¡Pide presupuesto en 2 min! ✓
CiberseguridadInternet

Navegación privada ¿Qué es, para qué sirve?

6 Mins read

Quienes navegan habitualmente por Internet es probable que ya estén familiarizados con la navegación privada, o también llamado modo incógnito, de su navegador, pero si no es tu caso, en este artículo vamos a explicar en qué consiste este modo de navegación privada, para qué sirve y cómo activarlo en los principales navegadores.

¿Qué es la navegación privada?

La navegación privada es un modo de navegación que tenemos disponible en prácticamente todos los navegadores y que permite navegar por Internet sin que se almacene información sobre los sitios que visitamos mientras este modo privado está activo.

La navegación privada es como una sesión temporal que borra toda una serie de información del navegador cuando salimos de él.

Así, al navegar en modo privado no se guardan en el equipo ni en el navegador las páginas web que hemos visitado, el historial de navegación, la caché web, cuentas de usuario y contraseñas, información de formularios, cookies y cualquier otro archivo temporal que se genere mientras navegamos.

¿Para qué sirve la navegación privada?

Este modo permite una navegación más segura y privada cuando está activo, de manera que, aparte de no guardar ni almacenar ninguno de los elementos que hemos mencionado en el punto anterior, y asegurar parte de nuestra privacidad en Internet, también tiene otros usos que pueden resultar interesantes.

Algunas ventajas de navegar en modo privado

A la hora de comprar por Internet, si lo hacemos desde una ventana de navegación privada, podremos evitar que se almacenen los datos de nuestra tarjeta o nuestros datos personales, al introducirlos en los diferentes formularios. Esto también se aplica a la realización de trámites con la administración.

Si tenemos que entrar en alguna de nuestras cuentas de correo o redes sociales o de algún sitio web al que estemos suscritos, desde el ordenador de otra persona, hacerlo usando la navegación privada nos asegura que no dejaremos rastro de los sitios que hemos visitado o datos que hemos introducido en el historial de navegación del equipo.

En ese sentido, permite además acceder a nuestras cuentas de usuario sin tener que cerrar las de la persona cuyo ordenador estemos usando, ya que con el modo incógnito podemos mantener una cuenta abierta en el navegador normal y otra en el modo de navegación privada.

Si necesitamos obtener resultados en los motores de búsqueda que no se vean influenciados por nuestro historial de navegación, preferencias y resto de información que los navegadores recopilan sobre nosotros, recurrir a la navegación privada es la mejor solución, puesto que la búsqueda aquí nos ofrecerá un resultado «más limpio». Especialmente recomendado para quienes se dedican al marketing digital y necesitan comprobar el posicionamiento de determinados términos.

Ayuda a que podemos ejercer nuestro derecho a la privacidad, puesto que al navegar de manera privada, dejamos una huella digital menor (si bien, y como veremos más adelante, no inexistente) y, por ejemplo, recibiremos menos anuncios personalizados basándose en nuestras búsquedas o productos o servicios o sitios web visitados con anterioridad.

Otra de sus ventajas es que facilita mantener nuestra privacidad en equipos compartidos, puesto que no se guarda el historial de navegación, ni aparecerán sugerencias de sitios en la barra de direcciones o en anuncios personalizados (es mucho más cómodo y rápido que estar borrando el historial de navegación).

Finalmente, activar y desactivar la navegación privada es muy sencillo y rápido, así que es una forma cómoda y fácil de mejorar nuestra privacidad al navegar.

¿Qué no hace la navegación privada?

Es importante, a la hora de hablar de la navegación privada, señalar qué no hace este modo incógnito cuando lo usamos, es decir, sus límites.

Para empezar, aunque algunos navegadores cuentan con protección contra el rastreo en la navegación privada, esta nunca está garantizada al 100%, especialmente si existe algún bug o vulnerabilidad en el software de nuestro equipo.

Tampoco inhabilita el código de seguimiento de Google Analytics en nuestro sitio web.

Además, el modo de navegación privada tampoco puede garantizar el anonimato, puesto que en ningún momento se oculta la IP de nuestro equipo y nuestro ISP (proveedor de servicios de Internet) podrá seguir viendo en todo momento por qué sitios navegamos. Para esto se necesitan emplear otras herramientas, como usar TOR o recurrir a VPN o un DNS privado.

También hay que tener en cuenta que aunque recurramos a la navegación privada, los archivos privados y los marcadores sí quedan registrados, por lo que estos deben borrarse manualmente, si no queremos que otras personas que tengan acceso al ordenador los vean.

Así mismo, tampoco protege contra spyware o keyloggers ni contra rastreadores que empleen técnicas avanzadas de seguimiento. Y si el ordenador pertenece a una red empresarial o un centro educativo, por ejemplo, es muy posible que la actividad de navegación pueda seguir viéndose en estas redes.

Finalmente, conviene señalar que aunque exige un poco de conocimiento, es posible acceder al historial de navegación privada de algunos navegadores desde el símbolo del sistema o empleando algunas extensiones.

