¡Pide presupuesto en 2 min! ✓
Registro de marcas

Estado de la técnica ¿Por qué es importante la novedad antes de patentar?

Uno de los factores clave a la hora de patentar una invención es el estado de la técnica. Se trata, fundamentalmente, de evaluar la patentabilidad de una invención en base a si ésta ya se conocía. determinando si cumple los requisitos de novedad o actividad inventiva.

¿Qué es el estado de la técnica en una patente?

El artículo 6.2 de la Ley de patentes 11/1986, indica lo siguiente:

El estado de la técnica está constituido por todo lo que antes de la fecha de presentación de la solicitud de patente se ha hecho accesible al público en España o en el extranjero por una descripción escrita u oral, por una utilización o por cualquier otro medio.

El estado de la técnica en patentes constituye cualquier prueba en firme de que la invención solicitada ya existe (o no). Por tanto, es imprescindible conocerlo para saber si una invención cumple los requisitos de novedad o actividad inventiva. Es decir, determinar la patentabilidad de una invención.

Hay quien piensa que el estado actual de la técnica se refiere a aquellos productos o procedimientos que ya estén disponibles comercialmente. Sin embargo, no es así. El estado de la técnica comprende cualquier producto o procedimiento que haya sido mostrado o descrito anteriormente, sin necesidad de que haya tenido una aplicación comercial.

Por ejemplo, una descripción sobre el mecanismo de un dispositivo hecha hace cientos de años, puede ser estado de la técnica. Podemos ir incluso más atrás en el tiempo. Un boceto de una máquina diseñada en el antiguo Egipto también podría ser estado de la técnica. Y podríamos incluso irnos a la prehistoria. Un dibujo hecho por los hombres primitivos en una cueva prehistórica también podría considerarse estado anterior de la técnica.

Esto significa que no solo no es necesario que el producto esté disponible comercialmente, sino que ni siquiera hace falta que exista físicamente.

Evidentemente, un producto existente es la forma más obvia de estado de la técnica. Pero la realidad, es que la gran mayoría de bocetos, ideas o descripciones, rara vez llegan a patentarse, y todavía con menos frecuencia, son comercializados.

No se debe confundir con el sector de la técnica en patentes, que consiste en una breve descripción del sector principal y subsectores en los que se encuadra la invención.

¿Por qué es importante la Novedad a la hora de patentar?

Uno de los objetivos de buscar el estado actual de la técnica es comprobar si una invención cumple con el requisito de novedad.

La novedad es un factor esencial por varios motivos:

  • Por un lado, será casi imposible conseguir derechos de propiedad industrial para una idea que no sea novedosa, ya que es probable que tenga escaso valor o aplicación industrial.
  • Por otro, el hecho de no cumplir el requisito de novedad puede implicar que el producto o procedimiento ya haya sido patentado por algún otro. En ese caso, la explotación de dicho producto o procedimiento sin permiso podría tener consecuencias legales.

Además del concepto de novedad, hay que tener en cuenta las técnicas en competencia. En este caso se trata de proyectos o ideas que no se parecen en nada al objeto de la invención, pero que se utilizan con la misma finalidad.

El conocimiento de las técnicas en competencia es importante para saber qué alternativas a la invención propia existen en el mercado. Esto es fundamental para valorar cómo de dura es la competencia o para saber qué ventajas se pueden ofrecer respecto a esas alternativas.

Búsqueda del estado de la técnica

A la hora de realizar una búsqueda del estado de la técnica de un proyecto es necesario tener en cuenta una serie de factores:

  • Es un paso imprescindible para saber si existe posibilidad de sacar adelante la idea, antes de gastar tiempo y dinero en ella.
  • La búsqueda puede llevar desde solo unos minutos a extenderse mucho en el tiempo.
  • Las empresas de la competencia harán esta búsqueda para desarrollar innovaciones que puedan suponer una dura competencia.
  • Lo mismo harán los inversores, que no financiarán proyectos que ya cuenten con un estado de la técnica anterior.
  • Ten en cuenta que el objetivo de la búsqueda es encontrar anterioridades a la invención propia.
  • Es una búsqueda constante, es decir, se debe actualizar a medida que el proyecto se va desarrollando, por si surgiera algo que mermara el carácter de novedad de la invención.

