Conoce Atico34 - Solicita presupuesto
Videovigilancia

¿Me pueden denunciar por hurto con las grabaciones de una cámara de seguridad?

Las cámaras de seguridad se han convertido en un elemento más de nuestras ciudades, tanto las que vigilan la vía pública como las de particulares para vigilar comercios, viviendas, zonas comunes de urbanizaciones, parkings, etc. Aunque su principal función es la disuasión, las imágenes que captan pueden emplearse como pruebas documentales en los tribunales, pero ¿siempre son válidas? En este artículo veremos hasta qué punto nos pueden denunciar por hurto con las grabaciones de una cámara de seguridad.

¿Qué pasa si te graban las cámaras de seguridad robando?

El avance tecnológico en las cámaras de seguridad, el abaratamiento de sus costes de instalación y mantenimiento y la necesidad de proteger la propiedad privada y los bienes de comercios y empresas, han llevado a que cada vez veamos en más sitios instalar estas cámaras o zonas de videovigilancia.

Evidentemente, todos sabemos que robar está mal, pero si alguna vez tropezamos en esta particular piedra, nos vamos a preguntar ¿qué pasa si te graban las cámaras robando? Lo cierto es que dependiendo de dónde ocurra y de si la instalación de las cámaras de seguridad cumple con la normativa de protección de datos, las consecuencias pueden ser diferentes.

En un comercio

Los comercios son el sitio más habitual donde vamos a encontrarnos cámaras de seguridad y donde estas pueden captar a alguien cometiendo algún delito de hurto o robo, que de acuerdo al Código Penal no son lo mismo, el primero es una sustracción sin violencia y el segundo implica el uso de violencia, fuerza o intimidación.

Por lo tanto, ¿qué pasa si te ven las cámaras robando en un comercio? Si el circuito CCTV está supervisado por vigilantes de seguridad, lo más seguro es que te pidan que les acompañes a una sala privada. Aquí, en función de lo que hayas robado y su valor económico, podrán dejarte ir con una advertencia o te denunciarán a la policía.

En caso de denuncia, puedes enfrentarte a penas de multa o prisión, cuya cuantía o duración dependerán del valor de lo robado; por debajo de 400 euros, solo recibirás una multa.

Ahora, para que el comercio pueda usar las imágenes de sus cámaras de seguridad como prueba, debe haber informado de su presencia a través de un cartel de videovigilancia colocado de forma visible en la entrada del establecimiento. En dicho cartel debe figurar toda la información referente a la identidad del responsable del tratamiento, así como dónde y cómo se pueden ejercer los derechos de acceso, supresión, limitación y oposición.

En el trabajo

¿Qué ocurre si me han grabado robando en el trabajo? Porque estos dispositivos también están muy presentes en oficinas, naves industriales, fábricas y cualquier otro tipo de centro de trabajo, en parte para evitar este tipo de acciones, en parte para garantizar la seguridad de los empleados y en parte para comprobar que los empleados están realmente en sus puestos de trabajo.

Si las cámaras del trabajo te captan robando, la empresa o bien te advertirá y llegará contigo a un acuerdo, o bien te denunciará por el robo, aparte de, muy seguramente, despedirte.

Pero, como ocurre con los comercios, si hay cámaras instaladas en el centro de trabajo, estás deben estar claramente identificadas y los trabajadores informados sobre ellas, aunque actualmente me pueden grabar en el trabajo sin mi consentimiento, siempre que se cumpla el principio de proporcionalidad y no exista otra alternativa para conseguir el fin que logra la presencia de las cámaras.

En la vía pública

Las cámaras de seguridad en la vía pública necesitan de la autorización de la Comunidad Autónoma para poder ser instaladas. Los motivos de su instalación están justificados y legitimados por la protección de la seguridad y el orden público, pero eso no quiere decir que cualquier persona pueda solicitar las grabaciones de cámaras de seguridad en España cuando están en la calle.

En principio, solo jueces y policía pueden solicitar las grabaciones de cámaras de seguridad en la vía pública, si hay una denuncia o proceso de investigación abierto, que requiera la supervisión de dichas grabaciones para buscar pruebas.

