Conoce Atico34 - Solicita presupuesto
Nuevas tecnologias

Identidad Digital Europea: qué es, para qué sirve y cómo obtener la cartera digital

Tras la aprobación del Reglamento eIDAS 2 por parte del Parlamento Europeo, la entrada en funcionamiento de la Identidad Digital Europea cada vez está más cerca. En este artículo explicamos qué es y para qué sirve el identificador digital europeo y cómo funcionará a través de la denominada European Digital Identity Wallet (o cartera europea de identidad digital).

¿Qué es la Identidad Digital Europea?

La Identidad Digital Europea es un sistema unificado que permite reunir en una sola aplicación toda la información personal de un ciudadano, para que pueda usarla en diferentes trámites y operaciones electrónicas, que cuenta con las medidas de seguridad necesarias para garantizar la confidencialidad, integridad y disponibilidad de la información.

Gestionada a través de una aplicación que recibe el nombre de cartera europea de identidad digital (European Digital Identity Wallet), en este sistema se podrá almacenar desde documentos de identidad y permisos, como el DNI o el carnet de conducir, pasando por otra documentación oficial, como historial clínico, títulos académicos, etc., hasta contraseñas y medios de pago del usuario, para poder utilizarlos en diferentes trámites y operaciones con la Administración, nacional o de otros Estados miembros, y algunas entidades privadas.

La Identidad Digital Europea está regulada en el Reglamento eIDAS 2.

¿Para qué sirve la Identidad Digital Europea?

Imagina que pudieras usar tu certificado digital para realizar trámites administrativos con la Administración de cualquier país de la UE, eso, en gran medida, es para lo que sirve la Identidad Digital Europea, aunque va mucho más allá.

El objetivo de la identificación digital europea es que tanto personas físicas como empresas puedan acceder de forma universal a identificaciones y autenticaciones electrónicas de forma segura y evitando gran parte de trámites burocráticos. Además de poder acreditar la identidad, también podrá usarse para compartir documentación oficial para efectuar diferentes trámites con la Administración o con entidades privadas e incluso utilizarla para efectuar pagos online.

Gracias a la Identidad Digital Europea podrás llegar a un país de la UE y a través de una aplicación móvil acreditar tu identidad y la posesión del permiso de conducir para alquilar un coche, abrir una cuenta bancaria de forma fácil y rápida, solicitar la inscripción telemática en una universidad europea, pagar impuestos o registrarte en un hotel. Todo ello sin necesidad de realizar ningún trámite burocrático o simplificando en gran medida algunos de ellos y limitando la información personal compartida.

Con la Identidad Digital Europea se pretende unificar un sistema de identificación digital para toda la Unión, puesto que actualmente hay 14 países que emplean 19 sistemas de identificación electrónica distintos, que apenas sirven para comunicarse entre sí o con negocios privados. El objetivo es que todos los sistemas de identificación digital que usan los Estados miembros sean interoperables, de manera que la cartera digital europea sea funcional en todos ellos.

La cartera digital europea será una aplicación todo en uno, con la que los ciudadanos de la UE podrán identificarse y autenticarse y llevar a cabo diferentes trámites con el sector público y privado en uno o pocos pasos.

Cabe señalar que no debemos confundir la Identidad Digital Europea con un documento de identidad europeo, sino que es un sistema a través del cual se pueden usar los documentos personales (como los datos del DNI) e incluso contraseñas de los ciudadanos de la UE en todo su territorio, se trata una aplicación que permite gestionar nuestra identidad digital (o la parte de ella que almacenemos en la aplicación).

¿Cómo funciona la Identidad Digital Europea?

La Identidad Digital Europea funcionará a través de carteras digitales disponibles en aplicaciones para móviles y otros dispositivos electrónicos, en los que se almacenarán los documentos personales y otra información personal para poder usarlo en diferentes trámites y operaciones que los requieran. Estos documentos e información podrán almacenarse de forma local en el dispositivo, de manera que solo compartiremos aquellos que se requieran en una situación dada.

Por ejemplo, si quieres solicitar un préstamo bancario, gracias a la cartera digital europea podrás seleccionar los documentos necesarios para la solicitud (como puede ser la última declaración de la Renta y algunas nóminas), con base en estos se crearán documentos digitales verificables, que se enviarán de forma segura al banco para su verificación y poder pasar a finalizar el proceso de solicitud del préstamo.

En la cartera digital europea se pueden almacenar diferentes tipos de documentos digitales, desde certificados digitales, títulos académicos, permisos de conducir, tarjetas de transporte, certificados de nacimiento, historia clínica, tarjeta sanitaria, etc., y usarlos para llevar a cabo diferentes trámites con la Administración y entidades privadas, acceder a cuentas en plataformas privadas, acreditar la edad o la nacionalidad sin desvelar otros datos personales, etc.