A continuación vemos una serie de consejos sobre cómo y dónde buscar el estado de la técnica en un proyecto.

Elegir las palabras clave adecuadas

Al usar servicios como el buscador de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), la Oficina Europea de Patentes (OEP) u otros servicios alternativos como Google Patents o Espacenet, es fundamental elegir las palabras clave adecuadas para la búsqueda.

Debes pensar muy bien qué palabras clave son las idóneas para encontrar la información que buscas. A veces, las keywords más obvias resultan muy genéricas y arrojan resultados de búsqueda demasiado amplios.

Si estas palabras clave genéricas no resultan de ayuda, es recomendable buscar términos alternativos más concretos. Y más aconsejable todavía es buscar por términos técnicos específicos relacionados con la invención.

Buscar por productos

Hay que tener en cuenta que las ideas o productos obsoletos también se pueden considerar estado anterior de la técnica, por lo que será necesario consultar tanto fuentes actuales como antiguas.

Por otro lado, también es importante informarse de los productos que todavía están en desarrollo y no están en el mercado.

La búsqueda de productos se puede hacer a través de numerosas fuentes: páginas web, publicaciones especializadas, documentos técnicos, convenciones, exposiciones, proyectos académicos, folletos de tiendas, libros, catálogos y un largo etcétera.

También es recomendable consultar a expertos en el tema o proveedores. No hay que menospreciar nunca el conocimiento que puede tener un proveedor con muchos años de experiencia, o que incluso ya no esté en activo.

Buscar por patentes

Otra opción es buscar directamente en los registros de patentes o modelos de utilidad. Puede ser una tarea ardua, por lo que para tener éxito es recomendable contar con ayuda profesional. Existen diferentes opciones:

  • Red PATLIB: creada por los estados miembros de la OEP, cuenta con 320 centros con personal cualificado que ofrece diversos servicios, entre ellos la búsqueda de patentes.
  • Servicios de búsqueda de las oficinas de patentes.
  • Consultoras especializadas como PATCOM.
  • Agentes de la propiedad industrial.
  • Personal encargado del archivo de bibliotecas o de bases de datos empresariales.

El Informe del Estado de la Técnica (IET)

El Informe del Estado de la Técnica es un documento emitido por los expertos de las oficinas de patentes en el que se elabora un dictamen preliminar sobre el estado de la técnica ante la solicitud de una invención.

La obtención de este informe es un paso imprescindible para poder continuar con el proceso de solicitud de derechos para una patente.

Los examinadores de la oficina de patentes y marcas buscarán antecedentes a nivel mundial que puedan influir sobre la patentabilidad de la invención solicitada.

El documento incluye una opinión NO VINCULANTE sobre si la invención está en disposición de cumplir los requisitos de novedad, actividad inventiva, aplicación industrial, y si la solicitud se ha hecho conforme a los requisitos de la oficina de patentes y marcas.

Objetivos

El objetivo del informe es detectar todas aquellas ideas, proyectos o desarrollos similares que se han realizado en cualquier país del mundo y que puedan tener relación con la patente solicitada.

Contenido

El contenido del Informe del Estado de la Técnica incluye un resumen de los procedimientos realizados: objetivos y criterios de búsqueda, filtrado, resultados obtenidos, bibliografía, anexos gráficos, etc.

En definitiva, contiene todo aquello que los examinadores hayan encontrado en relación al estado de la técnica o estado del arte sobre la patente solicitada. Esta información será fundamental para determinar si cabe la posibilidad de cumplir los requisitos de novedad o actividad inventiva.

Beneficios

La principal ventaja es que permite al interesado conocer si su invención es patentable o no. Aunque el informe no resulta vinculante, sí es un indicativo claro de existencia o ausencia de patentabilidad. Gracias a ello se puede decidir si seguir adelante o no con la solicitud de patente, ahorrando tiempo y dinero en la producción de productos o procedimientos ya patentados.

Divulgaciones citadas

Por último, permite saber qué documentos concretos se han publicado antes, durante, o después de la fecha de prioridad. Esto incluye cualquier uso o documentos relativos a la divulgación oral que sean anteriores a la solicitud de la patente.

Esto ha sido todo sobre el estado de la técnica. Si quieres saber más sobre el tema, te invitamos a consultar nuestra guía sobre el registro de la propiedad industrial en España.