¡Pide presupuesto en 2 min! ✓
Glosario

Violencia de género: definición, tipos y causas

11 Mins read

La igualdad de género es un objetivo fundamental de cualquier sociedad basada en los derechos humanos, la democracia y estado de derecho. La igualdad de género concierne a casi todos los aspectos de la interacción social y política pública. Sin embargo, discutir la violencia de género puede ser difícil, ya que se incluyen conceptos y términos que no siempre son claros, que pueden cambian con el tiempo, y que atraviesan diferentes disciplinas como la psicología, sociología, cultura, medicina, derecho, educación, activismo o política. La línea de base es que la violencia de género es una violación de los derechos humanos y afecta no solo a las personas a las que se dirige directamente, sino también a toda la sociedad. Analizamos aquí en qué consiste la violencia de género, cuáles son sus tipos y sus causas.

¿Qué es la violencia de género?

La Declaración de la ONU sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer define la violencia contra la mujer como:

Cualquier acto de violencia de género que resulte o pueda resultar en daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a las mujeres, incluidas amenazas de tales actos, coacción o privación arbitraria de la libertad, ya sea en la vida pública o privada“.

En documentos legales más recientes, se utiliza el término “violencia de género contra las mujeres“. Por ejemplo, en el Convenio del Consejo de Europa para prevenir y combatir la violencia contra la mujer y la violencia doméstica (Convenio de Estambul) , se establece la siguiente definición:

Se entenderá por violencia de género la violencia dirigida contra una mujer por ser mujer o que la afecte desproporcionadamente“.

Definiciones como estas se aplican a casos en los que el género es la base de la violencia ejercida contra una persona. Sin embargo, el género es más que ser hombre o mujer: alguien puede nacer con características sexuales femeninas pero identificarse como hombre, o como hombre y mujer al mismo tiempo, o en ocasiones como ni hombre ni mujer.

Las personas LGBT (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero y otras personas que no se ajustan a la norma heterosexual o a las categorías binarias de género tradicionales) también sufren violencia basada en su orientación sexual real o percibida, y / o identidad de género. Por esa razón, la violencia contra esas personas entra dentro del ámbito de las estadísticas de la violencia de género. Además, los hombres también pueden ser blanco de violencia de género: según los datos, el número de casos de este tipo es mucho menor, en comparación con las mujeres, pero no debe descuidarse.

La violencia de género se basa en un desequilibrio de poder y se lleva a cabo con la intención de humillar y hacer que una persona o grupo de personas se sienta inferior y / o subordinado. Este tipo de violencia está profundamente arraigada en las estructuras, normas y valores sociales y culturales que gobiernan la sociedad, y a menudo es perpetuada por una cultura de negación y silencio. La violencia de género puede ocurrir tanto en el ámbito público como en el privado y afecta a las mujeres de manera desproporcionada.

¿Por qué es un problema la violencia de género?

La violencia de género es una violación de los derechos humanos. Es un ataque implacable a la dignidad humana que priva a las personas de sus derechos humanos. La libertad frente a la violencia es un derecho humano fundamental y la violencia de género socava el sentido de autoestima y autoestima de una persona. Afecta no solo la salud física, sino también la salud mental y puede provocar autolesiones, aislamiento, depresión e intentos de suicidio.

La violencia de género amenaza la integridad física y psicológica de una persona. Todas las personas tienen derecho a sentirse seguras y protegidas, y cuando esto no ocurre, es probable que la capacidad de las personas para funcionar en la familia, la comunidad y la sociedad se vea afectada, ya que la autorrealización y el desarrollo se ven afectados. La violencia de género es un obstáculo para la realización del bienestar de cada persona y su derecho a la realización y el autodesarrollo.

La violencia de género es discriminación. Está profundamente arraigado en estereotipos y prejuicios dañinos contra las mujeres u otras personas que no encajan en una sociedad tradicional binaria. Por esa razón, la violencia de género puede tener el efecto de empujar a las mujeres y otras personas afectadas a los márgenes de la sociedad y hacerlas sentir inferiores o indefensas.

