¡Pide presupuesto en 2 min! ✓
CiberseguridadTeletrabajo

¿Qué es una VPN, para qué sirve?

Las VPN no son algo nuevo, pero la necesidad de recurrir al teletrabajo en muchas empresas durante los meses de confinamiento por la pandemia de Covid-19, ha hecho que cobren mucha más importancia y que surjan dudas respecto a cuáles son mejores o más adecuadas para usar en una oficina que tiene trabajadores a distancia.

En esta entrada explicaremos qué es una VPN, para qué sirve, las ventajas de su uso para nuestra privacidad, la privacidad de las empresas y os dejaremos un listado con las mejores VPN gratuitas y de pago.

¿Qué es una VPN?

Empecemos por lo esencial, el significado de VPN; estas siglas se corresponden a Virtual Private Network, que podemos traducir por «red privada virtual».

Por lo tanto, una VPN es una red privada virtual con la que podemos crear una red interna sin necesidad de que sus integrantes estén físicamente conectados entre sí (como sí ocurre con nuestra red local, por ejemplo, al router de casa podemos tener conectados más de un ordenador y una impresora entre los que podemos compartir archivos). En el caso de la VPN la conexión es a través de Internet y puede serlo con cualquier parte del mundo.

Existen diferentes tipos de conexiones VPN:

  • Conexión de acceso remoto
  • Conexión VPN router a router
  • Conexión VPN firewall a firewall
  • VPN en entornos móviles

Así como diferentes tipos de VPN, siendo las más habituales:

  • VPN de acceso remoto: En este tipo el usuario se contacta a un servidor remoto, a través del cual se conecta a la red privada. La mayoría de VPN comerciales funcionan así. Son fáciles de conectar y configurar, y son las más usadas entre usuarios particulares.
  • VPN de sitio a sitio: Este tipo de red privada permite conectar entre sí intranets privadas, lo que resulta útil a empresas con redes locales en diferentes delegaciones o con más de una intranet, que necesitan conectarse entre sí, para que sus usuarios puedan acceder a diferentes recursos, pero sin acceder de una intranet a la otra.
  • VPN de cliente a proveedor: A través de este tipo de VPN, el usuario se conecta a Internet a través del proveedor de VPN (y no de su ISP), de esta forma se prescinde del túnel de cifrado y los datos se encriptan automáticamente. Se usa habitualmente por proveedores de Wi-Fi públicas no seguras.

¿Para qué sirven las conexiones VPN?

Lo cierto es que las conexiones VPN se utilizan para diferentes fines en el entorno online, quizás el más habitual sea dentro de los entornos corporativos, debido a la necesidad de las empresas de mantener seguros la gran cantidad de datos e información que pueden manejar. A continuación vamos a ver los principales usos de las VPN.

En el teletrabajo

Donde más se usan las conexiones VPN es en el teletrabajo, puesto que permite que los trabajadores de una compañía puedan conectarse de forma remota a la red privada de la empresa. También facilita la interconectividad entre diferentes sucursales de la compañía que necesiten acceder a una única red privada.

Además, permite una conexión segura, puesto que el acceso está protegido, la conexión cifrada y los trabajadores tienen el mismo acceso que si estuvieran sentados delante del equipo en su oficina.

Las empresas con trabajadores a distancia ganan en protección al usar una VPN para que estos se conecten a la intranet de la compañía.

Para evitar censura y bloqueos

No es ningún secreto que en Internet existen bloqueos geográficos que nos impiden acceder a determinados sitios y contenidos de otros países. Al cambiar a una VPN podemos saltarnos estos bloqueos, puesto que si el servidor VPN está en otro país, el servidor web creerá que estamos navegando desde ese país.

Por ejemplo, si un vídeo subido a YouTube en EE. UU. está bloqueado en nuestra región y nos conectamos a través un servidor VPN que esté en EE. UU., podremos ver el vídeo en cuestión.

Esto mismo lo podemos aplicar para poder acceder a contenidos y sitios censurados en nuestro país. Por ejemplo, en China no se puede acceder a Facebook, pero si un ciudadano chino se conecta a través de un servidor VPN español o norteamericano, podrá acceder a la red social.

