¡Pide presupuesto en 2 min! ✓
Internet

Piratería en Internet: ¿Qué es y cómo proteger tus contenidos?

8 Mins read

Es raro no oír hablar hoy en día de la piratería en Internet, es un concepto, además, que nos lleva acompañando muchos años ya y que con la evolución de las conexiones, el aumento de la velocidad de conexión y, en general, el desarrollo de las nuevas tecnologías, ha crecido exponencialmente, haciendo difícil encontrar contenidos audiovisuales que no hayan sido pirateados y compartidos en la Red. Esta entrada la vamos a dedicar a explicar qué es la piratería en Internet y cómo podemos proteger nuestros contenidos originales.

¿Qué es la piratería en Internet?

La piratería en Internet es la práctica de copiar, vender, reproducir o distribuir contenidos o productos sin la autorización de los titulares de sus derechos de autor, derechos de explotación o propietarios de los mismos. Puede ser a cambio de dinero o de forma gratuita. En cualquier caso, la piratería en España y otros países es considerada un delito, tanto por quién copia y distribuye el producto o contenido pirateado como por quien lo vende.

Realmente, no existe una definición de piratería en Internet consolidada y única, pero lo más aproximado es que la piratería es la violación de los derechos de autor a partir de la utilización no permitida por el creador de las obras o contenidos protegidos por la ley, y, en este caso en concreto, utilizando la Red como medio de distribución o venta de esos contenidos u obras pirateados.

Recordemos que en España, por el solo hecho de crear un contenido original (obra literaria, científica, artística, un software…), el autor es el dueño de los derechos del mismo, derechos que quedan amparados y regulados por le Lay de Propiedad Intelectual. Así que, si alguien copia ese contenido y lo distribuye sin el consentimiento del autor o dueño de los derechos de la obra, está incurriendo en un delito de piratería. De hecho, si buscáis en Wikipedia la piratería en Internet, iréis directamente a la página dedicada la infracción de derechos de autor.

¿Por qué está creciendo tanto la piratería en Internet en los últimos años?

La piratería por Internet no es algo nuevo, seguramente, muchos de los que nos leéis, recordáis nombres como eMule, Kaza, Napster, Ares, fueron las primeras formas en que muchos entramos en contacto con la descarga de contenido a través de Internet (legal o ilegal). La tecnología P2P (peer to peer o red de iguales) hizo posible esto. Luego llegaron páginas y aplicaciones de streaming (algunas han ido desapareciendo tras denuncias y juicios), como Seriesly o MEGA. Y todavía tenemos los torrents, que siguen perdurando como uno de los medios de descarga de contenidos pirateados más usados.

La irrupción de las plataformas vídeo bajo demanda (VOD, por sus siglas en inglés), como Netflix, HBO o Amazon Prime, por citar las más conocidas, vinieron a poner algo de freno a la piratería, pero aún está muy lejos de desaparecer. Incluso la proliferación de este tipo de plataformas han podido ayudar a que la piratería haya vuelto a crecer.

Este crecimiento de la piratería en Internet que estamos viendo en los últimos años puede deberse, por un lado, a que si bien, mucha gente está suscrita a una o dos plataformas de pago, puede recurrir a la piratería para acceder a los contenidos que le interesen de aquellas plataformas en las que no está suscrito. Por ejemplo, un usuario de Netflix que quiera ver The Mandalorian, uno de los últimos éxitos de Diseney +, es probable que acuda a una página de torrents a descargarla, a que pague la suscripción a un nuevo canal.

Por otro lado, la evolución de la tecnología ha hecho más sencillo tener acceso a infinidad de contenidos que antes eran más difíciles de conseguir. Este sería el caso de los libros; con expansión del e-book ha resultado mucho más fácil llevar este tipo de contenido a la Red y hay millones de obras literarias pirateadas y a las que es muy fácil acceder. Y ni siquiera es necesario tener un e-reader o una tablet para leerlos, puesto que se puede hacer desde el móvil o el ordenador.

Lo mismo ocurre con la piratería en el cine y no, no penséis en esa persona que graba una película con una cámara o su móvil en una sala de cine, sino al momento en que las películas salen en Blue-ray o DVD (para lo que ya ni siquiera se espera un año), lo que hace que en nada de tiempo estén ya disponibles en páginas de descargas.

A esto sumamos la cuarentena y los confinamientos provocados por el Covid-19 y es fácil entender por qué ha aumentado la piratería en estos últimos años, aún cuando durante algunos años se consiguió reducir levemente.

Datos sobre la piratería en Internet 2020 en España

En España, desde 2015 hasta ahora se había conseguido reducir las descargas ilegales en un 12%, sin embargo, el confinamiento por la pandemia ha hecho que las cifras vuelvan a subir y en lo que va de año, esta ha aumentado un 50% respecto a 2019, siendo el segundo país donde más se ha incrementado la piratería en Internet, solo por detrás de Italia.

¿Qué contenidos son los más pirateados?

Casi cualquier contenido digital es susceptible de ser pirateado, pero está claro que algunos que «triunfan» más que otros.

Así, los contenidos más pirateados son series, películas, música, videojuegos, libros y software.

¿Pór qué son estos más susceptibles de ser pirateados y no otros?

