¡Pide presupuesto en 2 min! ✓
Glosario

Concepto de “Alegal” y diferencia con “Ilegal”

4 Mins read

El vocabulario jurídico está lleno de términos y palabras complejos de los que muchas veces no conocemos sus significados. Algunos de esos términos nos pueden causar confusión, porque son muy parecidos o porque desconocemos su significado. Un claro ejemplo de esto son los términos ilegal y alegal, el primero es conocido, pero el segundo no tanto. Por eso vamos a explicar aquí el significado del término alegal y las diferencias con ilegal.

¿Qué significa el término alegal?

Es importante conocer y cumplir las leyes dentro del ámbito jurídico. Cuando no respetamos las leyes estamos cometiendo un delito, hacemos algo ilegal. Cuando sí se respetan las leyes y actuamos correctamente nos mantenemos dentro de la conducta legal. Pero en los últimos tiempos se comenzó a utilizar la palabra alegal para describir ciertas acciones y hechos. Entonces, ¿qué es ser alegal?

Se considera que algo es alegal cuando no se encuentra regulado en las leyes. Cuando un hecho particular no está regulado en las leyes y está entre la línea de lo legal y lo ilegal es considerado alegal. Estas conductas alegales no pueden penalizarse, al no estar tipificadas por las leyes.

La RAE define alegal como algo no regulado ni prohibido.

Las leyes especifican ampliamente cómo deben realizarse una multitud de conductas y procedimientos. Se indican los pasos a seguir, las maneras de hacerlo y las normas que controlan su funcionamiento. También se establecen las acciones consideradas ilegales en cada caso y cómo se castigarán según la gravedad de las mismas.

Cuando llevamos a cabo una actuación que no es totalmente correcta, no es acorde a las normas, pero no aparece dentro de las faltas especificadas en la ley, se considera una acción alegal. Al no estar estas acciones reguladas dentro de la ley no pueden ser objeto de una sanción penal. Sin embargo, cuando se produce alguna de estas alegalidades es posible revisar la ley para incluirlas dentro de los actos ilegales.

Diferencias entre alegal e ilegal

La diferencia sutil entre lo ilegal y lo alegal, hace que muchos juzgados y abogados dediquen días para encontrar la verdadera naturaleza de un acto o hecho, que podría condicionar las consecuencias del mismo.

El término ilegal es fácil de reconocer. El significado de ilegal es toda actuación contraria a la ley o al principio de legalidad. Así, es posible hablar de conductas ilegales relativas a normas civiles y penales, administrativas y personales. La ley es la encargada de tipificar todos los actos ilegales y los que son legales y, por consecuencia, los que son contrarios a la ley.

Pero la confusión existe respecto a las actuaciones alegales. Estas son las que se producen en un marco no regulado por la ley. Por tanto, la acción o suceso no tiene amparo legal, pero al mismo tiempo tampoco condena explícita.

Por tanto, una conducta alegal puede no conllevar ningún tipo de responsabilidades al revisarse el caso, aunque puede dar lugar a la reformulación posterior de la ley, con el objetivo de solucionar situaciones parecidas que se produzcan en el futuro.

Debemos tener en cuenta que tanto lo ilegal como lo alegal, está en función del ordenamiento jurídico dentro del que se examine cada caso, ya que, dependiendo de los territorios o instituciones, la situación podría ser completamente diferente.

Ejemplos de alegalidad

En los últimos tiempos se ha comenzado a utilizar cada vez más el término alegal dentro del ámbito jurídico. Fue a partir de las nuevas tecnologías que instauraron la era digital en la que vivimos actualmente. Con el aumento en la utilización de nuevas tecnologías, y sobre todo de internet, se han realizado violaciones de derechos que no aparecían reguladas en las leyes.

El avance de las tecnologías es más rápido que el de las leyes por lo que éstas quedaron desactualizadas. Internet originó violaciones del derecho a la intimidad digital o a la propiedad que no podían castigarse por la ausencia de precedentes. Todos esos hechos se consideraron alegales y poco a poco, la justicia empezó a aplicar nuevas legislaciones que los regularan e impusieran penas.

Otro ejemplo de actuación alegal es el de la prostitución. Obviamente, no es legal, pero las prostitutas no son castigadas como autoras de delito, como sí se castiga a los proxenetas. Tampoco es posible regular su actividad como un trabajo precisamente por eso, porque no es legal. Para poder hacerlo habría que cambiar la ley.

También es muy ilustrativo el caso de los vientres de alquiler. Quienes los defenderlos alegan que se trata de una situación alegal, porque no se encuentra regulado. Pero eso es un error. Está regulado en nuestra ley de reproducción asistida, y lo está en el sentido de prohibirlo. Otra cosa es que no sea delito, lo cual es bastante diferente.

También en este caso surge el problema de cómo solucionar las situaciones de hecho, como la de los hijos concebidos a través de vientres de alquiler en países donde eso es legal y que después se traen a España. El hecho de proteger a esos menores, como se protege a cualquier menor que se encuentre en este país, no convierte el hecho en legal. Del mismo modo que venir en patera no es legal, aunque protejamos a los menores que así han llegado a nuestras costas.

Related posts
Glosario

Victimización secundaria. Qué es y consecuencias

7 Mins read
Las víctimas de violencia de género no solo sufren los hechos causantes del delito, sino que se tienen que enfrentar a otro…
Glosario

Skimming o robo de información en cajeros automáticos

6 Mins read
Una de las acepciones del término skimming se refiere al robo de información en tarjetas de crédito. A continuación vemos en qué…
GlosarioInternet

Dirección IP dinámica y estática. Qué son y sus diferencias

5 Mins read
Cualquier de tus dispositivos conectados a Internet, ya sea el router, el móvil, la tablet, el ordenador o tu nevera inteligente, tienen…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.