En el caso de los hombres que no actúan según los roles de género masculino dominantes, la violencia de género tiene la función de corregir con el ejemplo.  Sus propias vidas pueden chocar y parecer contradecir la idea de que existen formas naturales de comportamiento y roles sociales en general para hombres y mujeres.

También es un obstáculo para la igualdad de género. La igualdad de género es fundamental para salvaguardar los derechos humanos, defender la democracia y preservar el estado de derecho. La violencia de género contribuye a cultivar una sociedad heteronormativa y perpetúa el poder de los hombres. La igualdad de género, por otro lado, implica la igualdad de derechos para las personas de todos los géneros, así como la igualdad de visibilidad y las mismas oportunidades de empoderamiento, responsabilización y participación en todas las esferas de la vida pública y privada. La igualdad de género también implica el acceso igualitario y la distribución equitativa de los recursos entre mujeres y hombres.

Por último, la violencia de género tiene un costo económico muy alto. Requiere la participación de diferentes servicios (médicos, psicológicos, policiales o judiciales) y resulta en la pérdida de recursos o de empleo de las víctimas de violencia de genero. Hace que las personas tengan un rendimiento bajo en el trabajo y en la educación, y afecta negativamente su productividad. Muchas personas que sufren violencia de género no pueden quedarse en casa y necesitan un lugar donde quedarse, lo que a veces resulta en la falta de vivienda. Es necesario proporcionar servicios de refugio para estas personas.

Tipos de violencia de género

La violencia a menudo se asocia solo con violencia física, descuidando otras formas no físicas. La violencia es un tema complejo y la categorización de diferentes tipos de violencia nunca puede ser exacta.

Distinguimos cinco tipos de violencia interrelacionados.

Violencia física

La violencia física incluye golpes, quemaduras, patadas, puñetazos, mordiscos, mutilaciones o asesinatos, o el uso de objetos o armas.

Es un acto que intenta causar dolor y / o daño físico. Como ocurre con todas las formas de violencia, el objetivo principal del perpetrador no es solo, o puede que no siempre sea, causar dolor físico, sino también limitar la autodeterminación del otro.

Esta violencia demuestra diferencias de poder social o puede tener la intención de promover demandas particulares, a veces con regularidad, mediante la coerción.

Violencia verbal

La violencia verbal puede incluir cuestiones que son específicas de una persona, como humillaciones (en privado o frente a otros), ridiculizar, el uso de malas palabras que son especialmente incómodas para el otro, decir cosas malas sobre los seres queridos del otro, amenazando con otras formas de violencia, ya sea contra la víctima o contra alguien querido.

En otras ocasiones, el abuso verbal puede ser relevante para los antecedentes de la víctima, como su religión, cultura, idioma, orientación sexual o tradiciones. Dependiendo de las áreas emocionalmente más sensibles de la víctima, los abusadores a menudo se enfocan conscientemente en estos problemas de una manera que es dolorosa, humillante y amenazante para la víctima.

La violencia verbal puede clasificarse como discurso de odio. Puede tomar muchas formas: palabras, videos, memes o imágenes que se publican en las redes sociales, o puede llevar un mensaje violento que amenaza a una persona o un grupo de personas por ciertas características.

Violencia psicológica

Existen determinadas formas de violencia que se producen mediante métodos que no pueden ubicarse en otras categorías y que, por tanto, se puede decir que logran la violencia psicológica en forma “pura”. Esto incluye aislamiento o confinamiento, retención de información, desinformación y comportamiento amenazante.

En la esfera privada, la violencia psicológica incluye conductas amenazadoras que carecen de violencia física o elementos verbales, por ejemplo, acciones que se refieren a actos de violencia anteriores, o ignorancia y negligencia intencionada de otra persona.

Violencia sexual

La violación conyugal y el intento de violación constituyen violencia sexual. Ciertas formas de violencia sexual están relacionadas con los límites personales de la víctima y son más propias del ámbito privado. El perpetrador viola deliberadamente estos límites: los ejemplos incluyen violación en una cita, forzar ciertos tipos de actividades sexuales, retirar la atención sexual como una forma de castigo u obligar a otros a mirar (y algunas veces a imitar) pornografía.

