Conoce Atico34 - Solicita presupuesto
Videovigilancia

Normativa de cámaras de vigilancia para particulares

La normativa de cámaras de vigilancia para particulares establece varias obligaciones y requisitos legales que debemos tener en cuenta a la hora de instalar cámaras en casas particulares y en edificios. En este artículo explicamos cuáles son estas obligaciones.

¿Es legal poner cámaras en casas particulares y en edificios?

Sí, es legal poner cámaras en casas particulares y en edificios, aunque hay que señalar varios matices para considerar su instalación completamente lícita:

  • Si las cámaras de vigilancia se instalan dentro de la vivienda, es decir, solo graban el interior, su uso será considerado privado y doméstico y el titular de la casa no tendrá que cumplir con la ley de protección de datos (sí tendrá que hacerlo, en su caso, la empresa instaladora).
  • Si las cámaras de videovigilancia las pone un particular en la puerta de su casa en un edificio de viviendas, tendrá que contar con el permiso de la comunidad (tal y como explicamos en la videovigilancia en comunidades de propietarios). En este supuesto, si la cámara graba imágenes, debe cumplir con la ley de protección de datos.
  • Lo mismo ocurre con el garaje comunitario, puedo poner una cámara en mi plaza de garaje, si cuento con el permiso de la comunidad y cumpliendo los requisitos de la ley de protección de datos.
  • Puedo poner cámaras de vigilancia en la fachada de mi casa legalmente si estas solo enfocan hacia el interior de mi propiedad (no graban la vía pública y otras viviendas). Como en el primer caso, este uso tendrá consideración de privado y doméstico.
  • La comunidad de propietarios puede instalar cámaras de videovigilancia en el edificio o urbanización, siempre que cuenten con la mayoría que requiere la Ley de Propiedad Horizontal. En este caso, la comunidad será la responsable del tratamiento y la empresa de seguridad que gestione las cámaras, la encargada del tratamiento.
  • Es legal poner cámaras en casa alquilada (cuando hablamos de pisos turísticos) siempre que se informe de la presencia y finalidad de las mismas a las personas que alquilarán la casa, se cumpla con la ley y no se coloquen cámaras en zonas en las que se presume intimidad (dormitorios, baños, vestidores, etc.).

Normativa y consideraciones legales en la implementación de cámaras de vigilancia por particulares

La normativa para cámaras de seguridad en viviendas y las consideraciones legales para la instalación de las mismas las encontramos en:

Estas normas establecen los requisitos y obligaciones que deben cumplir tanto responsables como encargados del tratamiento al instalar cámaras de vigilancia para particulares, las zonas dónde no se puede poner una cámara de seguridad, la prohibición de grabar la vía pública, los límites para grabar audio con las cámaras, qué mayoría de propietarios es necesaria para permitir la instalación de cámaras en la comunidad de vecinos, así como qué medidas de seguridad aplicar y qué documentación es necesario llevar, además de establecer el periodo máximo de conservación de las grabaciones en un mes desde su captura.

tarifas proteccion datos

Obligaciones legales de las empresas en la instalación y mantenimiento de cámaras de seguridad en domicilios particulares

Las empresas de seguridad que instalen cámaras de seguridad en domicilios particulares tendrán la consideración de responsables del tratamiento y, por lo tanto, deben cumplir con las siguientes obligaciones legales.

(Cabe recordar que solo las empresas certificadas por el Ministerio del Interior pueden ofrecer servicios de instalación de sistemas de videovigilancia).

Recabar el consentimiento del titular

Si las cámaras de seguridad se instalarán dentro del domicilio, la empresa de seguridad debe contar con el consentimiento del titular del mismo (o de la persona que resida actualmente en él).

Como estamos ante un uso considerado doméstico, el titular de la casa podrá decidir en qué zonas colocar las cámaras, con la excepción de los baños o servicios (incluso en tu casa no debes poner cámaras de seguridad en esta estancia), considerando el derecho a la privacidad que tienen las personas que conviven en la vivienda.

