Conoce Atico34 - Solicita presupuesto
Derechos

Derecho al honor: Qué es, cómo se vulnera y ejemplos

Es uno de los derechos fundamentales recogidos en la Constitución Española, pero ¿qué es el derecho al honor exactamente? ¿Cómo se regula este derecho? ¿Cuándo se vulnera el derecho al honor? En este artículo respondemos a estas cuestiones relativas al derecho al honor.

¿Qué es el derecho al honor?

El derecho al honor es uno de los llamados derechos fundamentales y está recogido y especialmente protegido en la Constitución Española. Este derecho es la protección de la proyección social e individual de toda persona (es decir, de nuestra reputación e imagen pública) y lo cierto es que ni la Constitución ni la ley que lo desarrolla dan una definición exacta de lo que es el derecho al honor, para ello debemos acudir al Diccionario Panhispánico del Español Jurídico, que define el derecho al honor como:

Derecho a que se respete la reputación, fama o estimación social de una persona.

Derecho a actuar administrativa o judicialmente contra quien profiera expresiones o imputaciones de hechos falsos que hagan desmerecer la consideración social e individual de una persona.

Así mismo, también debemos recurrir a la jurisprudencia del Tribunal Constitucional (Recurso de amparo 653/1989), que nos dice que el derecho al honor es un concepto jurídico indeterminado, cuya definición la podemos encontrar en el «lenguaje de todos». El Constitucional señala la conexión del derecho al honor con «la buena reputación» y la fama y «la honra», conceptos relacionados con «la opinión que las gentes tienen de una persona, buena o positiva si no van acompañadas de adjetivo alguno» y dice que «el denominador común de todos los ataques o intromisiones ilegítimas en el ámbito de protección de este derecho es el desmerecimiento en la consideración ajena como consecuencia de expresiones proferidas en descrédito o menosprecio de alguien o que fueren tenidas en el concepto público por afrentosas».

Es decir, que de acuerdo al Constitucional, es la opinión colectiva la que determina la honorabilidad de las personas, por lo que este es un derecho cambiante y fluido y que «depende de las normas, valores e ideas sociales vigentes en cada momento».

Cabe señalar que, normalmente, cuando hablamos de derecho al honor, pensamos en que es un derecho de la persona (así se refleja tanto en la Constitución como en la ley), pero ¿quiere esto decir que las personas jurídicas no tienen derecho al honor y la buena reputación?

Si bien, las personas jurídicas no se citan en ningún momento ni en la Carta Magna ni en la Ley que desarrolla este derecho, lo cierto es que la doctrina sentada por el Tribunal Constitucional sí lo hace, reconociendo que las personas jurídicas también son titulares del derecho al honor, puesto que «ninguna norma, ni constitucional ni de rango legal, impide que puedan ser sujetos de los derechos fundamentales» (Sentencia 139/1995).

La vulneración del derecho al honor 

Para poder hablar de la vulneración del derecho al honor, antes debemos conocer cómo y dónde se regula el derecho al honor en España.

normativa derecho al honor

El artículo 18.1 de la Constitución garantiza el derecho al honor, la intimidad y la propia imagen, protección que desarrolla y regula a la Ley Orgánica 1/1982, de protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, que califica este derecho como:

  • Irrenunciable, en tanto en cuanto una persona no puede renunciar a este derecho y de hacerlo, dicha renuncia se considerará nula.
  • Inalienable, pues no se puede transmitir este derecho a terceras personas, es un derecho personal.
  • Imprescriptible, es decir, el derecho no tiene prescripción extintiva.

Es esta Ley la recoge los requisitos para considerar que se ha producido una vulneración al honor y de los que hablaremos más adelante.

Así mismo, el Código Penal tipifica los delitos de calumnia y los de injuria como delitos contra el honor entre los artículos 205 y 208.

¿Cuándo se vulnera el derecho al honor?

El derecho al honor se vulnera cuando se produce una intromisión ilegítima en el honor, la intimidad y/o la propia imagen de una persona, con el objetivo de causar un daño a la reputación de esta.

Ahora bien, cabe señalar que el derecho al honor es un derecho muy subjetivo y que no siempre es fácil determinar cuándo se está vulnerando, especialmente si choca con el derecho a la información, que en ocasiones puede llevar a ponderar qué derecho prevalece sobre el otro (habitualmente, y salvo excepciones relacionadas con la relevancia informativa de un hecho basado en el interés general y la veracidad de la información, el derecho que prevalece es el derecho al honor).

