¡Pide presupuesto en 2 min! ✓
IgualdadLaboral

Trabajos en los que las mujeres cobran menos que los hombres

¿Existe de verdad la brecha salarial? ¿Hay trabajos en los que las mujeres cobran menos que los hombres? La respuesta a ambas preguntas es sí, aunque las causas detrás de la desigualdad salarial no tienen tanto que ver con el hecho de que una mujer y un hombre tengan el mismo puesto de trabajo y cobre más él que ella (aunque también ocurre), y sí más con otras situaciones que inciden en las condiciones de trabajo de las mujeres y, como consecuencia, en un su salario.

En este artículo vamos a ver cuáles son esos trabajos en los que las mujeres cobran menos que los hombres.

¿Cuáles son los trabajos en los que existe una mayor brecha salarial?

Cuando hablamos de los trabajos en los que las mujeres cobran menos que los hombres, a lo que nos referimos realmente es a aquellos sectores de actividad en los que la brecha salarial en España es más significativa por las diferencias salariales que existen entre mujeres y hombres.

Esta diferencia salarial es una de las señales más claras de discriminación laboral de la mujer, puesto que pone de relieve las condiciones laborales que están detrás de esa diferencia, como lo es una mayor precariedad laboral de la mujer, el mayor número de trabajadoras con jornada parcial o reducida, menor presencia de mujeres en altos cargos (quedando así fuera de puestos con mayor remuneración) o profesiones altamente feminizadas pero no cualificadas en las que se cobra un salario inferior, por citar algunas de ellas.

El V Informe sobre Brecha salarial y techo de cristal realizado por Gestha (Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda) pone de manifiesto la existencia de la brecha salarial, que habría crecido 33 euros durante el último año, de manera que, con carácter general, las mujeres cobran de media 4.948 euros menos que los hombres.

Ese mismo informe recoge que, si bien, la brecha aumentó en 2019 la mitad que el año anterior, de seguir esta tendencia, serían necesarios 121 años para acabar con la desigualdad salarial. Sería necesario, según Hacienda, que las mujeres cobrarán un 27,6% más para igualar el salario de los hombres.

Es en el análisis de las rentas donde podemos ver con mayor claridad dónde se concentra la desigualdad salarial, en concreto en aquellos tramos más altos; las mujeres que ingresan por encima de los 126.000 euros al año, cobran casi 37.500 euros menos que los hombres en esa horquilla. Este hecho lo atribuye Gestha tanto a la precariedad como al techo de cristal que experimentan las mujeres en su vida profesional.

Así, habría casi 4 millones de mujeres que no alcanzan el salario mínimo interprofesional (SMI), lo que equivale a un 44% de las mujeres ocupadas. Mientras que en los puestos con mayores retribuciones, encontramos una menor presencia de mujeres, cayendo por debajo del 40% en los puestos retribuidos a partir de los 44.100 euros, a una cuarta parte en los puestos de más de 94.500 euros y a solo encontrar dos mujeres entre cada 10 directivos que cobran por encima de los 126.000 euros anuales.

Ranking de los sectores con mayor desigualdad salarial en España

La brecha salarial no es igual en todos los sectores de actividad y, evidentemente, es más acusada en aquellos sectores con mayor presencia de mujeres.

De acuerdo al informe Gestha citado, el primer puesto en el ranking de los sectores de actividad con mayor desigualdad salarial de España lo ocupa las entidades financieras y aseguradoras, donde las mujeres cobran 16.361 euros menos que los hombres.

El segundo puesto de este ranking lo ocupa el sector de la información y las comunicaciones, en el que las mujeres están cobrando 7.680 euros menos. Seguido del sector del comercio, las reparaciones y el transporte, en el que la diferencia salarial entre mujeres y hombres se sitúa en los 6.470 euros.

El resto de este top 10 de la desigualdad salarial en España queda así:

  • Servicios a las empresas, las mujeres cobran 6.416 euros menos.
  • En la Industria, la diferencia está en 6.361 euros.
  • Industria extractiva, energía y agua, la diferencia es de 5.940 euros.
  • Servicios sociales, 5.468 euros menos.
  • Otros servicios personales y de ocio, 3.752 euros menos.
  • Agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, 3.423 euros menos.
  • Construcción y actividades inmobiliarias, 957 euros menos.

Si nos fijamos en los salarios medios, el sector en el que menos dinero ganan las mujeres respecto a los hombres es el sector agrícola, en el que el sueldo de las mujeres apenas supera los 5.900 euros.

Nuestras leyes prohíben que a un hombre se le pague más que a una mujer cuando desempeñan el mismo puesto de trabajo, las mismas tareas y tienen igual responsabilidad, sin embargo, ahí están los datos recogidos y analizados por Gestha de las rentas presentadas en 2019, indicadores claros de que detrás de la brecha salarial, como ya dijimos, hay muchos más factores.

Medidas como el registro salarial obligatorio tratan de reconducir esta situación y poder acabar con ella (preferiblemente en un período menor de tiempo que esos 121 años mencionados antes).