Por lo tanto, si de haber cometido un hurto en la vía pública, se ha sido captado por las cámaras de seguridad y habiendo una denuncia de por medio, la policía es quien puede acceder a las grabaciones de esas cámaras de seguridad. La víctima del hurto puede solicitar las grabaciones de las cámaras de seguridad también, pero por su cuenta no podría pedir tu identificación en esas imágenes, menos aún si no ha presentado una denuncia.

Como los dos casos anteriores, las zonas videovigiladas también deben estar claramente identificadas mediante los correspondientes carteles, que deben informar sobre el responsable del tratamiento y dónde y cómo ejercer nuestros derechos.

¿Quién puede solicitar las grabaciones de una zona de videovigilancia?

Como ya hemos visto, las grabaciones de una zona de videovigilancia las puede solicitar el interesado, es decir, la persona cuya imagen ha sido captada por las cámaras, para poder ejercer sus derechos, pero sin poder utilizar esas imágenes para identificar a terceros, salvo que haya abierto un proceso de denuncia, en cuyo caso, será ya la policía la encargada de identificar al sospechoso.

Quién puede ver las grabaciones de una zona de videovigilancia

Esta respuesta también se aplica a quién puede ver las grabaciones de las cámaras de seguridad, que, además, pueden ser supervisadas por el personal de seguridad, que deberá mantener siempre la confidencialidad de las imágenes.

Un juzgado, en un proceso de investigación también puede solicitar las grabaciones de las cámaras de seguridad de una zona, establecimiento, oficina, etc., si hay indicios de que las imágenes puedan servir como prueba para esclarecer los hechos o identificar a los perpetradores de un delito.

Pongamos como ejemplo que he sufrido un robo al sacar dinero de un cajero en la zona interior de la entrada del banco. ¿Cómo puedo pedir las grabaciones del cajero? Tendré que localizar el cartel informativo de la cámara y dirigir mi petición a la dirección de contacto que aparezca en el cartel. Aparte de poner la correspondiente denuncia, para que el vídeo o las imágenes de las cámaras de seguridad del cajero no sean destruidos pasado el tiempo máximo de conservación.

¿Siempre son válidas las grabaciones como prueba en casos de hurto?

La respuesta es que no siempre son válidas las grabaciones de las cámaras de seguridad como pruebas de un hurto. Para que sean admitidas en un procedimiento judicial, deben cumplir con los siguientes requisitos:

  • Su instalación debe cumplir con la normativa de protección de datos (RGPD y LOPDGDD) y lo dispuesto en la Ley Orgánica 4/1997.
  • En las grabaciones debe figurar una marca de agua o sello digital que garantice la autenticidad de las imágenes, es decir, que no han sido manipuladas o trucadas.
  • Las grabaciones deben cumplir con la cadena de custodia, por lo que es esencial que se faciliten a la policía lo antes posible.
  • Para poder dictar una sentencia condenatoria basada en las imágenes de las cámaras de seguridad, el juez o tribunal tiene que, efectivamente, visionar las imágenes, sin valer la declaración de un testigo o policía que haya supervisado la grabación.

Es decir, me pueden denunciar por robo con las grabaciones de una cámara de seguridad, pero para que esas imágenes constituyan una prueba efectiva, han de cumplir los requisitos anteriormente citados.

¿Cuándo no son válidas las grabaciones de las cámaras de seguridad?

En el caso de que no se cumplan los requisitos anteriores, las grabaciones de las cámaras de seguridad no serán válidas.

También se considerará la nulidad de las grabaciones como prueba cuando no se haya informado debidamente de la colocación de las cámaras de seguridad (sea en un comercio, en el trabajo, en zonas comunes de la urbanización, etc.). Además, en el ámbito laboral, las cámaras no podrán instalarse en zonas de descanso, vestuarios o baños. Tampoco valdrán si hay algún error o discrepancia en la hora y fecha de las imágenes respecto a cuando ocurrieron los hechos denunciados.

Como conclusión, siempre que las cámaras de seguridad cumplan con las leyes vigentes, sus grabaciones podrán ser usadas para denunciarte por hurto y usarse como prueba en un proceso judicial.

Finalmente, no dejes de leer el siguiente artículo, si quieres saber dónde denunciar cámaras de videovigilancia colocadas indebidamente o que infringen la Ley de Protección de Datos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.