¡Pide presupuesto en 2 min! ✓
Registro de marcas

La fecha de prioridad de una patente

La fecha de prioridad otorga lo que se denomina como derecho de prioridad al solicitar una patente. Pero, ¿cuándo se fija exactamente esta fecha? ¿Cuánto tiempo de exclusividad concede? ¿En qué países se aplica? En este artículo te resolvemos todas las dudas.

¿Qué es la fecha de prioridad de una patente?

La fecha de prioridad de una patente es la fecha a partir de la cual, el solicitante de una patente obtiene protección inicial sobre su autoría y derecho de exclusividad sobre la misma.

Se fija en el momento el momento en que la solicitud de la patente es aprobada y tiene como objetivo garantizar que ninguna otra persona física o jurídica pueda presentar la misma patente durante un determinado período de tiempo.

Es decir, la fecha de prioridad en patentes otorga derecho de prioridad a la primera persona que presenta una patente y evita que se tramiten dos patentes iguales o similares simultáneamente.

El derecho de prioridad también permite al interesado solicitar la patente en otro país miembro del Convenio de la Unión de París, tomando como fecha de prioridad la fecha de solicitud inicial en el país de origen, siempre y cuando la nueva solicitud consista en una traducción literal de la original.

¿Cuánto tiempo de derecho de exclusividad otorga?

La fecha de prioridad se establece en el momento en que la solicitud de la patente es aprobada. A partir de ese momento otorga un derecho de prioridad cuya duración depende de si se trata de un registro de nombres o marcas comerciales, patentes, modelos de utilidad o modelos industriales.

En patentes y modelos de utilidad

En el caso de patentes y modelos de utilidad, se otorga derecho de exclusividad durante los 12 meses siguientes a la aprobación de la solicitud

En marcas y modelos industriales

Si se trata de marcas o modelos industriales, el derecho de exclusividad tendrá una duración de 6 meses desde la aprobación de la solicitud.

¿Qué ocurre cuando terminan estos plazos?

Una vez que estos plazos hayan terminado, se perderá el derecho de exclusividad y la patente pasará a ser de dominio público, es decir, se perderá el derecho de prioridad y cualquier otra persona física o jurídica podrá solicitar la patente.

El principio de territorialidad en el derecho de prioridad

A la hora de solicitar una patente hay que tener en cuenta el principio de territorialidad. Dicha principio señala que los derechos de propiedad industriales no son globales, sino que cada país debe otorgar estos derechos en su propio territorio y de acuerdo a su normativa.

Uno de los requisitos para que una patente sea válida es el concepto de novedad. Esto puede dar lugar a situaciones complejas. Por ejemplo, si una persona solicita una patente en España el 1 de enero de 2021, y después decide solicitar la misma patente en otro país, le podría decir que no cumple el requisito de prioridad, ya que la patente ya existe en España.

Siguiendo con el mismo ejemplo, esta persona dispondría hasta el 1 de enero de 2022 para solicitar la misma patente en cualquier otro país del Acuerdo de la Unión de París. Una vez pasada esta fecha, se perdería el derecho de prioridad, y además la patente en el nuevo país carecería de la condición de novedad.

¿En qué países se aplica la fecha de prioridad?

La prioridad unionista se aplica en todos aquellos países que forman parte del Convenio de la Unión de París (CUP). En un principio este convenio fue firmado por solo 10 países, pero ha sufrido diversas modificaciones a lo largo del tiempo y hoy en día está en vigor en 177 países.

¿En qué casos se puede solicitar la protección de la prioridad?

Se puede reivindicar la prioridad de una patente en aquellos casos en los que se haya hecho una primera solicitud de patente, modelo de utilidad, marca o modelo industrial en algún país miembro del Convenio de la Unión de París.

Esta protección de la prioridad también se puede reclamar a la hora de presentar la misma invención en otros países del CUP, dentro de un plazo máximo de 12 meses desde la solicitud inicial.

Esto también significa que cualquier hecho sucedido entre la primera solicitud y las solicitudes siguientes no tendrán efectos sobre estas, es decir, seguirán siendo válidas aunque la invención se haya divulgado o explotado en el país original.

Excepciones: derecho de uso previo

Existen algunas excepciones a los derechos que otorga la echa de prioridad, basados en el llamado preúso o uso previo.

En este sentido, la normativa admite la explotación de una patente por parte de un tercero durante el tiempo que dure el derecho de prioridad, siempre y cuando el uso por parte del tercero se hubiera iniciado antes de la fecha de solicitud de la patente.

¿Se puede retirar la reivindicación de prioridad?

La fecha de prioridad no solo es importante para saber cuándo comienza la protección sobre la patente y cuándo termina. También es una fecha de referencia para otros procedimientos. Por citar un ejemplo, la solicitud de una patente se suele publicar 18 meses después de la fecha de la primera prioridad.

Al hilo del punto anterior y respondiendo a la pregunta del epígrafe, SÍ se puede retirar la reivindicación de prioridad, pero teniendo en cuenta una serie de factores.

El primero es que la retirada de la reivindicación de prioridad supone que ya no se tomará en cuenta la fecha de prioridad más antigua, sino que se deberá volver a solicitar la protección y se aplicará una nueva fecha de prioridad, retrasando todos los plazos procesales.

Esto puede tener su parte positiva y negativa. En el plano positivo, se puede conseguir tiempo extra para desarrollar la patente, por ejemplo si no ha superado el examen de los expertos de la oficina de patentes.

Pero, por otro lado, puede darse el caso de que el estado de la técnica haya evolucionado y, durante este período de tiempo, la patente haya perdido la condición de novedad y ya no sea válida. Por tanto, por la potencial posibilidad de que el retraso afecte a la patentabilidad de la invención, solo se deberá tomar esta medida en casos extremos.

Cesión de derechos de prioridad

En caso de que el solicitante inicial quiera ceder los derechos de prioridad de la patente a otra persona física o jurídica, por ejemplo para su presentación en otro país, será necesario presentar un Certificado de Cesión de Derechos de Prioridad.

Esto ha sido todo por nuestra parte. Si quieres saber más sobre el tema te recomendamos que consultes nuestra guía sobre el Registro de la Propiedad Industrial.