Para obtener una capa extra de seguridad

Utilizar una conexión VPN puede añadir una capa extra de seguridad a nuestra navegación, esto es porque las conexiones a través de estas redes privadas vienen acompañadas de un cifrado de los paquetes que se transmiten con ellas, lo que hace que incluso si estamos navegando en una red Wi-Fi pública, nuestros datos estén protegidos y si alguien los intercepta, no podrá hacer nada con ellos.

Aunque hay que señalar que nuestro proveedor VPN sí que puede ver todo lo que hacemos en Internet, por lo que para contar con esa capa extra de seguridad, debemos buscar un proveedor de confianza.

En descargas P2P

Vamos con un uso un poco más controvertido de las conexiones VPN. Algunos proveedores de Internet bloquean por completo las descargas P2P (persona a persona, como las que se realizan a través de BitTorrent), sean estas legales o no. Para poder saltarnos este bloqueo y poder seguir accediendo a descargas P2P, podemos usar una conexión VPN.

Conexión VPN

Ventajas de una conexión VPN para tu empresa

Las empresas pueden beneficiarse de las siguientes ventajas de una VPN:

  • Permiten gestionar redes remotas, de manera que si tu empresa tiene varios centros de trabajo, podrás conectarlos todos a un servidor VPN instalado en la sede principal.
  • Facilitan que el teletrabajo o el trabajo a distancia sea más seguro, puesto que a través de un usuario y una contraseña, se puede limitar el acceso a la intranet de la empresa, cuando el trabajador se conecta a ella desde su domicilio o desde cualquier otra ubicación.
  • Gracias al cifrado de datos, el uso de una VPN es una garantía de que los datos e información que viajan a través de ella están seguros.
  • Si se trata de una VPN multiplataforma, tus empleados podrán conectarse a la intranet a través de ella con cualquier dispositivo (ordenador portátil, smartphone, tablet…).
  • En caso de viajes de negocios al extranjero, podrás evitar los bloqueos regionales si alguno de los recursos que usas habitualmente no es accesible desde ese país.
  • Generalmente son muy escalables, lo que permite ir añadiendo usuarios si es necesario.

¿Cómo funciona una red VPN?

Ya hemos mencionado que una red VPN lo que hace es cifrar los datos que viajan a través de ella y ocultar la IP del usuario, pero ¿cómo funciona la VPN?

Sin entrar en tecnicismos, una VPN funciona creando un túnel de datos, de manera que cuando nos conectamos a ella, todo nuestro tráfico de red va desde nuestro dispositivo hasta nuestro proveedor de Internet (ISP), pero de ahí va al servidor VPN, desde donde se dirigirá a la página de destino (por ejemplo, YouTube). La VPN cifra la conexión y a efectos prácticos, lo que hace es que tu dirección IP sea la del servidor VPN, quedando oculta tu dirección IP y nuestro proveedor de Internet no podrá ver a qué lugares accedemos (el servidor VPN sí).

Es decir, en vez de conectarnos directamente a Internet a través de nuestro ISP, nos conectamos a través del servidor VPN.

¿Las VPN son seguras?

La pregunta que muchos se hacen, ¿es seguro el uso de una VPN? La respuesta es que sí, usar una VPN, como hemos dicho más arriba, añade una extra de seguridad cuando navegamos por Internet, puesto que nuestros datos viajan cifrados. Pero esto no quiere decir que sea infalible u ofrezca una protección completa de la intranet por sí sola.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la VPN no es un antivirus ni un firewall y no cumple las funciones de ninguno de estos dos tipos de software, por lo que si algún tipo de malware logra colarse en la intranet, pese contar con una VPN, la amenaza podría poner en peligro a todos los equipos conectados.

Lo segundo es que la VPN será tan segura como precavidos sean sus usuarios. Es decir, si quienes se conectan a la VPN lo hacen usando contraseñas débiles o no usando siquiera contraseñas, la VPN no será todo lo segura que podría ser y podría acabar colándose algún cibercriminal.

Por lo tanto, para cifrar la información que viaja entre los equipos a distancia y la oficina, la VPN, bien configurada, es segura, pero la intranet y la propia infraestructura informática de la empresa necesita de otras medidas de seguridad para garantizar esta.

¿Cómo mejoran la privacidad y seguridad con las conexiones VPN?