Lo habitual es que estas cámaras de uso doméstico solo se activen cuando la vivienda está vacía o durante la noche o solo lo hagan en caso de detectar movimiento o un salto de alarma.

Llevar el registro de actividades de tratamiento

Las empresas de seguridad deberán llevar el debido registro de actividades de tratamiento para cada cliente a quien presten sus servicios.

Hacer análisis de riesgos y adoptar medidas de seguridad

Como cualquier tratamiento de datos, la videovigilancia requiere la realización de análisis de riesgos para poder adoptar las medidas de seguridad más adecuadas para garantizar la privacidad y la protección de datos y minimizar el impacto negativo que podría tener un incidente de seguridad y una posible filtración de datos.

En ese sentido, las empresas de seguridad que ofrezcan servicios de videovigilancia deberán evaluar sus sistemas de videovigilancia y la seguridad de los mismos, así como de la infraestructura informática en la que se apoyan.

También se deben prever posibles brechas de seguridad e implantar medidas que impidan la filtración de imágenes y otros datos personales de los clientes de la empresa. Así mismo, se debe limitar el acceso a las grabaciones solo al personal autorizado para su supervisión en los casos que sea necesario.

Ubicación de las cámaras y cártel informativo

Cuando las cámaras de vigilancia se ubiquen en el exterior de la casa o edificio, la empresa debe asegurarse de que estas no enfocan ni captan la vía pública ni otras viviendas o terrenos privados colindantes.

Así mismo, en los casos en que sea necesario, se facilitará a los clientes el cartel de zona videovigilada, para que sea instalado en el acceso o accesos a la vivienda o la comunidad.

normativa cámaras de vigilancia particulares

Plazo de conservación

Cómo ya hemos adelantado, el tiempo de conservación de las imágenes captadas por cámaras de seguridad es de un mes desde su grabación.

Este plazo solo podrá ampliarse en caso de que las grabaciones hayan sido requeridas por la policía o el juzgado, en el curso de una investigación, o cuando se solicite el derecho de acceso.

Cláusulas de confidencialidad

Dado que las imágenes captadas por cámaras de videovigilancia son datos personales y pueden suponer una invasión de la privacidad (especialmente cuando hablamos de cámaras de vigilancia para viviendas particulares), los empleados de la empresa de seguridad deberán firmar una cláusula de confidencialidad con la que se comprometen a no difundir las grabaciones, o cualquier otra información personal, a la que tengan acceso en el desarrollo de su actividad.

Delegado de Protección de Datos

Las empresas de seguridad privada están obligadas a designar un Delegado de Protección de Datos (es una de las actividades contempladas en el artículo 34 de la LOPDGDD).

El DPO podrá ser un empleado de la empresa con experiencia y conocimientos en protección de datos y Derecho, o contratado a través de un servicio externo, como puede ser una consultoría de protección de datos.

Contrata un Delegado de Protección de Datos

¿A qué sanciones se exponen los particulares que incumplan las normativas españolas?

Incumplir la normativa de cámaras de vigilancia puede suponer para los particulares la imposición de multas por parte de la AEPD.

Tanto para particulares como para empresas de seguridad, estas multas pueden llegar a hasta los 20 millones de euros en los casos más graves, aunque es cierto que en el caso de los particulares, la multa por poner cámara de vigilancia contraviniendo la normativa se sitúa en la horquilla de los 40.000 euros.

A estas sanciones podrían sumarse posibles indemnizaciones por vulnerar el derecho a la intimidad.

En definitiva, puede que como particular tengas menos obligaciones que cumplir en materia de protección de datos al instalar cámaras de videovigilancia, pero tendrás que considerar algunas de ellas cuando tus cámaras puedan grabar el exterior, además de asegurarte de que la empresa de seguridad contratada sí cumple con la normativa.

¿Necesitas un presupuesto? Escríbenos o llámanos al 914 896 419

He leído y acepto la política de privacidad.