Conoce Atico34 - Solicita presupuesto
Internet

Protección de Menores en Internet: Derechos y Obligaciones

La protección de menores en internet ha cobrado gran relevancia en la actualidad, ya que son plenamente nativos digitales y el acceso a la Red comienza a edades cada vez más tempranas. Por ello existen derechos digitales específicos para menores, así como obligaciones para su protección, que competen tanto a responsables de sitios online y adultos como a los propios menores.

¿Qué significa la protección de menores en línea?

La protección de menores en línea significa adoptar y aplicar las medidas y mecanismos necesarios para garantizar que los menores no son expuestos a contenidos inadecuados, peligrosos o nocivos para ellos en internet y a proteger sus derechos al honor, la intimidad y la propia imagen.

Así, hablar de protección de menores en línea es hablar tanto de derechos como de obligaciones digitales y legales para un conjunto de actores que incluye tanto a responsables de sitios online y aplicaciones como a padres y/o tutores legales y los propios menores de edad (que en muchas ocasiones son los primeros en vulnerar su propia privacidad).

Hablamos, por tanto, de proteger a los menores cuando estos usan internet, pero también de que ellos mismos sepan protegerse al usar la Red y no cometer determinadas infracciones o delitos al usar diferentes aplicaciones, con especial atención a las redes sociales.

La protección de menores en internet implica adoptar y aplicar medidas y mecanismos que protejan a los menores de los peligros y riesgos de internet.

La protección de menores en internet se encuentra regulada en diferentes leyes y normas, siendo las más relevantes la Ley de Protección de Datos y Garantía de derechos digitales (LOPDGDD), que hace especial hincapié en los derechos digitales y la protección de datos de los menores de edad, un deber que recae tanto en responsables y encargados de tratamiento como en padres y/o tutores legales; la Ley de protección integral de la infancia y la adolescencia frente a la violencia (Ley Orgánica 8/2021) y la Ley de protección jurídica del menor (LOPJM).

Es fácil pensar que al ser nativos digitales, los menores están preparados para afrontar los riesgos y peligros de internet, pero lo cierto es que no lo están y es responsabilidad tanto de sus padres o tutores legales como de otros actores, como los centros de enseñanza y las Administraciones, enseñarles a usar con responsabilidad internet y educarlos respecto a los peligros de las redes sociales y otras plataformas online.

De la misma forma que les enseñamos a los niños a no hablar con desconocidos en la calle, debemos enseñarles a no compartir información personal en internet, donde no saben realmente quién es la persona que está al otro lado de la pantalla. No se trata de bloquear internet a los niños, sino de enseñarles a navegar con seguridad y privacidad, de acompañarlos cuando lo hacen, y de indicarles que hay comportamientos en internet que ellos no deben hacer.

tarifas proteccion datos

Derechos de los menores y derechos digitales

Los menores de edad tienen los mismos derechos que los adultos, además, la LOPJM establece en su artículo 21 que:

Todo menor tiene derecho a que su interés superior sea valorado y considerado como primordial en todas las acciones y decisiones que le conciernan, tanto en el ámbito público como privado.

En ese sentido, y aplicado en la protección de menores en internet, especialmente en lo referente a su privacidad y seguridad, los menores tienen los siguientes derechos y derechos digitales:

  • Derecho a la propia imagen. Es el propio menor, atendiendo a su grado de madurez, quien puede dar su consentimiento para el uso de su imagen. Sin embargo, las imágenes del menor no podrán usarse con fines que puedan menoscabar la honra o reputación del menor, ya que podría considerarse una intromisión ilegítima de este derecho, lo que daría pie a que interviniera el Ministerio Fiscal para aplicar las medidas previstas en la LOPJM. Cabe señalar que la imagen se considera un dato personal cuando puede identificar al interesado, por lo que el consentimiento para menores de edad en España para el uso de su imagen es de 14 años.
  • Derecho a la información. Los menores, en virtud del artículo 5 de la LOPJM tienen derecho a buscar, recibir y utilizar la información adecuada a su desarrollo. Así mismo, también se debe prestar atención a la educación digital y mediática de los menores.
  • Derecho a la seguridad digital. Reconocido para todos los ciudadanos (menores y adultos) en el artículo 82 de la LOPDGDD; se tiene derecho a la seguridad de las comunicaciones que se transmiten y reciben a través de internet, siendo los proveedores de servicios de internet (ISP) quienes deben informar a los usuarios de sus derechos.
  • Derecho a la educación digital. El artículo 83 de la LOPDGDD establece que es deber del sistema educativo educar a los menores para su inserción en la sociedad digital y en el aprendizaje de un uso seguro y responsable de los medios digitales, en concreto con respeto de la dignidad humana, los valores constitucionales, los derechos fundamentales y con el respeto y la garantía de la intimidad personal y familiar y la protección de datos personales.