Al quedar oculta nuestra IP cuando usamos un servidor VPN, nuestra privacidad y seguridad mejoran, pudiendo evitar ataques directos a nuestros equipos, el seguimiento de lugares a los que nos conectamos o las operaciones o transacciones que realizamos en Internet, como compras online o descargar archivos.

Hay que tener en cuenta que el servidor VPN sí que puede ver toda esta actividad, pero los mejores proveedores de VPN aseguran no guardar ni mantener registros, de manera que nuestra privacidad queda más asegurada.

¿En qué debo fijarme para elegir la mejor VPN?

A la hora de elegir una VPN gratuita o de pago, es necesario fijarnos en los siguientes aspectos:

  • Número de servidores disponibles: Cuantos más servidores tenga una VPN, más probabilidades de que funcione de forma correcta, puesto que podremos elegir entre ellos para conectarnos al que mejor nos convenga o, si un servidor deja de funcionar, podemos pasar a otro.
  • Número de países disponibles: Especialmente si queremos usar la conexión VPN para saltarnos bloqueos regionales.
  • País donde la VPN tiene su sede: Esto va a determinar el tratamiento y el uso de datos e información que harán los proveedores del servicio, lo que puede influir en la protección de nuestra privacidad.
  • Si es multiplataforma: Para poder conectar diferentes tipos de dispositivos sin necesidad de cambiar de VPN.
  • Restricciones: En concreto, las VPN gratuitas suelen tener restricciones de uso, por ejemplo, un número limitado de servidores desde los que conectarse o una cantidad de GB al mes.
  • Registros: En general, la mayoría de VPN dice no guardar registros de nuestra navegación, pero hay algunas VPN gratis que pueden guardar estos datos y luego venderlos para financiarse.
  • IP no compartida: Algunos servidores de VPN comparten la dirección IP entre usuarios, lo que puede provocar un servicio menos optimizado y problemas de privacidad.
  • Cifrado: Cuando mejor sea el cifrado usado por la VPN, más segura viajarán nuestra información.
  • Interruptor de emergencia: En caso de que la conexión VPN deje de funcionar de forma repentina, esta característica cerrará los programas preseleccionados y reducirá así la exposición de datos o información sensible.
  • Autenticación multifactor: De manera que aparte de una contraseña, sea necesario introducir alguna clave más para poder acceder a la VPN, por ejemplo, recibiendo un código al móvil.

Características de la VPN perfecta para tu empresa

Aparte de lo visto en el punto anterior, si estás buscando una VPN para tu empresa, la mejor opción es cambiar de una VPN gratis a una de pago, porque encontrarás un servicio mucho más completo y, generalmente, mucho más seguro.

En cualquier caso, características como el número de servidores disponibles, el interruptor de emergencia o la autenticación multifactor, son las que debes tener más presentes a la hora de contratar una VPN para tu empresa, junto a la escalabilidad.

VPN gratuitas

¿Cuál es la mejor VPN gratis?

Hemos seleccionado algunas de las mejores VPN gratuitas o que cuentan con una versión gratuita que para un usuario particular o una empresa pequeña pueden ser suficiente.

Lo cierto es que no podemos indicaros cuál es la mejor VPN gratis de las que aparecen en esta lista, puesto que dependerá del uso que queráis hacer de ella, pero lo que sí encontraréis son buenas opciones entre las que elegir.

Opera VPN

Opera VPN nos ofrece una navegación ilimitada y es compatible con todo tipo de plataformas. Lo mejor es que no deberemos instalar nada adicional, ya que bastará con tener instalado el navegador Opera.

Si bien es cierto que no se trata de una VPN al uso, sino que está incorporada en el navegador, pero cumple la misma función, ocultar nuestra identidad mientras navegamos.

Para habilitarla solo tenemos que ir al menú del navegador, ir a Configuración, acceder al apartado de Privacidad y elegir la opción correspondiente a la red privada para activarla.

VPN Chrome

Chrome no cuenta con una VPN como Opera, pero sí que podremos encontrar varias extensiones gratuitas para instalar en el navegador, fáciles de instalar y usar, de hecho, varias de las opciones que encontraréis en esta lista cuentan con extensión para Google Chrome.

En cualquier caso, antes de instalar nada, aseguraos de que la VPN es confiable.

