Conoce Atico34 - Solicita presupuesto
Videovigilancia

¿Es legal grabar a alguien desde la ventana?

Las ventanas de una vivienda, o su entorno inmediato, suelen ser uno de los puntos en los que podemos encontrar instaladas cámaras de seguridad, pero ¿qué ocurre cuando estas cámaras captan la calle u otras viviendas colindantes? ¿Es legal grabar a alguien desde la ventana? ¿Y con una videocámara o cámara del móvil? En este artículo respondemos a estas preguntas.

¿Podemos instalar cámaras en las ventanas de casa?

De la misma forma que puedo poner cámaras de vigilancia en la fachada de mi casa, puedo colocar estas cámaras, o alguna de ellas, en las ventanas de mi casa, siempre que la finalidad de dicha instalación esté dentro de la legalidad y su finalidad sea la seguridad de las personas, de los bienes materiales o del propio inmueble.

Es decir, que a la hora de instalar una cámara de seguridad en una ventana o las ventanas de una propiedad privada, la finalidad de la misma debe ser la seguridad, además, no podrá grabar la calle (algo que solo está permitido para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado), ni tampoco podrá apuntar a viviendas o propiedades colindantes, lo que nos lleva a nuestro siguiente punto y pregunta, ¿grabar a alguien desde la ventana es legal?

¿Es legal grabar a alguien desde la ventana?

En el caso de una cámara de seguridad, no es legal grabar a alguien desde la ventana, tanto si se trata de viandantes en la calle que pasan por delante de la cámara, incluso si el objetivo de colocar la cámara es captar un acto delictivo o de vandalismo (las cámaras de vigilancia privada no pueden grabar continuamente la calle), como si se trata de las imágenes que capta la cámara en la ventana de otra vivienda o propiedad privada colindante, puesto que estaríamos cometiendo una infracción de la ley de protección de datos, así como un delito contra la intimidad de las personas y, si esas imágenes se difunden, un delito de revelación de secretos y contra la propia imagen (no está de más recordar en qué situaciones grabar a una persona sin su consentimiento es delito en España).

Las cámaras de seguridad, bajo ningún concepto, pueden apuntar a otras viviendas o propiedades privadas, porque se estaría cometiendo un delito de intromisión en la intimidad de las personas, por lo que si vamos a instalar una cámara de seguridad en la ventana de nuestra vivienda, debemos asegurarnos que apunta hacia nuestra ventana o la franja mínima de calle, si lo que queremos es vigilar y controlar ese acceso.

En el caso de que para cumplir la función de seguridad y vigilancia del perímetro y, no habiendo otra opción para su instalación, la cámara en la ventana capte la vía pública, se deberán usar máscaras de privacidad, para evitar la captación de imágenes de personas u otro tipo de datos personales, como matrículas de coches. Pero, insistimos, la cámara no puede apuntar nunca a otra vivienda o propiedad privada.

Respecto a grabar a alguien desde la ventana con una videocámara o la cámara del móvil, tampoco estaría permitido si no contamos con el consentimiento de la persona que estemos grabando. Sería una excepción si lo que estamos grabando es la comisión de un delito en la calle u otra propiedad desde nuestra ventana; en este caso, deberemos facilitar la grabación a la policía como prueba de la comisión de un delito, pero no deberíamos difundir las imágenes captadas y, si lo hacemos, debemos pixelar o difuminar las caras de las personas que aparezcan el vídeo.

¿Y si simplemente estoy grabando la calle desde la ventana para documentar un momento significativo, como una nevada, una tormenta, algún tipo de incidente, etc.? En estos casos, no sería ilegal grabar desde la ventana, pero no deberíamos fijar el objetivo en personas concretas, especialmente si vamos a difundir esas imágenes de forma pública.

También resultaría ilegal grabar conversaciones desde nuestra ventana, aunque estas tengan lugar en la calle, nuevamente podríamos estar ante un delito de revelación de secretos (recordemos que solo se puede grabar una conversación sin consentimiento si nosotros somos parte de ella), especialmente si hacemos públicas o difundimos esas conversaciones.

¿Nos pueden denunciar por grabar a alguien desde la ventana?

Puesto que ya hemos asentado que no es legal grabar a alguien desde la ventana, la respuesta es sí, nos pueden denunciar por ello y recibir una sanción administrativa o penal (depende de ante quién nos hayan denunciado) y, dependiendo de la finalidad y gravedad de la conducta, incluso pena de prisión (el delito de revelación de secretos está penado con prisión de uno a cuatro años).

Si tenemos colocada una cámara en la ventana y es evidente que esta apunta a la calle o, más grave si cabe, al interior de otra vivienda o propiedad, es muy probable que nos denuncien por ello. Incluso si la cámara resultase ser falsa o no grabar o captar imágenes, podríamos ser multados, porque la mera presencia de la cámara podría estar coartando el derecho a la intimidad de las personas que capta la cámara.

Lo mismo se aplica a grabaciones hechas desde la ventana con una cámara de video o la cámara del móvil, con la excepción que ya indicamos más arriba respecto a la grabación de la comisión de un delito o eventos significativos.

¿Dónde denunciar cámaras que graban desde ventanas?

Cómo ya explicamos en «Mi vecino apunta su cámara hacia mi casa», si descubrimos cámaras que graban desde ventanas la calle o nuestra propiedad, podemos denunciar dichas cámaras ante la AEPD, a través de su sede electrónica, cumplimentando el formulario de denuncia y adjuntando copia del DNI, así como las pruebas que creamos necesarias (como, por ejemplo, imágenes de las propias cámaras y hacia dónde apuntan).

También podemos acudir a la policía con esas mismas pruebas y poner una denuncia y comenzar la vía penal.

En definitiva, si vas a colocar cámaras de seguridad en la fachada de tu casa y eso incluye la instalación de alguna cámara en las ventanas, ten en cuenta lo que dice la normativa sobre cámaras de vigilancia y no apuntes esas cámaras a la calle ni a otras viviendas o propiedades privadas. Y si grabas un incidente o un delito desde tu ventana, usa las imágenes para ponerlo en conocimiento de las autoridades correspondientes y, en caso de querer difundir las imágenes, recuerda que siempre debes difuminar las caras de las personas que aparecen en el vídeo y cualquier otro dato personal que pudieras haber captado.