Hay tres formas particulares de violencia sexual en la esfera pública que vale la pena señalar: el acoso sexual en el lugar de trabajo, la violencia sexual como arma de guerra y tortura, y la violencia sexual contra personas LGBT + como medio de castigo por abandonar los roles de género prescritos.

Violencia Socioeconómica

Los datos económicos globales muestran claramente que una de las consecuencias de la globalización es la feminización de la pobreza (haciendo que las mujeres en general sean más vulnerables económicamente que los hombres).

Sin embargo, incluso cuando la relación se invierte y una mujer tiene un estatus económico más alto en una relación, esto no necesariamente elimina la amenaza de violencia: pueden surgir conflictos sobre el estatus y la castración, particularmente en relaciones que ya son abusivas.

Las formas típicas de violencia socioeconómica incluyen quitarle los ingresos a la víctima, no permitirle tener un ingreso separado (dándole la condición de ama de casa o hacer que trabaje en una empresa familiar sin un salario) o hacer que la víctima no sea apta para el trabajo. a través del abuso físico dirigido.

Algunas formas públicas de violencia socioeconómica de género contribuyen a que las mujeres se vuelvan económicamente dependientes de su pareja.

También existen otras dos categorías de violencia: violencia doméstica y acoso sexual, los cuales pueden ser una combinación de los cinco tipos de violencia mencionados anteriormente.

En realidad, algunas o muchas formas de violencia pueden estar presentes al mismo tiempo, particularmente en las relaciones abusivas. Todas las formas pueden darse tanto en el ámbito privado (en familias y relaciones íntimas) como en el ámbito público, cometidas por individuos (desconocidos) en el espacio público, o por organizaciones, instituciones y Estados.

¿Qué causa la violencia de género?

La causa principal de la violencia es el propio autor: es muy importante tener en cuenta que una persona que ha sido afectada por violencia de género nunca es responsable de las acciones del autor.

No existe un factor único que pueda explicar la violencia de género en nuestras sociedades, sino que una miríada de factores contribuyen a ella, y la interacción de estos factores está en la raíz del problema. La violencia de género en 2020 sigue siendo una importante lacra social.

Factores culturales

Las visiones patriarcales y sexistas legitiman la violencia para asegurar el dominio y la superioridad de los hombres. Otros factores culturales incluyen los estereotipos y prejuicios de género, las expectativas normativas de feminidad y masculinidad, la socialización del género, una comprensión de la esfera familiar como privada y bajo la autoridad masculina y una aceptación general de la violencia como parte de la esfera pública y como un medio aceptable para resolver conflictos y afirmarse.

Las tradiciones religiosas e históricas han sancionado el castigo físico de la mujer bajo la noción de derechos y propiedad de la mujer. El concepto de propiedad, a su vez, legitima el control sobre la sexualidad de las mujeres.

La sexualidad también está ligada al concepto del llamado honor familiar en muchas sociedades. Las normas tradicionales de estas sociedades permiten el asesinato de mujeres sospechosas de atentar contra el honor de la familia al tener relaciones sexuales prohibidas o al casarse y divorciarse sin el consentimiento de la familia. Las mismas normas sobre la sexualidad pueden ayudar a explicar la violación masiva de mujeres.

Factores legales

Ser víctima de violencia de género se percibe en muchas sociedades como vergonzoso y débil, y muchas mujeres todavía son consideradas culpables de atraer la violencia contra ellas mismas a través de su comportamiento.

Hasta hace poco, la ley en algunos países todavía diferenciaba entre los espacios públicos y privados, lo que dejaba a las mujeres particularmente vulnerables a la violencia doméstica.

La Convención de Estambul garantiza el derecho de todas las personas, especialmente las mujeres, a vivir libres de violencia tanto en el ámbito público como en el privado. Si bien la mayoría de las formas de violencia de género están criminalizadas en la mayoría de los países europeos, las prácticas de aplicación de la ley en muchos casos favorecen a los perpetradores, lo que ayuda a explicar los bajos niveles de confianza en las autoridades públicas y el hecho de que la mayoría de estos delitos no se denuncian.

