¡Pide presupuesto en 2 min! ✓
LaboralLOPDGDD & RGPD

Consentimiento de un contrato. ¿Cómo se otorga?

Para que un contrato sea válido debe existir un objeto materia del contrato, una causa que legitime dicho contrato y un consentimiento otorgado por las partes. En este artículo nos vamos a detener en el consentimiento de un contrato. ¿En qué consiste? ¿Quién lo puede prestar? ¿Cuándo no es válido este consentimiento?

¿Qué es el consentimiento en un contrato?

El artículo 1262 del Código Civil se refiere al consentimiento de un contrato de la siguiente manera:

Es el concurso de la oferta y de la aceptación sobre la cosa y la causa que han de constituir el contrato.

Dicho de otro modo, el consentimiento consiste en la conformidad de las partes respecto a las condiciones del acuerdo y su voluntad para celebrar el contrato.

¿Cómo se ha de obtener el consentimiento en contratos?

El consentimiento expreso se ha de otorgar mediante una acción inequívoca, como puede ser la firma del contrato.

El Código Civil establece que éste se manifiesta por la existencia de la oferta y la aceptación sobre el objeto y causa que constituyen dicho contrato.

Por otro lado, en caso de que la persona que realiza la oferta y el que la acepta se hallen en lugares distintos, se considerará que el consentimiento es otorgado una vez que el oferente conoce la aceptación de la otra parte, o en caso de que el aceptante haya prestado su consentimiento, el oferente no pueda ignorarlo sin caer en mala fe. En esta situación, el contrato se considerará celebrado en el lugar desde el que se realizó la oferta.

En el caso de que el contrato sea celebrado mediante dispositivos telemáticos, se considerará que existe consentimiento cuando ambas partes manifiesten su aprobación para la celebración del acuerdo a través de una acción voluntaria e inequívoca.

¿Quién puede otorgar consentimiento en un contrato?

En realidad, se responde mejor a esta pregunta señalando quién NO puede prestar consentimiento. La ley señala que puede otorgar consentimiento en un contrato cualquier persona física, salvo los menores no emancipados, o las personas incapacitadas para ello.

Por otro lado, ninguna persona puede otorgar el consentimiento de un contrato en nombre de otra, salvo que esté autorizado por la ley o por el propio interesado (por ejemplo, si se le han transferido esos poderes como representante legal).

¿Cuándo no es válido el consentimiento en un contrato?

No serán válidos aquellos contratos en los cuáles exista un vicio en el consentimiento.

Se considera que existe vicio en el consentimiento de un contrato cuando éste ha sido prestado por error o mediante violencia, intimidación o dolo.

Si el consentimiento se ha prestado por error, para que se invalide el contrato este consentimiento ha de referirse al objeto materia del contrato, o a las condiciones exigidas para la celebración del acuerdo. Es decir, el error solo invalida el contrato cuando la causa u objeto al que se refiere sea motivo principal de la celebración del mismo.

Por su parte, en los casos en que el consentimiento haya sido prestado a causa de violencia, intimidación o dolo, el acuerdo será nulo.

Se considera que existe violencia cuando una de las partes ha empleado una fuerza irresistible para obligar a la otra a la firma del contrato.

Se considera que hay intimidación cuando una parte ha infundido a la otra un temor fundado a sufrir consecuencias negativas por la no aceptación del contrato. Esto incluye el temor a sufrir daños o males inminentes o graves en su persona y sus bienes, o en la persona y bienes de sus ascendientes, descendientes o cónyuge.

Por último, se considera que existe dolo cuando uno de los contratantes haya caído en maquinaciones que inducen a la otra parte a firmar un contrato que, de otra forma, no habría firmado.

Recuerda que en nuestra web puedes consultar más información relacionada con contratos y protección de datos, por ejemplo acerca del acuerdo de confidencialidad y no divulgación de la información.