Conoce Atico34 - Solicita presupuesto
Compliance

Ley LISOS ¿Cómo evitar las sanciones del orden social?

La Ley de infracciones y sanciones en el orden social recoge prácticamente todas las infracciones y sanciones en materia laboral que deben conocer las empresas, para evitar incurrir en ellas. En este artículo explicamos qué es la LISOS y qué medidas puede adoptar una empresa para evitar las sanciones en el orden social.

¿Qué es la Ley de infracciones y sanciones en el orden social (LISOS)?

La Ley de infracciones y sanciones en el orden social es la ley que recoge la relación de acciones u omisiones que suponen una infracción de diferentes normativas del ámbito laboral español y las sanciones con las que están castigadas.

Comúnmente conocida como ley LISOS, esta ley tipifica como sancionables diferentes acciones y omisiones tanto del empresario como de otros sujetos (trabajadores por cuenta ajena, autónomos, entidades de formación, transportistas, cooperativas, etc.) y establece que es la Inspección de Trabajo el órgano encargado de iniciar el expediente sancionador y la instrucción del mismo, mientras que la resolución de sanción corresponde al órgano competente según el ámbito, la materia y la cuantía de la sanción propuesta.

Las infracciones y sanciones de la LISOS tienen naturaleza administrativa y en caso de concurrencia con el orden jurisdiccional Penal (es decir, si la infracción puede ser constituida de delito penal), la instrucción y el procedimiento sancionador se «pausarían» hasta resolver por la vía Penal. En caso de sentencia penal, el procedimiento administrativo se daría por finalizado, si no, proseguiría.

¿Qué infracciones contempla la LISOS?

La LISOS contempla una amplia relación de infracciones y sanciones, que divide en cinco materias y gradúa, dentro de ellas, en infracciones leves, graves y muy graves, estableciendo, como veremos más adelante, sanciones específicas para algunas de las materias.

En concreto, las materias en las que se dividen las infracciones en la ley LISOS son:

  • Infracciones laborales (arts. 5 a 19): Son infracciones laborales las acciones u omisiones de los empresarios contrarias a las leyes, reglamentos y cláusulas normativas de los convenios colectivos en materia de:
    • Relaciones laborales individuales y colectivas
    • Derechos de información y consulta de los trabajadores
    • Obligaciones establecidas en la normativa que regula el desplazamiento a España de trabajadores en el marco de una prestación de servicios transnacional
    • Derechos de información, consulta y participación de los trabajadores en las S.A. y sociedades cooperativas europeas
    • Prevención de riesgos laborales
    • Empleo
    • Trabajadores por cuenta ajena y propia
    • Empresas de trabajo temporal y empresas usuarias
  • Infracciones de la Seguridad Social (arts. 20 a 32 bis): Las acciones y omisiones de los sujetos responsables del art. 2.2, contrarias a las leyes y reglamentos que regulan el sistema de la Seguridad Social:
    • Infracciones de empresarios, entidades de formación o que asuman la organización de acciones de formación profesional
    • Infracciones de los trabajadores o asimilados, beneficiarios y solicitantes de prestaciones
    • Infracciones de las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social
    • Infracciones de las empresas que colaboran voluntariamente en la gestión
    • Infracciones de las mutualidades de previsión social autorizadas para actuar como alternativas al RETA
  • Infracciones relativas a movimientos migratorios y trabajo en el extranjero (arts. 33 a 37): Acciones u omisiones cometidas por los sujetos del art. 2.4 (transportistas, agentes consignatarios, representantes, trabajadores y cualquier otra persona física o jurídica que intervenga en movimientos migratorios) en materia de:
    • Movimientos migratorios
    • Permisos de trabajo de extranjeros
  • En materia de sociedades cooperativas (art. 38): Las cooperativas serán sujetos responsables de las infracciones contempladas en esta Ley cuando la legislación autonómica remita a la legislación del Estado, no haya legislación autonómica o desarrollen actividades en el territorio de varias Comunidades Autónomas.

Ejemplos de infracciones en el orden social

Son ejemplos de infracciones en el orden social:

  • No poner en un lugar visible del centro de trabajo el calendario laboral vigente (leve).
  • No entregar a tiempo la nómina al trabajador y usar un modelo distinto al oficial o pactado (leve).
  • No informar en tiempo y forma a la autoridad laboral competente de accidentes de trabajo o enfermedades profesionales cuando sean leves (leve).
  • La falta de limpieza del centro de trabajo de la que no se derive riesgo para la integridad física o la salud de los trabajadores (leve).
  • No comunicar en tiempo y forma los despidos de los trabajadores (leve).
  • No formalizar el contrato de trabajo por escrito (grave).
  • No poner las cantidades reales pagadas al trabajador en la nómina (grave).
  • No cumplir con las normas o límites pactados respecto a la duración de la jornada laboral, horas extraordinarias, trabajo nocturno, horas complementarias, descansos, vacaciones, etc., no llevar el registro de jornada (grave).
  • Cambio sustancial de condiciones de trabajo de manera unilateral (grave).
  • No tener plan de igualdad cuando es obligatorio (grave).
  • No tener un plan de prevención de riesgos laborales (grave).
  • No realizar reconocimientos médicos y pruebas de vigilancia de la salud de forma periódica cuando procedan (grave).
  • No proporcionar formación o medios adecuados a los trabajadores para la prevención de riesgos laborales (grave).
  • No dar de alta a los trabajadores contratados en la Seguridad Social (grave).
  • El impago del salario o los retrasos reiterados (muy grave).
  • Realizar despedidos colectivos sin acudir a los procedimientos establecidos en los arts. 51, 47 y 47 bis del Estatuto de los Trabajadores (muy grave).
  • El acoso sexual (muy grave).
  • Acciones que impidan el comienzo y desarrollo de un proceso de negociación colectiva (muy grave).
  • Incumplir el deber de confidencialidad de datos relativos a la vigilancia de la salud de los trabajadores (muy grave).
  • Superar los límites de exposición a agentes nocivos (muy grave).
  • Pactar con los trabajadores, de forma individual o colectiva, la obligación por parte de ellos de pagar total o parcialmente la prima o parte de cuotas de la Seguridad Social a cargo del empresario (muy grave).

¿Cuáles son las sanciones contempladas en la LISOS?

Las sanciones están contempladas en el artículo 40 de la LISOS, mientras que el artículo 39 establece los criterios de graduación de las mismas.

Las sanciones de la LISOS, aparte de estar clasificadas en leves, graves y muy graves, también lo están, dentro de estas, divididas en grado mínimo, medio y máximo, es decir, que dentro de las gradaciones existe una segunda graduación, determinada por la negligencia e intencionalidad del sujeto infractor, la existencia de fraude o connivencia, el incumplimiento de advertencias previas y de requerimientos de la Inspección de Trabajo, la cifra de negocios de la empresa, el número de trabajadores o beneficiarios afectados, el perjuicio causado y la cantidad defraudada.

Así mismo, hay que tener en cuenta que la LISOS distingue las infracciones y sanciones en materia de prevención de riesgos laborales de las de las relaciones laborales, existiendo una graduación y cuantías diferentes.

Cabe señalar que las sanciones de la LISOS están en constante evolución, es decir, que cada cierto tiempo se ajustan para reflejar la realidad del ámbito laboral, por lo que las cuantías pueden sufrir variaciones a lo largo del tiempo.

Tabla resumen de sanciones (actualizada)

Esta es la actual tabla de sanciones LISOS 2023:

Sanciones en materia de relaciones laborales y empleo, Seguridad Social, emigración, movimientos migratorios y trabajo de extranjeros:

Infracción Graduación y Sanción
Leves
  • Mínimo: 70 a 150 €
  • Medio: 151 a 370 €
  • Máximo: 371 a 750 €
Graves
  • Mínimo: 751 a 1.500 €
  • Medio: 1.501 a 3.750 €
  • Máximo: 3.751 a 7.500 €
Graves y muy graves de los artículos:

  • 7.2
  • 7.14
  • 18.2.c)
  • 19.2.b)
  • 19.2.c)
  • 19 bis.1.b)
  • 19 ter.2.b)
  • 19 ter.2.e)
  • Mínimo: 1.000 a 2.000 €
  • Medio: 2.001 a 5.000 €
  • Máximo: 5.001 a 10.000 €
Muy graves
  • Mínimo: 7.501 a 30.000 €
  • Medio: 30.001 a 120.005 €
  • Máximo: 120.006 a 225.018 €
Graves y muy graves de los artículos (afiliación Seguridad Social):

  • 22.2
  • 22.7.a)
  • 22.16
  • Mínimo: 3.750 a 7.500 €
  • Medio: 7.501 a 9.600 €
  • Máximo: 9.601 a 12.000 €

 

Sanciones en materia de prevención de riesgos laborales:

Infracción Graduación y Sanción
Leve
  • Mínimo: 45 a 485 €
  • Medio: 486 a 975 €
  • Máximo: 976 a 2.450 €
Grave
  • Mínimo: 2.451 a 9.380 €
  • Medio: 9.381 a 24.585 €
  • Máximo: 24.586 a 49.180 €

Muy grave

  • Mínimo: 49.181 a 196.745 €
  • Medio: 196.746 a 491.865 €
  • Máximo: 491.866 a 983.736 €

 

Sanciones en materia de cooperativas:

Infracción Sanción
Leve 450 a 905 €
Grave 906 a 4.545 €
Muy grave 4.546 a 45.504 €

¿Cómo evitar las sanciones de la LISOS?