Obligaciones para la protección de menores en internet

La protección de menores en internet también requiere cumplir con una serie de obligaciones y deberes por parte de los diferentes actores involucrados:

  • Según el artículo 84 de la LOPDGDD es obligación de los padres o tutores legales procurar que los menores hagan un uso equilibrado y responsable de los dispositivos digitales y de los servicios de la sociedad de la información. Así mismo, se establece que el Ministerio Fiscal podrá intervenir cuando se utilicen o difundan las imágenes de menores en redes sociales y servicios de la sociedad de la información que sean una intromisión ilegítima en los derechos fundamentales de los menores.
  • El artículo 92 de la LOPDGDD establece que aquellos responsables del tratamiento que desarrollen actividades en las que participen menores (por ejemplo, colegios), deben garantizar el derecho a la protección de datos en la publicación o difusión de datos de menores a través de internet. En caso de que la publicación se haga a través de redes sociales o servicios equivalentes, será necesario el consentimiento del menor (si es mayor de 14 años) o de sus padres o tutores legales (si es menor de 14 años).
  • Las Administraciones (estatales y autonómicas) deberán impulsar políticas para impulsar los derechos digitales de los menores y el uso equilibrado y responsable de los dispositivos digitales, redes sociales y servicios de la sociedad de la información por parte de los menores.
  • Cuando un producto digital esté dirigido específicamente a menores de edad, los términos y condiciones, así como la política de privacidad, deberán estar redactados en un lenguaje comprensible para ellos.
  • Los responsables del tratamiento deberán actuar con la diligencia debida para verificar la edad del menor para consentir al tratamiento de sus datos o que son sus padres o tutores legales quienes han dado dicho consentimiento.

Medidas para proteger a los menores en internet

La protección de menores en internet es, cómo hemos visto, una labor conjunta que implica en gran medida la educación de los menores en el uso seguro y responsable de los dispositivos digitales y de las redes sociales, requiere, también, que padres y/o tutores legales se impliquen en esa educación y saber y conocer aquellas aplicaciones, plataformas, redes sociales, etc., que utilizan actualmente los menores.

Para ello, se pueden aplicar diferentes medidas que, en primera instancia, deben ser siempre preventivas y educativas, y en última instancia reactivas. De entre esas medidas, las más destacadas para proteger a los menores en internet son:

  • Mantener con ellos un diálogo fluido y sano sobre el uso de las tecnologías y los dispositivos digitales, así como de los servicios de la sociedad de la información (internet, redes sociales, plataformas de vídeo, videojuegos en línea, etc.), sobre los riesgos existentes y los peligros de compartir información personal en internet, sobre cómo se crea y evoluciona su huella digital.
  • Promover el que se informen sobre los servicios y aplicaciones que utilizan y cómo estos manejan y tratan su información personal y las publicaciones que hacen ellos, es decir, enseñarles a leer y comprender los términos y condiciones de uso y la política de privacidad y lo que implica aceptarlos.
  • Estar presentes cuando utilicen internet o dispositivos con conexión a internet, especialmente con los más pequeños.
  • Limitar el tiempo de uso en función de su edad.
  • Aplicar medidas de control parental, configurar la privacidad de sus perfiles, enseñarles la importancia del uso de contraseñas seguras, controlar los contactos que tienen en redes sociales y otras plataformas, etc.
  • Enseñarles no solo la importancia de su privacidad, sino también la de terceros, es decir, enseñarles que deben respetar el derecho a la intimidad, el honor y la imagen de otras personas.
  • Enseñarles e informarles sobre los riesgos digitales (phishing, malware, estafas, grooming, etc.) y a reconocer el ciberacoso.

En definitiva, no se trata de prohibir el acceso a internet de los menores, sino de enseñarles a navegar con seguridad, a mantener su privacidad y a reconocer los riesgos y amenazas digitales a las que están expuestos, así como a respetar a los derechos y libertades de terceros en el ámbito digital.