Y un último apunte, repasar la política de privacidad web de una página o sitio online os valdrá para saber qué datos se recogen de vosotros y cuáles podéis evitar que sean recopilados al activar la navegación privada.

¿Cómo activar y desactivar el modo privado en los distintos navegadores?

Ahora que ya sabes qué es la navegación privada, qué hace y qué límites tiene, es hora de ver cómo podemos activarla en los principales navegadores.

Navegación privada con Safari

Si tienes un macOS, navegarás seguramente con Safari; para activar la navegación privada solo tienes que pulsar en el icono de la rueda dentada cuando tengas abierto el navegador, buscar «Navegación privada» en el menú desplegable y pulsar ahí.

También puedes pulsar la combinación de teclas Control + Mayúsculas + p para activarla directamente (con el navegador abierto).

Navegación privada en Google Chrome

Si tu navegador habitual es Chrome, activarás este modo privado pulsando en los tres puntos verticales y seleccionando «Nueva ventana de incógnito» en el menú.

O puedes pulsar, con el navegador abierto, la combinación de teclas Control + Mayúsculas + n para activarla.

Navegación privada en Google Chrome

Navegación privada en Google Chrome

Navegación privada en Firefox

Para quienes usan Firefox, la opción de activar la navegación privada la encontrarán al abrir el navegador y pulsar en las tres líneas horizontales. En el menú desplegable solo hay que pulsar en «Nueva ventana privada».

También se activa con el atajo Control + Mayúsculas + p.

Navegación privada en Firefox

Navegación privada en Firefox

Navegación privada en Opera browser

Al igual que en los otros navegadores, para activar la navegación privada en Opera, tendremos que abrir el navegador y pulsar en el icono rojo en la esquina superior izquierda, desplegando el menú de opciones. Después solo tenemos que pulsar en «Nueva ventana privada».

O pulsar la combinación de teclas Control + Mayúsculas + n.

Navegación privada en Opera

Navegación privada en Opera

Navegación privada I. Explorer y Edge

Si todavía utilizáis Internet Explorer, una vez tengáis abierto el navegador, deberéis pulsar en el icono de la rueda dentada, pasar el ratón sobre «Seguridad» y después pulsar en «Exploración de InPrivate» para activar la navegación privada.

O pulsar la combinación de teclas Control + Mayúsculas + p.

Navegación privada Explorer

Navegación privada Explorer

Y si os habéis actualizado y usáis Edge, en el navegador abierto tendréis que pulsar en los tres puntos horizontales y en el menú desplegable, pulsar en «Nueva ventana inPrivate».

O recurrir a la combinación de teclas Control + Mayúsculas + n.

Navegación privada Edge

Navegación privada Edge

Para salir del modo de navegación privada solo tenéis que cerrar la ventana privada o de incógnito y volver a usar el navegador normal.

¿Cuál es el mejor navegador para navegar manteniendo la privacidad?

En general, todos los navegadores que hemos visto más arriba cumplen con las mismas funciones a la hora de usar la navegación privada, pero si tuviéramos que decantarnos por uno, este sería Opera, puesto que no solo cuenta con la navegación privada, sino que también incorpora las opciones de activar una VPN y de bloquear el seguimiento y los anuncios, dos formas que mejoran notablemente nuestra privacidad.

Navegación privada vs. navegación anónima

Finalmente, vamos a ver las diferencias entre la navegación privada y la navegación anónima, ya que como adelantamos más arriba, navegar en modo incógnito no garantiza el anonimato en Internet.

Al navegar de forma privada, la IP de nuestro equipo se sigue registrando, de manera que nuestro ISP sabrá perfectamente por dónde nos hemos estado moviendo. Al navegar de forma anónima usando, por ejemplo una VPN, este seguimiento de nuestra IP en principio no es posible.

Aunque la navegación privada evita que se registre información sobre nuestra sesión en Internet, no evita siempre que ciertos plugins o extensiones guarden datos sobre nuestra navegación.

Y lo mismo ocurre si hay presencia de spyware o keyloggers, la navegación privada no nos protegerá ante estos y podrán almacenar información sobre nosotros.

En definitiva, la navegación privada no ocultará en ningún caso nuestra dirección IP.

Helena Ramírez

About author
Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Redactora de contenidos informativos, jurídicos y empresariales, Internet, nuevas tecnologías, entorno digital, ciberseguridad y protección de datos.
Articles
Related posts
Ciberseguridad

¿Cómo funciona el sistema de seguridad Endpoint?

6 Mins read
Con cada vez más dispositivos conectados a la red de la empresa, algunos de los cuales conectándose en remoto, hablar de seguridad…
CiberseguridadEmpresa

Hacking ético: Concepto y marco legal

5 Mins read
Normalmente cuando se habla de hackers o piratas informáticos uno piensa de manera casi automática en cibercriminales cuyo objetivo es penetrar en…
Ciberseguridad

Cryptojacking ¿Cómo proteger nuestro PC de la minería de criptomonedas?

6 Mins read
El cryptojacking es una ciberamenaza en auge y un tipo de ataque del que la mayoría de los usuarios no son conscientes…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.