Para evitar la imposición de las sanciones contempladas en la LISOS, es primordial que las empresas adopten medidas preventivas y de detección temprana de la comisión de posibles infracciones laborales, tanto las que se cometen de forma intencionada como las que derivan de descuidos, desconocimientos o incidentes involuntarios.

Para ello existen diversas herramientas y mecanismos que las empresas pueden adoptar y aplicar, entre los que destacamos los planes de compliance, el canal de denuncias interno y la figura del compliance officer.

Implementar un plan de compliance laboral

El compliance o cumplimiento normativo se ha convertido en una herramienta imprescindible para que las empresas gestionen de forma eficiente los riesgos de cumplimiento a los que se ven expuestas. Aunque en España su adopción ha sido más tardía y está más enfocada al compliance penal (para prevenir la comisión de delitos penales en la empresa), el compliance laboral comienza a abrirse camino también, puesto que, cómo hemos visto, las cuantías de las multas en el orden social pueden ser muy elevadas, especialmente en materia de prevención de riesgos laborales.

Para abordar los riesgos de incumplimiento de la normativa laboral, las empresas pueden recurrir a la implementación de un plan de compliance laboral, lo que les permitirá adoptar controles y medidas para la prevención y detección de conductas infractoras de leyes y reglamentos laborales, y para descuidos o desconocimientos que puedan acabar en una sanción.

Con un plan de compliance laboral las empresas pueden llevar un mejor control y gestión de los riesgos de incumplimiento de la normativa laboral a la que están expuestas (por ejemplo, en materia de igualdad, de registro de la jornada laboral, de protocolos de prevención del acoso sexual y por razón de sexo, de prevención de riesgos laborales y vigilancia de la salud, de altas y bajas en la Seguridad Social, etc.) y evitar incurrir en las sanciones contempladas en la LISOS.

tarifas compliance

Implantar un canal de denuncias

La implantación de un canal de denuncias es otra de las herramientas que no puede faltar en una empresa comprometida con la prevención y detección de conductas infractoras. Además, recordemos que de acuerdo a la Ley 2/2023 del canal de denuncias, las empresas de 50 o más empleados están obligadas a tener implantado este sistema interno de información.

El canal de denuncias puede ser una medida clave para evitar las sanciones de la LISOS, ya que puede servir para la detección temprana de las conductas tipificadas como infractoras en esta Ley, pudiendo solucionarlas antes de que propicien una visita de la Inspección de Trabajo y la apertura de un procedimiento sancionador contra la empresa.

Pero para que el canal de denuncias sea útil y efectivo en esta materia, es necesario que los empleados confíen en su funcionamiento, por lo que la empresa deberá implementar un sistema interno de información cumpliendo con los requisitos establecidos en la Ley 2/2023 y dotarlo de los recursos y la independencia necesaria para que funcione de forma adecuada.

La mejor forma para lograr este objetivo es contratar la implantación y gestión del canal con un servicio del canal de denuncias especializado, como el que encontrarás en Grupo Atico34.

Contar con un compliance officer

Finalmente, para asegurar tanto la correcta implementación, gestión, supervisión y seguimiento del plan de compliance laboral, así como del canal de denuncias, las empresas pueden crear un órgano de compliance o contratar un compliance officer, si no disponen del personal para cumplir con las funciones y responsabilidades atribuidas a esta figura (que puede ser tanto una única persona como un órgano colegiado).

El compliance officer se encargará, entre otros aspectos, de supervisar el cumplimiento normativo de la empresa, lo que incluye la normativa laboral y advertir de los riesgos de incumplimiento a las que está expuesta o puede cometer.

Grupo Atico34 te ayuda a cumplir con la normativa laboral

Si quieres evitar las sanciones del orden social contempladas en la LISOS, pero no cuentas con el personal o medios específicos para ello, Grupo Atico34 puede ayudar a tu empresa a prevenir las infracciones de la normativa laboral a través de la implementación de soluciones de compliance, la implantación del canal de denuncias interno o la contratación de un compliance officer externo.

En Grupo Atico34 no solo encontrarás las herramientas para gestionar la prevención de riesgos de cumplimiento normativo y cumplir con todas las obligaciones de la normativa laboral de aplicación en tu empresa, también tendrás a tu disposición la asistencia y asesoramiento legal de un equipo de abogados especializados en compliance, que resolverán cualquiera de tus dudas respecto a la normativa laboral.

Ponte en contacto con Grupo Atico34 e infórmate sobre todo lo que podemos hacer por tu empresa para que tú te centres en lo importante, el éxito de tu negocio.

¿Necesitas un presupuesto? Escríbenos o llámanos al 914 896 419

He leído y acepto la política de privacidad.