Conoce Atico34 - Solicita presupuesto
Videovigilancia

¿Los ascensores tienen cámaras?

Seguro que en más de una ocasión habéis entrado en un ascensor preguntándoos si tendría una cámara instalada. En este artículo respondemos a esta habitual duda sobre si los ascensores tienen cámaras y si es legal que las tengan.

¿Todos los ascensores tienen cámara de seguridad?

No todos los ascensores tienen cámara de seguridad o, aun teniéndola instalada, esta no está operativa, es decir, no graba. Si bien es cierto que los modelos más actuales de ascensores suelen llevar equipada una o varias cámaras de seguridad (dentro y fuera de la cabina), esta no siempre está activa o solo funciona cuando hay una incidencia o problema con el ascensor y se activa al ponernos en contacto con el servicio de emergencia.

Ahora bien, las cámaras en ascensores son habituales centros comerciales, hospitales, edificios públicos, parkings y cualquier otro lugar público o privado de acceso público, en el que son un elemento más de la seguridad del sitio, formando parte del sistema de videovigilancia instalado en él, tanto como medida disuasoria como para poder actuar y, en su caso, obtener pruebas en caso de incidentes, actos vandálicos o comisión de delitos (recordemos que hay situaciones que permiten grabar en un centro comercial o cualquier otro espacio privado de acceso público, como es el mantenimiento de la seguridad de personas, bienes y la propiedad).

En comunidades de propietarios, la instalación de cámaras en ascensores, como ocurre con la cámara en el rellano, depende de la aprobación de la mayoría de los comuneros, cómo veremos en el siguiente punto.

¿Es legal poner cámaras en ascensores?

Puesto que la grabación de imágenes supone una intromisión en la privacidad (en determinados casos) y en el derecho a la propia imagen, preguntarse si instalar cámaras en ascensores es legal es una duda normal.

De acuerdo a la normativa de cámaras de seguridad, poner cámaras en ascensores es legal, siempre y cuando se cumplan los requisitos y obligaciones y se respeten los límites en materia de protección de datos y cámaras de videovigilancia.

Además, en el caso de los ascensores de las comunidades de propietarios, al tratarse de una zona común del inmueble, la instalación de las cámaras en el ascensor está permitida, siempre y cuando dicha instalación se haya aprobado por los tres quintos de los propietarios con derecho a voto o por mayoría simple (tal y como establece la Ley de Propiedad Horizontal).

Si no se cumple con este requisito, no se puede poner una cámara de seguridad en el ascensor de la comunidad de propietarios y hacerlo podría ser motivo de denuncia y multa por poner cámara de vigilancia indebida por parte de la AEPD (Agencia Española de Protección de Datos). Aquí incluimos cualquier tipo de cámara oculta, cuya instalación no hubiera sido autorizada por un juez.

Cabe señalar que la única finalidad que tendrán las cámaras en ascensores será la seguridad, es decir, que las grabaciones no podrán utilizarse para ninguna otra finalidad, como tampoco podrán difundirse ni, en el caso de las comunidades de propietarios, ser accedidas por los vecinos (sobre quién puede ver las grabaciones de cámaras de seguridad profundizaremos un poco más adelante).

¿Hay que cumplir la ley de protección de datos si se pone una cámara en el ascensor?

Sí, hay que cumplir la ley de protección de datos si se pone una cámara en el ascensor, puesto que, cómo ya adelantamos, se produce un tratamiento de datos personales, en este caso la captación de la imagen de las personas, un dato considerado personal por permitir la identificación de la persona.

Para cumplir con la ley de protección de datos, se debe:

  • Colocar el correspondiente cartel de zona videovigilada. Si la cámara solo graba la cabina del ascensor, este cartel deberá colocarse en las puertas del mismo o el interior, en una zona visible.
  • Disponer de impresos en los que se informe de la identidad del responsable del tratamiento (la comunidad de propietarios) y del encargado del tratamiento (será la empresa de seguridad que ha instalado las cámaras y las supervisa), de la finalidad del tratamiento, del plazo de conservación de las grabaciones y de las vías para ejercer los derechos en protección de datos (acceso, rectificación, supresión y oposición). Esta información también puede hacerse accesible vía página web, poniendo la dirección URL de la misma en el cartel de zona videovigilada.
  • Tener un registro de actividades de tratamiento.
  • En caso de brechas de seguridad, informar a la AEPD.
  • Limitar el acceso a las grabaciones solo al personal autorizado.
  • Suprimir las grabaciones pasados 30 días, solo podrán conservarse en caso de que sean necesarias como prueba y hayan sido requeridas por la policía o el juzgado.

Así mismo, cómo ya dijimos, las grabaciones no pueden ser difundidas o publicadas.

También es recomendable contratar la instalación de las cámaras con una empresa de seguridad homologada, que ofrece más garantías de cara a cumplir con la normativa de protección de datos. Esta empresa de seguridad será la encargada del tratamiento, por lo que será necesario suscribir con ella el correspondiente contrato de encargo de tratamiento.

No cumplir con estas obligaciones o hacerlo de manera inadecuada, por ejemplo, no custodiando de forma segura las grabaciones de las cámaras de seguridad, puede ser motivo de denuncia y sanción.

tarifas proteccion datos

¿Quién puede ver las grabaciones de las cámaras de los ascensores?

En principio, las grabaciones de las cámaras de los ascensores solo puede visionarlas el personal autorizado de la empresa de seguridad que se encargue de su supervisión o, en el caso de que las cámaras se monitoreen por la propiedad, la persona autorizada para ello (aunque en este segundo caso, hablamos de visionado en tiempo real).

En caso de incidente o delito, se pueden pedir las grabaciones de cámaras de seguridad en virtud del derecho de acceso, aunque se debe indicar el día, la fecha y la hora aproximada del incidente. Cualquier otro motivo que no esté relacionado con la seguridad, no sería suficiente ni legítimo para solicitar las grabaciones de las cámaras del ascensor.

Así mismo, en caso de incidente o delito, las grabaciones también podrá verlas la policía en el curso de una investigación.

¿Cómo saber si un ascensor tiene cámaras?

En el caso de las comunidades de propietarios, cómo saber si un ascensor tiene cámaras es muy sencillo; si la comunidad las ha instalado de manera legal, lo sabrás porque habrá un cartel de zona videovigilada que así lo indique. Además, la cámara estará en un lugar visible, ya que no pueden estar ocultas.

En otros lugares, como centros comerciales, edificios públicos o lugares privados de acceso público, las cámaras en ascensores son fácilmente localizables, porque, como decimos, suelen estar a la vista.

En definitiva, los ascensores tienen cámaras y es completamente legal, siempre que su instalación cumpla con la normativa de protección de datos y, en el caso de comunidades de vecinos, con la Ley de Propiedad Horizontal.

*Puede que te interese nuestro artículo sobre poner cámaras en casas alquiladas.

¿Necesitas un presupuesto? Escríbenos o llámanos al 914 896 419

He leído y acepto la política de privacidad.