Conoce Atico34 - Solicita presupuesto
Internet

Anonimato en internet ¿Qué es y cómo conseguirlo?

¿Se puede conseguir el anonimato en internet? En este artículo te explicamos cómo ser anónimo en internet.

¿Qué es el anonimato en internet?

El anonimato en internet es poder utilizar la Red y navegar por ella sin revelar tu identidad real.

Es decir, se trata de utilizar internet evitando crear una huella digital que pueda servir para rastrearnos y llegar hasta nosotros, lo que implica no solo ocultar nuestra identidad digital y real, sino cualquier dato personal que pueda conducir a esta última (como puede ser, por ejemplo, la dirección IP, nuestros hábitos de navegación, nuestras opiniones, una imagen en la que aparezcamos, etc.).

Cabe señalar que no debemos confundir el anonimato en internet con la privacidad digital; esta segunda implica mantener oculta información privada y personal que no queremos que se conozca, pero no supone ocultar la identidad, aunque sí es cierto que el anonimato nos ayuda a mantener la privacidad de los datos.

El anonimato en internet significa poder ocultar nuestra identidad real mientras navegamos.

¿Por qué es importante el anonimato en línea?

El anonimato en línea es importante porque ayuda a proteger nuestra privacidad en internet.

Muchos de los riesgos y problemas de privacidad en internet que sufrimos están relacionados, precisamente, con la pérdida de privacidad que sufrimos en el mundo digital, ya sea a causa de nosotros mismos, porque nos exponemos en exceso al usar internet (por ejemplo, al publicar diariamente en las redes sociales qué hacemos y dónde hemos estado), o a causa de terceros, que se hacen con nuestros datos e información personal y la usan en nuestra contra (por ejemplo, para llevar a cabo ataques de phishing).

El anonimato en internet también es importante para aquellos que necesitan proteger su identidad real ante posibles persecuciones, ataques físicos o incluso encarcelamientos; nos referimos a activistas cuya libertad o vida podría correr peligro de conocerse su auténtica identidad.

Sin embargo, no podemos dejar de señalar que aunque para muchos debería existir un derecho al anonimato en internet, lo cierto es que ese mismo anonimato (o supuesto anonimato) se emplea por ciertos actores para llevar a cabo acciones ilícitas o conductas cuestionables en línea (acoso, insultos, doxxing, ciertos ciberataques, etc.). Porque muchas personas se ocultan detrás del anonimato en internet para hacer daño a otras o cometer ciberdelitos, se intentan poner límites a este anonimato por parte de gobiernos y autoridades.

tarifas proteccion datos

¿Cómo mantener el anonimato en internet?

Conseguir y mantener el anonimato en internet requiere de poner en práctica diferentes medidas con las que podremos alcanzar diferentes grados de anonimización al navegar; llevadas a la práctica en conjunto, pueden conseguir que sea muy difícil rastrear nuestros datos hasta dar con nuestra identidad real.

Navegar en modo privado

Uno de los primeros pasos para alcanzar el anonimato en internet es recurrir a la navegación privada, es decir, activar el modo privado o incógnito del navegador. Con esto, aunque no seremos anónimos de cara a nuestro ISP (proveedor de internet) y el propio navegador, sí que limitaremos en gran medida los datos que pueden recabar las páginas web sobre nosotros, ya que las cookies se eliminarán cada vez que cerremos el navegador.

Sin embargo, los mejores resultados de cara al anonimato en línea al usar navegación privada se lograrán usando un navegador privado, de los que hablaremos más adelante.

Usar VPN

Usar una VPN ocultará nuestra actividad tanto del navegador como del ISP. La VPN no solo oculta nuestra dirección IP real, sino que también cifra todo nuestro tráfico de red, de manera que se vuelve muy difícil poder seguir nuestros pasos y limitamos la creación de una huella digital que pueda seguirse hasta nuestra identidad real.

Ahora bien, para lograr la mayor privacidad a la hora de usar internet conectándonos a través de una VPN, será necesario recurrir a una VPN de pago, que cuente con una política sin registros de actividad y sea realmente confiable. Ten en cuenta que hay ciertas garantías de privacidad y anonimato que no podrás tener con una VPN de pago.

Al usar una VPN podrás incluso olvidarte de los riesgos que supone acceder a páginas web sin certificado, ya que tus datos estarán cifrados y protegidos.

Utilizar navegadores privados

Utilizar navegadores privados para acceder a internet es la mejor opción para poder mantener el anonimato mientras navegamos, ya que por defecto, la mayoría de estos navegadores bloquean rastreadores y protegen nuestra privacidad (tal y como explicamos en nuestro artículo sobre la privacidad en DuckDuckGo, uno de los navegadores privados más conocidos).

Al usar navegador privado evitaremos en gran medida los peligros de las cookies; son estos archivos los que más problemas y riesgos entrañan para nuestro anonimato en la Red. Así mismo, tampoco se recopilará nuestro historial de navegación ni nuestros hábitos al navegar.

Ocultar la dirección IP

Para mantener el anonimato en internet es necesario ocultar nuestra dirección IP; esto podemos hacerlo usando la ya mencionada VPN, o usando un servidor proxy, que redirigirá la conexión a través de un servidor diferente, haciendo que rastrear nuestra IP sea más complicado.

O podemos usar TOR, el navegador privado con el que navegar de forma anónima siempre. Aunque debes tener en cuenta que TOR es algo más lento que otros navegadores.

Usar correos electrónicos desechables

Para poder suscribirte a servicios online o páginas web, necesitas una dirección de correo electrónico, si no quieres usar tu dirección real o tener una dirección de email, siempre puedes recurrir a cuentas de correo electrónico desechables. Para ello puedes recurrir a uno de estos dos métodos:

  • Crear una cuenta con nombre de usuario y datos falsos y eliminarla pasado un tiempo o cuando ya no la necesites.
  • Crear una cuenta en un servicio de correo electrónico descartable. En estas plataformas podrás crear una dirección de reenvío temporal, que pasado un tiempo se eliminará de forma automática.

Tanto una como otra solución servirán para ocultar tu dirección de email principal (si tienes una) y evitar el spam en ella.

Utilizar TAILS

TAILS es un sistema operativo en vivo; se trata de un sistema operativo que puedes cargar en una memoria USB y conectarlo a un ordenador para usarlo en lugar de Windows, por ejemplo.

Al usar TAILS, TOR se carga de forma automática y todo lo que hagas en el ordenador  no dejará rastro (esto incluye el uso de aplicaciones, archivos, envío de correos, etc.). Cuando desconectes el USB, será como si nunca hubieras usado ese ordenador.

¿Se puede mantener el anonimato en redes sociales?

Mantener el anonimato en redes sociales es posible, pero complicado. Es decir, puedes seguir usando las redes sociales poniendo en práctica todas las medidas que hemos descrito en el artículo, pero deberás usar un nombre falso y limitar mucho lo que publicas en ellas, para evitar dar pistas sobre tu identidad.

Además de no deberías contactar con amigos, familiares y conocidos, para evitar que esos contactos puedan indicar quién eres en realidad.

Mantener anónimo un perfil en redes sociales requiere de no compartir ningún tipo de contenido personal que pueda llevar a tu identificación.