Hotspot Shield

El proveedor VPN Hotspot Shield es de pago, pero cuenta con versión gratuita, aunque bastante limitada. Es compatible con Windows, macOS, iOS, Android y Chrome. En su versión de prueba permite un consumo de 500 MB de datos gratuitos cada 24 horas, con conexiones estables y seguras y una velocidad decente. Sin embargo, veremos muchos anuncios mientras usamos esta versión.

Tiene una interfaz muy sencilla de usar y no requiere ningún grado de conocimiento para poder empezar a usarla. Si os convence la versión de prueba, siempre podéis contratar la versión de pago y quitaros las limitaciones y los anuncios.

ProtonVPN

Si buscáis una VPN con una interfaz fácil, intuitiva y rápida de activar o desactivar, ProtonVPN es una opción que debéis considerar. Su versión gratuita solo nos ofrece conectarnos a servidores en 3 países (EE. UU., Países Bajos o Japón), pero no tiene limitación de datos, aunque la velocidad de conexión es algo inferior a otras VPN de esta lista.

ProtonVPN se puede usar en iPhone, smartphones con Android y ordenadores con Windows, macOS y Linux. En el lado negativo, recibiremos continuos avisos para que nos pasemos a la versión de pago.

Windscribe

La versión gratuita de Windscribe nos ofrece un total de 10 GB de datos mensuales, que además se pueden ampliar a 5 GB más con solo twittear sobre el servicio. Permite ver contenido en streaming y la descarga de torrents. En cuanto a seguridad, tiene un bloqueador de publicidad y malware, no guarda registro de datos y cuenta con un buen sistema de cifrado.

Esta VPN tiene una app para ordenadores o extensión para navegadores, además es compatible con prácticamente todas las plataformas y sistemas operativos.

Betternet

Betternet es una VPN completamente gratuita, sin límites de datos o velocidad, por lo que podemos usarla prácticamente para acceder a cualquier web o servicio de Internet. Tampoco necesita que nos registremos y entre sus servicios, ocultará nuestra ubicación e IP.

Esta VPN tiene extensión para Chrome y Firefox y está disponible para todos los dispositivos, tanto móviles como en ordenadores.

WARP de Cloudfare

Warp de Cloudfare es una VPN gratis para dispositivos móviles, iOS y Android, con la que podremos navegar ocultando nuestra dirección IP y mejorará la seguridad cuando nos conectamos desde una Wi-Fi pública, cifrando nuestros datos. Aunque no permite saltar bloqueos en ciertas regiones.

Una vez instalada en el móvil, podremos activarla o desactivarla pulsando solo un botón. Y es una red ilimitada en cuanto a datos.

OpenVPN

OpenVPN es un protocolo VPN de código abierto y también es un software con el que podremos configurar nuestra propia conexión VPN, sin embargo no es fácil de configurar si no tenemos conocimientos sobre la materia o contamos con una guía adecuada para poder hacerlo bien.

Se puede usar en la mayoría de plataformas y sistemas operativos, pero necesitaremos descargarnos archivos de configuración e instalar el cliente OpenVPN. Es un protocolo muy seguro, puesto que puede utilizar claves de cifrado de 256 bits. Pero como decimos, su instalación y configuración no es lo más sencillo.

Las siguientes opciones que vamos a ver funcionan todas a través de OpenVPN.

FreeOpenVPN: Servidores OpenVPN gratuitos

Desde la web oficial FreeOpenVPN.org podremos descargar ficheros de configuración para OpenVPN gratis y tener acceso a varios servidores OpenVPN gratuitos. Lo único que debemos hacer es entrar en la web, buscar el servicio al que queramos conectarnos y descargar el software OpenVPN compatible con nuestro sistema operativo (para esta opción vamos a necesitar tener algo de conocimientos sobre la materia para instalar y configurar todo).

Freevpn4you

Freevpn4you es otra web en la que encontraremos servicios OpenVPN gratis. Funciona como la opción anterior, solo tendremos que descargar y coger la información de conexión y después conectarnos con nuestro cliente OpenVPN desde nuestro ordenador o dispositivo móvil.

Open Internet Access

OIA u Open Internet Access es un servicio VPN que funciona en múltiples dispositivos y que podemos usar con OpenVPN configurando su archivo una vez lo hayamos descargado.

Asegura que nuestros datos están a salvo y ofrece un servicio ilimitado que no mantiene registros de los servidores o datos de uso.