Requisitos vulneración derecho al honor

Cómo dijimos más arriba, la Ley Orgánica 1/1982 de protección civil del derecho al honor recoge en su artículo 7 los comportamientos que se consideran intromisiones ilegítimas frente a la protección del honor, la intimidad y la propia imagen y que podemos calificar como esos requisitos:

  • Grabar la vida íntima de las personas mediante dispositivos de grabación de audio o de vídeo y reproducirlos por cualquiera de estos medios.
  • Utilizar dispositivos de escucha o de cualquier tipo para conocer la vida íntima de las personas, sus manifestaciones o correspondencia, así como su grabación, registro o reproducción.
  • Divulgar hechos relativos a la vida privada de una persona o familia que afecten a su reputación y buen nombre, así como la revelación o publicación de correspondencia, memorias u otros escritos personales de carácter privado.
  • Revelar datos privados de una persona o familia conocidos a través de la actividad profesional u oficial de quien los revela (del infractor).
  • Captar, reproducir o publicar fotografías o vídeos de una persona en lugares o momentos de su vida privada o fuera de ellos. Con las excepciones recogidas en el artículo 8.2 de esta Ley:
    • Cuando se trate de personas que ejerzan un cargo público o una profesión de notoriedad o proyección pública y las imágenes se hayan captado en un acto público o lugar público.
    • Caricaturas.
    • Cuando la imagen aparezca como accesoria en la información gráfica de un suceso o evento público.
  • Usar el nombre, la voz o la imagen de una persona sin su consentimiento para fines publicitarios o comerciales.
  • Lesionar la dignidad o reputación de otra persona a través de la imputación de hechos o la manifestación de juicios de valor.
  • La persona condenada en sentencia firme por los tribunales de lo penal, no podrá usar el delito para conseguir notoriedad pública ni obtener provecho económico, ni divulgar datos falsos sobre hechos delictivos que lesionen la dignidad de las víctimas.

Como podéis ver, la mayoría de comportamientos que se considera que atentan contra el honor están relacionados con el derecho a la privacidad y los delitos contra la intimidad de las personas y sus familias.

A estas intromisiones, habría que añadir aquellos delitos que están tipificados como delitos contra el honor en el Código Penal, el delito de injurias y el delito de calumnias, que para ser considerados como tales, deben cumplir estos requisitos:

  • Ser grave, en el sentido de que su difusión sea pública y a gran escala.
  • Es necesario que se haya presentado una querella por parte del ofendido o los representantes legales de este si es menor o incapaz. La justicia nunca actuará de oficio, salvo que se trate de funcionarios públicos y el delito concierna a su función pública.
  • Antes de presentar la querella, debe haberse intentado una audiencia de conciliación, puesto que para iniciar la querella, se necesita la certificación del intento de conciliación.
  • Estos delitos prescriben en el plazo de un año.

derecho al honor

Demandas por vulneración del derecho al honor

Cómo hemos visto, el derecho al honor puede protegerse tanto por la vía civil como por la vía penal, siendo más habitual la primera, ya que la calificación como delito siempre es más compleja.

Así, la protección civil del derecho al honor busca restituir, mediante indemnización, los daños y perjuicios que se hayan causado por atentar contra el honor de la víctima. Mientras que la protección penal del derecho al honor lo que busca es castigar el daño causado a una persona por la difamación a la que se haya visto expuesta y que le haya causado un daño en su honor y reputación.

En cualquier caso, estamos ante intromisiones o delitos privados, ya que afectan a los derechos de las personas, lo que significa que es el ofendido (o sus herederos cuando así lo disponga la ley) quien debe denunciarlos, no pudiendo perseguirse de oficio. Los delitos contra el honor se denuncian a través de querella en los juzgados o ante la policía.

Cabe señalar que, dado el carácter subjetivo no definido del derecho al honor, cuando hay que determinar si se ha vulnerado o no, se deben tener en cuenta las circunstancias particulares de cada caso y de la persona afectada.

A continuación os dejamos varias sentencias del Tribunal Constitucional (todas ellas de recursos de amparo), que son ejemplos del objeto del derecho al honor tratado por este Tribunal y que han ido configurando la jurisprudencia y doctrina respecto a este derecho:

  • Sentencia 223/1992, de 14 de diciembre; vulneración del derecho al honor y libertad de información.
  • Sentencia 185/1989, de 13 noviembre; vulneración del derecho al honor.
  • Sentencia 14/2003, de 28 de enero; vulneración de los derechos a la propia imagen y al honor por la difusión por parte de la policía de la fotografía de un detenido.
  • Sentencia 176/2013, de 21 de octubre; vulneración de los derechos a la intimidad y la propia imagen por la difusión de imágenes de naturaleza estrictamente privada no amparada por el interés público.
  • Sentencia 216/2013, de 19 de diciembre; vulneración del derecho a la libertad de expresión, relacionado con la crítica como excepción a las intromisiones del derecho al honor.
  • Sentencia 19/2014, de 10 de febrero, vulneración al derecho a la propia imagen por reportaje fotográfico carente de relevancia pública.

Ejemplos de derecho al honor

Finalmente, aparte de los ejemplos de derecho al honor de las sentencias del punto anterior, y para terminar de ilustrar este artículo, os dejamos otras situaciones que también son un ejemplo de derecho al honor vulnerado o suponen una intromisión ilegítima en el mismo:

  • Publicar imágenes de una persona sin su consentimiento, que pueda suponer un menoscabo para su imagen y/o reputación.
  • Divulgar sin consentimiento información de la esfera privada y personal de una persona.
  • Grabar conversaciones privadas de las que no se es parte y difundirlas, especialmente si contienen o hacen referencia a información privada o de la esfera íntima de sus participantes.
  • Acusar de haber cometido un delito a una persona, sabiendo que no es cierto.
  • La inclusión de una lista de morosos, cuando la deuda no existe o ha sido saldada.