La despenalización de la homosexualidad es todavía muy reciente en muchas sociedades. Si bien se han logrado avances en muchos estados al adoptar el matrimonio igualitario, esto a veces ha dado lugar a una reacción violenta.

Factores económicos

La falta de recursos económicos generalmente hace que las mujeres, pero también las personas LGBT +, sean particularmente vulnerables a la violencia. Crea patrones de violencia y pobreza que se perpetúan a sí mismos, lo que dificulta enormemente la salida de las víctimas.

Cuando el desempleo y la pobreza afectan a los hombres, esto también puede hacer que reafirmen su masculinidad por medios violentos.

Factores políticos

La infrarrepresentación de las mujeres y las personas LGBT + en el poder y la política significa que tienen menos oportunidades para dar forma a la discusión y realizar cambios en las políticas, o para adoptar medidas para combatir la violencia de género y apoyar la igualdad.

En algunos casos, se considera que el tema de la violencia de género no es importante, ya que la violencia doméstica también recibe recursos y atención insuficientes. Los movimientos de mujeres y LGBT + han planteado preguntas y aumentado la conciencia pública sobre las normas tradicionales de género, destacando aspectos de la desigualdad. Para algunos, esta amenaza al statu quo se ha utilizado como justificación de la violencia.

Violencia de género y derechos humanos

Las personas que sufren violencia de género pueden sufrir diferentes violaciones de derechos humanos, por ejemplo, el derecho a la vida, no sufrir tortura ni tratos degradantes, no sufrir discriminación y el derecho a la seguridad.

Todos estos derechos pueden encontrarse en documentos internacionales y regionales de derechos humanos, en particular por las Naciones Unidas y por el Consejo de Europa.

Instrumentos y medidas adoptados por Naciones Unidas

El derecho a la vida, la igualdad de género, la prohibición de la discriminación por razón de sexo, la protección de la integridad física, el derecho a la salud, por mencionar algunos de los derechos humanos afectados por la violencia de género, están salvaguardados en la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Para intensificar el combate contra la violencia y la discriminación contra la mujer, Naciones Unidas adoptó instrumentos y medidas específicas en la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer.

Instrumentos adoptados por el Consejo de Europa

Como cuestión de derechos humanos, la igualdad de género y la violencia de género se abordan en primer lugar mediante instrumentos de derechos humanos como el Convenio Europeo de Derechos Humanos y la Carta Social Europea.

La creciente conciencia de la magnitud y persistencia del problema ha llevado a la creación de instrumentos específicos para abordar la violencia de género en sus diversas formas.

Acción nacional

A pesar de los importantes avances logrados con los instrumentos mencionados anteriormente, el reconocimiento y las medidas legales existentes no son suficientes. Es necesario establecer mecanismos y procesos eficaces para la prevención de la violencia y la incorporación de la perspectiva de género.

Además de los mecanismos internacionales de derechos humanos, las políticas u organismos importantes a nivel nacional deben incluir:

  • Comités nacionales de promoción de género con un plan de acción claro;
  • Defensor del Pueblo para la Igualdad;
  • Legislación eficaz para garantizar la igualdad jurídica y sustantiva;
  • Acción afirmativa, como cuotas para mujeres en la educación y el empleo;
  • ONG de mujeres, organizaciones LGBT + y estudios de mujeres o LGBT + en universidades.

La Ley sobre violencia de género en España es la La Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.

Related posts
Glosario

Victimización secundaria. Qué es y consecuencias

7 Mins read
Las víctimas de violencia de género no solo sufren los hechos causantes del delito, sino que se tienen que enfrentar a otro…
Glosario

Skimming o robo de información en cajeros automáticos

6 Mins read
Una de las acepciones del término skimming se refiere al robo de información en tarjetas de crédito. A continuación vemos en qué…
GlosarioInternet

Dirección IP dinámica y estática. Qué son y sus diferencias

5 Mins read
Cualquier de tus dispositivos conectados a Internet, ya sea el router, el móvil, la tablet, el ordenador o tu nevera inteligente, tienen…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.