Conoce Atico34 - Solicita presupuesto
Videovigilancia

¿Las cámaras en el trabajo son legales?

Las cámaras en el trabajo son legales cuando su finalidad es mantener la seguridad de personas y bienes, así como el control, por parte del empresario, del cumplimiento de las obligaciones laborales de los trabajadores, y cuando la instalación y uso de las cámaras cumple con los requisitos y límites establecidos en la normativa de videovigilancia en el ámbito laboral.

A lo largo del siguiente artículo detallaremos diferentes dudas y aspectos relativos a la videovigilancia en el trabajo.

¿Qué dice la normativa en relación a la vigilancia en el trabajo?

La normativa sobre videovigilancia aplicada en el centro de trabajo la encontramos en el RGPD y la LOPDGDD especialmente al artículo 89 de esta última, que regula el uso de dispositivos de videovigilancia y de grabación de sonidos en el trabajo, y al Estatuto de los Trabajadores, así como al artículo 18.1 de la Constitución Española.

Estas normas regulan el uso de cámaras de seguridad en el trabajo con dos finalidades diferentes, pero que pueden darse al mismo tiempo: la seguridad de personas, bienes e inmuebles, y el control del cumplimiento de las obligaciones laborales de los trabajadores.

La finalidad de seguridad queda amparada en el interés legítimo del empresario para proteger la seguridad de sus bienes e inmuebles, así como de sus trabajadores.

La finalidad de control del cumplimiento de las obligaciones laborales de los trabajadores, está recogida en el artículo 20.3 del Estatuto de los Trabajadores, que reconoce el derecho del empresario a emplear medidas de control de la actividad laboral. En ese sentido, las cámaras de videovigilancia pueden emplearse con tal fin, siempre y cuando no supongan una vulneración del derecho fundamental al honor, la intimidad y la propia imagen.

Esto se traduce en cumplir con diferentes obligaciones y requisitos que veremos en los siguientes puntos y que determinan la licitud o no de las cámaras en el trabajo.

¿La inspección del trabajo se puede realizar mediante cámaras de vigilancia?

Sí, las cámaras de vigilancia se pueden usar para realizar la inspección del trabajo y control de la actividad laboral por parte del empleador (tanto en la empresa privada como en entidades públicas).

Cómo decíamos, está amparado en el artículo 20.3 del Estatuto de los Trabajadores:

El empresario podrá adoptar las medidas que estime más oportunas de vigilancia y control para verificar el cumplimiento por el trabajador de sus obligaciones y deberes laborales […].

Además, la instalación de estos sistemas de videovigilancia en el trabajo  no requieren del consentimiento de los trabajadores, pero sí que deben ser informados de ello (cómo explicaremos más adelante). Por lo tanto, el uso de cámaras ocultas quedan completamente prohibidas en el ámbito laboral.

Una empresa solo puede instalar cámaras ocultas de manera puntual y limitada en el tiempo, cuando tenga sospechas claras y fundadas de que un empleado está cometiendo un acto ilícito, sea este de carácter penal, laboral o administrativo, para recabar las correspondientes pruebas. Pero en ningún caso, la cámara oculta puede grabar de manera continuada en el tiempo.

tarifas proteccion datos

¿En qué espacios del lugar de trabajo se pueden poner cámaras?

Se pueden poner cámaras en el trabajo en todas aquellas zonas en las que no se presuma intimidad, es decir, espacios en los que se desarrolle la actividad laboral dentro del centro de trabajo, zonas de acceso (para controlar las entradas y salidas), zonas de aparcamiento privado de la organización, etc.

No pueden instalarse cámaras de vigilancia en las siguientes zonas:

  • Zonas de descanso.
  • Comedores.
  • Vestuarios.
  • Aseos.
  • Vía pública (salvo la franja indispensable en los accesos, y por razones justificadas de seguridad si la cámara enfoca una porción más grande de la calle).

En caso de que las cámaras estén instaladas en alguno de estos lugares, la AEPD es la principal autoridad de control donde denunciar cámaras de videovigilancia que no cumplan con la normativa. Si se demuestra la instalación indebida y la vulneración de la normativa de protección de datos, la empresa puede recibir algunas de las sanciones por cámaras de videovigilancia contempladas en la ley, además de tener que retirar las cámaras.

¿Qué requisitos legales deben cumplir las cámaras de vigilancia de un lugar de trabajo?

Para considerar lícito el uso de cámaras de vigilancia en el trabajo, estas deben cumplir con los siguientes requisitos:

  • Se debe informar a los empleados de la presencia de las cámaras de videovigilancia, mediante el correspondiente cartel de zona videovigilada. Este cartel debe estar tanto en los accesos como en el interior del centro de trabajo.
  • Se informará a la plantilla y a su representación legal de la finalidad de las cámaras; seguridad (por ejemplo, se pueden usar las cámaras en el trabajo para prevenir el acoso laboral) y vigilancia y control del cumplimiento de las obligaciones laborales.
  • Se debe respetar la intimidad de los empleados, por lo que cámaras no se instalarán en zonas en las que se presuma intimidad, salvo que concurra una causa de seguridad que lo justifique.
  • El uso de cámaras debe cumplir con los principios de idoneidad, necesidad y proporcionalidad, lo que en la práctica se traduce en que si hay métodos menos invasivos para realizar el control y vigilancia de las obligaciones laborales, deberá optarse por ellos frente a las cámaras.
  • Las cámaras no pueden grabar conversaciones.
  • Se debe facilitar a los trabajadores la información respectiva a cómo y dónde pueden ejercer sus derechos de acceso, rectificación y supresión de datos.
  • Las imágenes captadas por los sistemas de videovigilancia solo se conservarán durante un mes.
  • El acceso a las imágenes de las cámaras de videovigilancia será limitado y restringido al personal autorizado (en nuestro artículo sobre quién puede ver las grabaciones de cámaras de seguridad en el trabajo detallamos qué personas pueden acceder a ellas).

Cabe señalar que la policía puede solicitar grabaciones de cámaras de seguridad, cuando se ha presentado una denuncia sobre un hecho delictivo filmado por las cámaras, en cuyo caso, el responsable del tratamiento (la empresa) debe facilitar dichas imágenes.

¿Y qué pasa si te ven las cámaras robando en el centro de trabajo o desatendiendo tus obligaciones laborales (por ejemplo, al ausentarte un largo período de tiempo de tu puesto de trabajo sin justificación)?

Si las cámaras de videovigilancia en el trabajo cumplen con los requisitos señalados, las imágenes grabadas por las mismas pueden usarse para justificar un despido por motivos disciplinarios o por infracción de la buena fe contractual, como puede ser un robo o el acoso a un compañero.

En definitiva, para que la videovigilancia en el trabajo se considere legal y lícita, es necesario cumplir con los requisitos vistos en este artículo, especialmente con el deber de informar de la presencia de las cámaras y su finalidad, y no colocar las cámaras en aquellas zonas donde se presuma intimidad.

¿Necesitas un presupuesto? Escríbenos o llámanos al 914 896 419

He leído y acepto la política de privacidad.