¿Cuál es la mejor VPN de pago?

Prácticamente, todas las VPN de pago cuentan con versión de prueba, con las que podrás hacerte una idea del servicio que ofrecen. A continuación te dejamos una selección con las mejores VPN de pago.

TunnelBear

TunnelBear promete no guardar ningún registro de nuestros datos y usa un cifrado AES 256-bit, que nos promete seguridad en nuestra navegación. Cuenta con servidores en 41 países y buena velocidad de conexión.

Podremos usar esta VPN en Chrome, Opera, Firefox, Android, iOS, Windows y macOS. Y si queremos probarla, tiene una versión de prueba con un límite de 500 MB mensuales.

Speedify

La versión gratuita de Speedify nos ofrece 1 GB de datos máximos mensuales. Cuenta con servidores en 24 países diferentes y funciona de manera sencilla e intuitiva, pudiendo elegir a qué servidor conectarnos o dejando que el servicio lo haga por nosotros. Es compatible para Windows, iOS o Android, y mejorará nuestra seguridad al conectarnos a través de ella.

En su versión de pago, todos sus servicios están ampliados.

RusVPN

RusVPN es una VPN de pago que cuenta con una prueba de 30 días, tras la cual podremos cancelar la suscripción y nos devolverán el dinero. Se puede usar como extensión en Chrome y Firefox, así como en dispositivos Android e iOS.

Esta VPN ofrece una conexión estable con cientos de servidores, añade cifrado de datos encriptando todo el tráfico y mejora la privacidad ocultando la IP pública. Permite acceder a todo tipo de webs y contenidos, incluido streaming, acceso a juegos y música.

Surfshark

Surfshark es prácticamente un recién llegado al mercado de las VPN, pero ya cuenta con un amplio número de suscriptores, por sus precios competitivos y también por contar con 800 servidores en 50 países, contar con interruptor de emergencia, conexiones simultáneas ilimitadas y compatibilidad para móviles y extensiones para navegador.

El único punto negativo es que tiene velocidades de conexión bajas.

¿Cuál es la VPN más segura?

Finalmente, os dejamos una lista con las VPN más seguras y mejor valoradas.

NordVPN

NordVPN es una de VPN de pago mejor valoradas, permite hasta 6 conexiones, tiene servidores en más de 62 países, cuenta con todo tipo de protocolos de cifrado y es compatible con todas las plataformas.

Cyberghost

Cyberghost ofrece dos meses gratis, aunque habrá que pagar para poder acceder al servicio de esta VPN. Eso sí, es una de las mejores valoradas, puesto que permite el acceso sin restricciones de volumen de datos, si bien la velocidad es un poco más lenta. Tiene servidores en más de 90 países y diferentes configuraciones de privacidad, como cifrado de 256 bits, bloqueador de anuncios y malware y una política de no guardar registros.

Hide.me

Si buscáis una VPN gratis para Android o iOS, aparte de para ordenador, Hide.me es una opción a tener en cuenta, ya que es compatible con prácticamente todos los dispositivos.

Ofrece hasta 2 GB gratis al mes en su versión gratuita, suficiente para navegar, pero no se queda corto para streamings, aunque sí permite la descarga de torrents. Ofrece servidores en 5 países, tiene asistencia técnica y navegación sin publicidad. Cuenta con un buen sistema de cifrado y una política que nos promete no guardar los registros.

ExpressVPN

ExpressVPN es quizás una de las VPN más caras que hemos listado, pero su facilidad de uso, su velocidad y las diferentes herramientas que pone a nuestra disposición, la hacen una de las mejores y más seguras VPN del mercado.

No almacena registros, cuenta con un interruptor de emergencia y extensiones para Chrome y Firefox.

Resumen

Resumiendo, utilizar un servicio VPN para conectarnos a Internet y navegar nos da una capa extra de seguridad y, dependiendo del proveedor, más o menos anonimato y privacidad. Es una opción a tener en cuenta sobre todo para las empresas con trabajadores a distancia, puesto que mantendrá seguros los datos y la información de la red privada.

Hemos visto que hay bastantes opciones gratuitas, pero para estar más seguros y, sobre todo, si estamos pensando en utilizarlo para nuestra empresa, lo mejor es optar por un plan de pago, puesto que ofrecen un servicio más completo y seguro.