Así mismo, se habilitarán firmas electrónicas cualificadas para los usuarios de carteras digitales de la UE, que serán gratuitas (al menos, para las personas físicas) y que tendrán el mismo valor que la firma manuscrita.

Las apps para carteras digitales también serán gratuitas para las personas físicas (hay un modelo de monedero digital europeo de código abierto ya disponible como marco de referencia para desarrolladores). También serán gratuitos los mecanismos de validación de declaraciones electrónicas que verificarán la autenticidad y validez de la cartera y de los usuarios.

¿Es obligatorio tener la cartera digital europea?

Tener la cartera digital europea es completamente voluntario, con el fin de evitar posibles discriminaciones con aquellas personas que no tienen acceso a la tecnología que permite su uso o cuentan con una brecha digital que impide la comprensión y manejo de la app y la identidad digital europea.

Así mismo, cualquier ciudadano que decida usar la cartera europea de identidad digital podrá solicitar en cualquier momento su eliminación, aplicando el derecho de supresión contemplado en el RGPD.

También se dispondrá de completa libertad para elegir qué documentos se suben a la cartera digital.

Cabe señalar que las empresas y administraciones públicas sí están obligadas a adaptarse a la normativa del eIDAS 2 y tendrán que aceptar el uso de la cartera de identidad digital europea. En el caso de las empresas, esta obligación es para las consideradas grandes plataformas online por la Ley de Servicios Digitales, como, por ejemplo, Meta, Apple, Booking o Amazon.

¿El monedero digital europeo supone un riesgo para la privacidad?

De acuerdo a la Comisión Europea, el monedero de identidad digital europeo cumplirá con los estándares de la ley de protección de datos, además de dar un mayor control sobre los datos que comparten los ciudadanos a través de la aplicación.

Para garantizar la privacidad en internet a la hora de usarla, el usuario podrá escoger qué documentos e identificadores almacena dentro de la aplicación y qué datos comparte, de manera que solo comparte aquella información mínima necesaria para llevar a cabo un trámite determinado.

Aparte de poder seleccionar qué información y documentación se almacena en la aplicación y aquella que se comporta con terceros, el usuario podrá realizar un seguimiento de los datos que comparte a través de la app, puesto que se generará un historial donde quedará registrado.

El Reglamento eIDAS 2 también establece reglas estrictas para el registro y supervisión de las empresas involucradas en el desarrollo de carteras digitales y en el uso de la identidad digital europea para garantizar la rendición de cuentas y la trazabilidad.

tarifas proteccion datos

¿Cómo obtener la European Digital Identity Wallet?

Actualmente no se puede solicitar la identidad digital europea, ya que las aplicaciones de carteras digitales están en fase de desarrollo y prueba. En cualquier caso, lo que usaremos será una cartera digital en la que podremos gestionar nuestra identidad digital, subiendo a ella los documentos e información personal que consideremos oportunos.

Es de esperar que cuando esté definitivamente en marcha, la identidad digital europea pueda solicitarse a través de la descarga de la aplicación de cartera digital habilitada por la Administración o por entidades de confianza.

¿Cuándo se podrá usar la cartera europea de identidad digital?

El Reglamento eIDAS 2 fue aprobado en marzo de 2024 por el Parlamento Europeo, una vez reciba el respaldo del Consejo de Ministros de la UE, se convertirá en ley. Desde ese momento, los Estados miembros dispondrán de 6 a 12 meses para su implementación, y desde ahí otros 24 meses para desarrollar las carteras digitales y ponerlas a disposición de los ciudadanos, además de habilitar los mecanismos que permitan la interoperabilidad entre las carteras digitales de los diferentes Estados miembros.

Actualmente hay en marcha diferentes proyectos pilotos de carteras europeas de identidad digital en la UE, llevados a cabo por varios Estados y entidades privadas para testear las carteras digitales en diferentes sectores y escenarios, en concreto, estas pruebas piloto están testeando la cartera digital en estas áreas:

  • Acceso a servicios públicos.
  • Apertura de cuentas bancarias.
  • Registro de SIM.
  • Permisos de conducir.
  • Firma de contratos.
  • Solicitud de recetas médicas.
  • Documentos para viajar.
  • Identificación digital corporativa.
  • Pagos seguros online.
  • Certificación de estudios.
  • Acceso a beneficios de la Seguridad Social.

De momento no hay una fecha definitiva, pero se espera que todo el sistema que permite el funcionamiento de la Identidad Digital Europea esté operativo antes de 2030 (posiblemente a lo largo de 2025-2026 ya esté en funcionamiento en varios países de la UE).