un lado, de cara a subcontratar con grandes empresas nacionales e internacionales, tener un plan de compliance puede ser un requisito imprescindible (como lo es tener un plan de prevención de riesgos laborales), por lo que si tu empresa ya cuenta con él, la pondrá por delante de aquellas que carezcan de él.

Por otro lado, contar, al menos, con un plan de prevención de delitos penales, es un requisito para contratar con el sector público, por lo que si estás pensando en presentarte a licitaciones públicas, un completo programa de compliance te dará «puntos extra».

Esto también se aplica a la concesión de ciertas ayudas y subvenciones (como es el caso de los Fondos Next Generation).

  • Reducción de riesgos al operar en mercados extranjeros

Operar en mercados extranjeros puede suponer el aumento de algunos riesgos legales para las empresas. Gracias al compliance, estas empresas cuentan con un proceso de diligencia debida que poner en práctica antes de cerrar una relación contractual con un socio extranjero. Además, conocerán qué leyes internacionales son de obligado cumplimiento y evitarán caer en posibles irregularidades.

  • Adelantarse a nuevas exigencias normativas

Los Estados y los reguladores internacionales son cada vez más exigentes con las empresas y nuevas leyes y regulaciones se dibujan siempre el horizonte. Apostar por un sistema de gestión de compliance permite a muchas empresas adelantarse a esas nuevas exigencias normativas, puesto que estos sistemas ya contemplan muchas de esas obligaciones, y estar preparadas para su llegada.

Por ejemplo, la norma ISO 19600 y la posterior ISO 37301 de sistemas de gestión de compliance, ya contemplaban en ellas la implementación de un canal de denuncias interno, una obligación legal que entró en vigor el pasado 17 de diciembre de 2021 con la Directiva Whistleblowing para empresas de más de 50 trabajadores.

  • Genera confianza entre clientes y socios

Una empresa que cumple con sus obligaciones legales, que está comprometida con la ética y el cumplimiento de las leyes, es una empresa en la que sus clientes y socios confían. El compliance ayuda a generar esa confianza y, por tanto, no solo a mantener clientes y socios, sino a atraer a nuevos clientes y socios.

  • Mejora la imagen y reputación de la empresa

Finalmente, contar con un plan o programa de compliance mejora la imagen y reputación de la empresa, puesto que, como hemos dicho, pone de manifiesto el compromiso de la dirección y los empleados con la legalidad y con el cumplimiento de las leyes que afectan a la empresa.

Una mejor imagen y reputación no solo atraen y mantienen a los clientes, también amplía la capacidad de la empresa para contratar o subcontratar con otras empresas y con el sector público, además de atraer y retener el talento, especialmente de aquellos profesionales comprometidos con la ética y la responsabilidad legal de las empresas.

En definitiva, el compliance aporta grandes beneficios a tu empresa, pero sobre todo, aporta la seguridad de saber que esta y sus empleados cumplen con la legalidad en el desarrollo de sus actividades y tareas, evitando así posibles sanciones y otras consecuencias más graves, derivadas de su responsabilidad penal.

Por todo ello, no dudes más y contrata un plan de compliance con Grupo Atico34, nuestro equipo de expertos ayudarán a tu empresa a cumplir y estar al día con todas sus obligaciones legales y resolverán cualquier duda que puedas tener al respecto.

¿Necesitas un presupuesto? Escríbenos o llámanos al 914 896 419

He leído y acepto la política de privacidad.