¡Pide presupuesto en 2 min! ✓
ProfesionalesSectores

San Valentín y los datos personales

5 Mins read

seguridad datos personales clientes

Otro año más llega el día de San Valentín y las empresas se vuelven locas ofreciéndonos descuentos en todo tipo de regalos y concursos o sorteos a través de las redes sociales y páginas web como “cena para dos” o “fin de semana romántico”. Se trata de otra tradición de carácter comercial y que las empresas suelen aprovechar para conseguir más ventas. Pero también debemos proteger los datos personales.

[sociallocker id=”3509″]Hace unos días, leí en la prensa una noticia en la que un empleado de una importante empresa de mensajería, al entregar un paquete a una clienta le gustó ésta y se quedó con sus datos personales acosándola con llamadas y mensaje.

El resultado fue trágico para todos: la clienta se sintió acosada y descontenta con el servicio que había contratado, lo difundió en las redes sociales perjudicando así la empresa por la mala imagen al no respetar la privacidad de sus clientes y, el trabajador, se quedó sin trabajo y sin cita. Y es que esto es más grave de lo que pensamos.[/sociallocker]

De estos casos podemos deducir la necesidad de garantizar un uso correcto de los datos personales y la obligación de confidencialidad por parte de quienes acceden a los mismos.

Consejos de seguridad para San Valentín (y el resto del año)

Para evitar sanciones por parte de la AEPD, se recomienda a cualquier empresa la firma de cláusulas de confidencialidad con todos sus trabajadores y terceros que tengan acceso a los datos personales recogidos en los ficheros responsabilidad de esa empresa. Estos Acuerdos de Confidencialidad pueden incluirse como Anexo al Contrato de Trabajo firmado entre el empleado y la empresa, o bien en documento aparte.

Otros consejos que también debemos tener en cuenta para mantener segura nuestra información personal:

  • A-M-O-R es genial, pero no lo uses como contraseña: Las claves deben tener un mínimo de ocho caracteres y si incluimos números, símbolos y letras mayúsculas y minúsculas mejor.
  • Cuidado con lo que almacenas en tus dispositivos: Procura no dejar información personal innecesaria en tus dispositivos para reducir la cantidad de datos a los que tengan acceso los cibercriminales.
  • Protege lo que importa: Asegúrate de que tu red doméstica tenga la seguridad adecuada.

Confidencialidad y deber de secreto

El deber de secreto resulta esencial en nuestra sociedad actual en la que los avances tecnológicos sitúan a las personas en zonas de riesgo para la protección de derechos fundamentales, como la intimidad o el derecho a la protección de los datos, regulado en el artículo 18 de la Constitución.

El deber de secreto persigue garantizar a cualquier persona un poder de control sobre sus datos personales, sobre su uso y destino, y supone que los datos personales no pueden ser conocidos por ninguna persona o entidad ajena, fuera de los casos autorizados por la Ley. Este deber es anterior al reconocimiento del derecho fundamental a la Protección de Datos.

En la LOPD se recoge ese deber de secreto profesional de la siguiente forma:  “El responsable del fichero y quienes intervengan en cualquier fase del tratamiento de los datos de carácter personal tienen la obligación de guardar secreto profesional respecto de los mismos y el deber de custodiarlos, obligaciones que subsistirán aun después de finalizar sus relaciones con el titular del fichero o, en su caso, con el responsable del mismo”.

Obligaciones de los responsables del tratamiento

Por tanto, el deber de secreto afecta a los responsables que tratan datos y a toda persona que participe en cualquier fase del tratamiento; y es que la realización de un trabajo, del tipo que fuere, que suponga el acceso a datos personales, origina automáticamente la obligación de guardar secreto respecto de los mismos, incluso en los casos de un trabajo temporal, persistiendo dicha obligación, aún después de terminada su vinculación laboral con el responsable del fichero.

Por ejemplo, en el caso de tener acceso, como trabajador de una empresa, a los datos de carácter personal contenidos en los ficheros de esa entidad, el empleado tiene el compromiso legal de guardar secreto y no facilitar esos datos a nadie, incluso una vez que el empleado haya dejado de prestar servicios en dicha entidad.

En el desarrollo de su trabajo en la empresa, los empleados pueden tener acceso a documentos en soporte papel, documentos electrónicos, soportes informáticos, electrónicos y telemáticos susceptibles de contener información considerada confidencial.

Cláusulas de confidencialidad

Cualquier empresa debe recoger en los contratos laborales que celebra con sus empleados, cláusulas por las que obligan a éstos a guardar secreto respecto de los datos personales a los que tengan acceso como consecuencia del desempeño de su trabajo en la empresa.

En estas cláusulas se debe asegurar que, una vez finalizada la relación laboral, el trabajador cumplirá también el deber de secreto profesional respecto de la información confidencial y de los datos de carácter personal a los que haya accedido durante el ejercicio de sus funciones, y reintegrará de manera inmediata cualquier soporte o documento en el que aparezca información confidencial o algún dato de carácter personal objeto del tratamiento, que por cualquier motivo se encuentre en su poder, o la destruirá mediante los procedimientos de seguridad para el borrado de información establecidos por la empresa.

Así mismo, en los contratos de prestación de servicios celebrados entre los responsables de ficheros y los encargados del tratamiento con motivo de un acceso a datos por cuenta de terceros, se deben recoger cláusulas que impongan a las empresas prestatarias la obligación de confidencialidad respecto de los datos personales a los que acceden y tratan para cumplir con el servicio encomendado por el responsable.

Consecuencias del incumplimiento del deber de secreto

La vulneración del deber de secreto puede suponer una infracción leve en materia de Protección de Datos. En el caso de que la información facilitada haga referencia a datos sobre la comisión de infracciones administrativas o penales, Hacienda Pública o servicios financieros, la infracción se considera de carácter grave; por último, si como consecuencia de la infracción del deber de secreto y confidencialidad se revela información concerniente a datos de ideología, religión, creencias, origen racial, salud o vida sexual, así como datos recogidos para fines policiales sin consentimiento de las personas afectadas, la infracción será muy grave.

El importe de las sanciones impuestas por la AEPD al responsable del fichero o al encargado del tratamiento que cometa cualquiera de las infracciones recogidas en la LOPD relacionadas con la vulneración del deber de secreto y confidencialidad de los datos personales, pueden oscilar entre los 601.01 y los 601.012,10 euros.

Y no olvides que desde Grupo Ático34, teléfono 91 489 64 19, te proporcionamos las cláusulas de confidencialidad que deben firmar tus trabajadores así como todo el asesoramiento que necesites en materia de Protección de Datos. ¡Feliz día de San Valentín!

Related posts
Sectores

Protección de datos de las Iglesias y entidades religiosas

7 Mins read
Con las importantes novedades introducidas en materia de Protección de datos por el RGPD y la posterior LOPDGDD, recibimos numerosas consultas sobre…
SanidadSectores

¿Quién y por qué puede ver mi historial médico?

5 Mins read
Los datos relacionados con la salud están considerados como información de carácter personal y sensible y, por tanto, están altamente protegidos por…
SanidadSectores

Pulseras E-Health y la Protección de Datos

8 Mins read
La pulsera inteligente o pulseras healthcare ha pasado desde hace algunos años, a formar parte de nuestro día a día, integrándose con naturalidad…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.