¡Pide presupuesto en 2 min! ✓
Registro de marcas

¿Qué es un Modelo de utilidad? Definición y Ejemplos

En el registro de patentes y marcas también se pueden dar de alta invenciones menores. Es lo que se conoce como modelo de utilidad. En este artículo vemos en qué consisten, cuál es su diferencia con las patentes y cómo solicitar la protección de estos modelos de utilidad.

¿Qué es un modelo de utilidad?

La definición de modelo de utilidad podría ser la siguiente:

Una invención de carácter industrial de menor rango que la patente, consistente en mejoras, modificaciones o diseños de nuevas estructuras de objetos con alguna aplicación o ventaja práctica.

La Ley de patentes define al modelo de utilidad como pequeña invención, y su titular obtiene protección sobre ella a través del llamado certificado de protección de modelo de utilidad.

¿Para qué sirve?

El modelo de utilidad otorga al titular derechos exclusivos sobre una invención con menor rango inventivo que una patente. Generalmente se trata de pequeñas invenciones consistentes en dar a un objeto una estructura que produzca algún beneficio o aplicación industrial.

Por eso, la concesión de los modelos de utilidad se suele basar más en conceptos como “utilidad” o “novedad“. Esto los diferencia de los diseños industriales, más centrados en la estética, o de las patentes, en las que prima la actividad inventiva.

Modelo de utilidad vs patente

Modelo de utilidad o patente: ¿qué modalidad elegir para una invención?

Los modelos de utilidad protegen a invenciones menores, generalmente mejoras o modificaciones de aparatos ya existentes, que producen alguna ventaja práctica. Es exclusivo de objetos y no protege procedimientos industriales.

Normalmente se trata de invenciones mecánicas, en las que prima el concepto de utilidad y novedad. Son, en definitiva, invenciones de menor rango que una patente y suelen ser solicitadas por inventores particulares o pequeñas empresas.

En cambio, la patente consiste en una invención más compleja tanto de objetos como de procedimientos. Para la concesión de una patente se requiere que cumpla los requisitos de novedad, aplicabilidad industrial y, sobre todo, actividad inventiva.

Por tanto, las principales diferencias entre patente y modelo de utilidad son la complejidad de la invención, el grado de novedad y actividad inventiva, y el tipo de invenciones que protegen (objetos vs objetos y procedimientos).

Requisitos para patentar un modelo de utilidad

Para que un modelo de utilidad sea patentable debe cumplir una serie de requisitos:

  • Al contrario de lo que ocurre con las patentes, un modelo de utilidad ha de consistir en un objeto, nunca en un procedimiento.
  • Del mismo modo que en un modelo industrial, la protección recae sobre el diseño del objeto, pero haciendo mayor hincapié en que dicho diseño se traduzca en una aplicación o ventaja práctica.
  • También ha de cumplir con los requisitos de novedad y actividad inventiva, aunque en menor grado que en el caso de las patentes.

¿Quién puede obtener este certificado de la propiedad industrial?

Pueden patentar un modelo de utilidad en España:

  • Las personas físicas o jurídicas de nacionalidad española.
  • Las personas físicas extranjeras que residan habitualmente en España.
  • Las empresas extranjeras que tengan una sede, establecimiento o centro de trabajo efectivo en España.
  • Las personas físicas o jurídicas a las que se le pueda aplicar los principios del Convenio de la Unión de París para la protección de la Propiedad Industrial.
  • Las personas físicas o jurídicas procedentes de países cuya legislación también permita la concesión de modelos de utilidades a ciudadanos españoles.

Solicitud del modelo de utilidad

La solicitud la pueden realizar los propios interesados, o también se puede hacer a través de una agente de la propiedad industrial, que es la opción más recomendable.

Dicha solicitud se debe acompañar de la siguiente documentación:

  • Instancia de solicitud, en la que ha de figurar el título de la invención, los datos del solicitante, inventores y representantes, y firma. Se puede descargar un formulario oficial desde la web de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).
  • Descripción del modelo que se desea patentar
  • Planteamiento de reivindicaciones.
  • Dibujos, planos o diseños que apoyen la descripción o las reivindicaciones.
  • Justificante de haber abonado las tasas correspondientes.

¿Cómo se tramita un modelo de utilidad?

La OEPM evaluará la solicitud en los 10 días siguientes a su entrega, y decidirá si cumple los requisitos necesarios. Si es así, establecerá la fecha de presentación, que será el día en que se presentó la solicitud. Si no es válida, otorgará un plazo de dos meses para realizar las modificaciones pertinentes.

Una vez que se ha aprobado la fecha de presentación, el interesado podrá disfrutar de la llamada fecha de prioridad, durante la cual tendrá derecho exclusivo sobre la presentación de esa invención.

A partir de este momento, el proceso para registrar un modelo de utilidad es el siguiente:

Examen

El siguiente paso será el análisis del modelo de utilidad por parte de un experto de la oficina de patentes. En caso de existir algún defecto, el solicitante tiene un plazo de dos meses para subsanarlo.

Publicación de la solicitud

Si el examen ha resultado satisfactorio, la OEPM procederá a la publicación de solicitud del modelo de utilidad en el Boletín Oficial de la Propiedad Industrial.

Fase de oposición

Una vez publicada la solicitud, se abre un plazo de dos meses, durante los cuáles cualquier persona podrá oponerse a la concesión del modelo de utilidad. Para ello, debe presentar la documentación que considere necesaria para probar que el modelo de utilidad no cumple alguno de los requisitos legales de novedad, aplicabilidad industrial, etc.

Concesión del modelo de utilidad

Finalizado el período de oposición sin que nadie haya presentado reclamación, o si las alegaciones de terceros no han llegado a buen puerto, se procede a la resolución final, esto es, su inclusión en el Registro de la propiedad industrial.

¿Cuánto cuesta registrar un modelo de utilidad en España?

El precio de un modelo de utilidad en España ronda los 100 euros, Resulta bastante más barato que registrar una patente, cuyas tarifas oscilan entre 700 y 1.300 euros aproximadamente.

Además, se puede obtener un descuento del 15% si la solicitud se realiza de forma telemática.

¿Cómo se protegen los modelos de utilidad?

El modelo de utilidad otorga a su titular derecho exclusivo de uso y explotación económica de la invención. El titular podrá vender el modelo de utilidad o ceder su explotación a terceros. Pero quedará totalmente prohibida su fabricación o explotación comercial sin el consentimiento del titular.

Duración de la protección a los modelos de utilidad

Los modelos de utilidad son considerados como invenciones menores, cuyo carácter de novedad es relativo o está limitado al ámbito nacional. Por tanto, su protección no es infinita. En concreto, la duración de la protección de los modelos de utilidad es de 10 años, y no se puede prorrogar.

Ejemplos de modelo de utilidad

Se puede proteger como modelos de utilidad herramientas, aparatos, dispositivos, partes móviles, utensilios y otros objetos similares.

NO se puede proteger como modelos de utilidad los procedimientos u otros signos distintivos. como el ejemplo de una marca de ropa.

  • Por ejemplo, un modelo de utilidad sería una máquina limpiadora que incluye un mecanismo novedoso que le permite llegar a limpiar zonas de difícil acceso.
  • O una herramienta agraria que cuenta con un nuevo sistema de cuchillas que le permite ser más efectiva a la hora de segar la hierba.

Si quieres más información relacionada con patentes y marcas, en nuestra web tenemos contenidos que te pueden interesar: