¡Pide presupuesto en 2 min! ✓
Página web

¿Cómo comprobar la fiabilidad de una página web?

Internet es un océano en el que existen multitud de sitios web en los que se pueden comprar productos o contratar servicios. Sin embargo, también es un entorno en el que los engaños, estafas o fraudes están a la orden del día. Por ello, antes de realizar cualquier compra, es importante comprobar la fiabilidad de la página web. ¿Cómo saber si es segura?

¿Cómo saber si una Web es fiable para Comprar con seguridad?

Muchos usuarios realizan sus compras en internet sin asegurarse de que la página web o tienda online sea fiable. Esto puede dar lugar a engaños o fraudes online que pueden atentar contra el bolsillo de los usuarios, o lo que es casi peor, contra su intimidad e integridad. Por ello, a continuación te damos una serie de consejos para que puedas saber si una página web es de fiar.

Y recuerda que en nuestra web también puedes echar un vistazo a una lista de tiendas online fraudulentas, basada en nuestras propias investigaciones y en la información aportada por nuestros clientes.

Conocer quien está detrás de la página web

Una de las primeras recomendaciones para comprobar la fiabilidad de una web es saber quién está detrás de ella. Para ello, debes navegar por el sitio y entrar en su sección “Nosotros” o “Quienes somos”. Cualquier página que se precie ofrecerá en esta sección toda la información relativa a los propietarios, de manera que todo usuario pueda saber a quién le están comprando. Ofrecer esta información es una de las señales más evidentes de que los dueños de la web no tienen nada que esconder y que tienen su identidad a la vista de usuarios y clientes.

Revisar la legalidad de la página

Otra manera de comprobar la fiabilidad de una página web es asegurarse de que cumple con toda la legalidad vigente en materia de protección de datos. Las normativas que debe acatar son el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos), la LOPDGDD (Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales) o la LSSI-CE (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico).

Para cumplir con estas leyes, todo sitio web que ofrece productos y servicios o maneja información personal de sus usuarios ha de incluir textos legales donde informe, de forma clara e inteligible, acerca de su Política de Privacidad, Aviso Legal, Política de cookies, Condiciones de contratación o Términos o condiciones de uso.

Páginas web con navegación segura

Hay que evitar las páginas web que no cuenten con el certificado SSL (Secure Sockets Layer). Este certificado asegura que la información que viaja entre la web y el servidor se transmite de forma segura. Puedes saber si una web emplea este tipo de cifrado si su dirección comienza por “https” y tiene el símbolo de un candado en la barra de direcciones. Esto no significa que el sitio web sea totalmente seguro, pero es una garantía de que se trata de una empresa seria y que emplea medidas de seguridad para garantizar la integridad de los datos de los usuarios.

Huir de los descuentos o chollos imposibles

¿Sabes ese dicho que dice que hay que desconfiar de lo que parece demasiado bueno para ser cierto? ¿O ese otro que dice que nadie da duros a cuatro pesetas? Pues también hay que aplicarlo a las páginas web.

Existen tiendas online que se publicitan ofreciendo descuentos imposibles o chollos muy apetecibles. En muchas ocasiones, buscan llamar la atención del usuario con ganchos como ofertas por tiempo limitado, o solo para los primeros usuarios que pinchen en el enlace.

Lo mejor es desconfiar de estas páginas web, ya que pueden ser engaños que buscan obtener los datos personales de los usuarios, o tiendas trampa que luego nunca envían los productos.

Diseño de la página web

Otra manera de comprobar la fiabilidad de una página web es fijarse en su diseño. Hoy en día resulta muy sencillo realizar una página web o una tienda online en plataformas como WordPress, Prestashop o Magento. Cualquier usuario puede descargarse una plantilla predeterminada gratuita y tener su propio sitio web.

Sin embargo, toda empresa seria que se precie huirá de estas plantillas predefinidas y acudirán a expertos en diseño web que puedan armar una web que se adecúe totalmente a sus necesidades, tanto en el aspecto visual, como en relación a las funcionalidades que ofrece la página.

Obviamente, tener una web totalmente personalizada cuesta dinero, y esa inversión ya es un gran indicativo de que la empresa es seria. Ojo, eso no quiere decir que todas las tiendas online hechas sobre plantillas predeterminadas no sean de fiar, ni mucho menos, pero es otro de los aspectos en los que te deberías de fijar.

Desistir cuando vemos información sospechosa

Otra de las maneras de comprobar la fiabilidad de una página web es echar un vistazo para ver que no existe información sospechosa. Hay ciertos indicativos que te deben hacer sospechar de que la web no es de fiar. Por ejemplo, cuando ofrecen contenidos de baja calidad o mal traducidos, si se trata de webs con muy pocos productos, páginas web que cargan demasiado despacio, que ofrecen métodos de pago poco conocidos, o cuyo nombre de dominio resulta sospechoso (por ejemplo, una variación de marcas famosas, buscando engañar al usuario).

Resumen

Existen muchos otros métodos que sirven para comprobar la fiabilidad de una página web. Por ejemplo, que no tengan redes sociales o que tengan opiniones negativas de los usuarios en internet también pueden ser indicativos de que la web o tienda online no es de fiar.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que los usuarios también debemos actuar de forma responsable en la red y no dejarnos llevar por nuestros impulsos. Nuestra recomendación es que siempre que vayas a comprar en una página web te asegures de que es completamente de fiar, y que si ves cualquier signo sospechoso, la evites. No pasa nada, seguro que hay muchas otras webs de fiar en las que vas a encontrar lo que buscas, y sin riesgo de ningún tipo.