La respuesta a esta pregunta ya la hemos anticipado en los puntos anteriores. Por un lado, son los contenidos más demandados por el público (esa película taquillera, esa serie de moda o el último betseller), por lo que para aquellas páginas que los distribuyen y que se lucran mediante la publicidad, les asegura tener más visitas.

Por otro lado, este tipo de contenidos son más susceptibles de ser pirateados porque actualmente resulta más fácil conseguirlos, copiarlos y subirlos a una página de distribución (ya sea por descarga directa, torrent o incluso plataformas de streaming piratas). Evidentemente, hemos visto que existen leyes para combatir la piratería, incluso hemos sido testigos del cierre de páginas, pero cuando los servidores y las páginas no están en suelo español, es más complicado llevar a cabo estos cierres. Además, este tipo de páginas vuelven abrir bajo otro nombre o forma más tarde o más temprano.

De igual forma, los creadores y desarrolladores de contenido también combaten la piratería a través de la tecnología, con medidas más o menos populares (como el famoso DRM), pero que al final, acaban quedando obsoletas también.

Los portales de streaming o plataformas de contenidos

Como ya hemos dicho, la llegada de los portales de streaming o las plataformas de contenido bajo demanda parecían haber ayudado a reducir la piratería, demostrando en parte que cuando se ofrecen contenidos de calidad y en cantidad, la gente no tiene, en general, problemas para pagar una suscripción mensual o anual. Además, muchas de estas plataformas permiten la reproducción en más de un dispositivo y es posible pagar la suscripción entre dos o tres personas que la compartan.

Pero la proliferación y ampliación de la oferta de estos canales de streaming ha provocado, como hemos señalado antes, que, de forma algo paradójica, aumente otra vez la piratería, porque donde antes solo estaban Netflix y HBO, ahora están Amazon Prime, Disney + o, por nombrar una plataforma nacional, Filmin, y no es lo mismo pagar una suscripción que cuatro, cuando quizás solo te interesen determinadas series o películas exclusivas de alguna de estas plataformas.

Esto ha provocado que la piratería de series aumente en los últimos tiempos.

Algunos portales y plataformas en los que se ofrece contenido «pirata»

Aunque ahora son menos notables, en su momento existieron portales y plataformas en streaming que ofrecían contenido pirata, mayoritariamente series y películas, como la ya citada Seriesly. Sin embargo, aquí la justicia ha sido un poco más rápida y muchas de estas páginas son cerradas al cabo del tiempo, lo que no quita que salgan otras nuevas. Eso sí, son páginas plagadas de publicidad y que seguramente harán saltar vuestro antivirus más de una vez avisando del bloqueo a de alguna página o complemento que se quiera abrir.

¿Cómo evitar la piratería en Internet?

Evitar la piratería en Internet es virtualmente imposible. Ya lo hemos dicho en puntos anteriores, aun cuando se logra cerrar una página de descarga, no tarda en surgir otra, eso por no mencionar los torrents, que llevan años funcionando y aún no han desaparecido. Así que lo único que queda es intentar proteger los contenidos de ser pirateados, especialmente aquellos cuyos autores no cuentan con una empresa detrás que controle estas prácticas y las denuncie por ellos. Porque, recordad, que algo este en Internet no implica que pueda cogerse, copiarse y subirse por otro lado como contenido propio, porque sigue estando sujeto a derechos de autor.

Herramientas que nos pueden ayudar a aumentar la seguridad de nuestros contenidos

A continuación vamos a ver dos herramientas que se usan actualmente para luchar contra la copia de contenidos audiovisuales, concretamente, en la subida y distribución de vídeos infringiendo los derechos de autor.

Content ID

YouTube, en su camino por adaptarse a las diferentes normativas de copyright, creó en 2007 Content ID; se trata de una herramienta de ostión de derechos de autor con la que los creadores pueden proteger sus contenidos, pudiendo bloquear total o parcialmente un vídeo en YouTube si se detecta infracción de copyright.

Para que Content ID funcione, el propietario de los derechos debe subir primero archivo completo en modo privado a YouTube, de manera que la plataforma rastreará las coincidencias que puedan darse. El propietario tiene tres opciones ante estas coincidencias:

  • Seguimiento: En principio se permite la reproducción del contenido y no se toman acciones, más allá de monitorizarlo.
  • Monetización: Se permite la reproducción del contenido, pero cualquier ingreso que genera, es para el propietario de los derechos.
  • Bloqueo: Permite bloquear total o parcialmente la coincidencia de cualquier contenido. Por ejemplo, si alguien está haciendo un streaming de un videojuego y suena música bajo derechos de autor, el tiempo correspondiente a la duración de esa canción puede quedar bloqueado.

Cuando Content ID detecta estas coincidencias, manda aviso al infractor del copyright. Dependiendo del tipo de acción que haya escogido el propietario, puede ocurrir que se obligue a retirar el vídeo. En caso de que el infractor no lo retire y recibe tres avisos, puede ver todos sus vídeos retirados de la plataforma, su cuenta rescindida y la imposibilidad de crear nuevos canales.

Rights Manager

Rights Manager funciona parecido a Content ID, pero en Facebook. Se lanzó en 2016 para intentar atajar la piratería de contenidos en la red social, donde era más complejo denunciar a los infractores. De manera que, como en YouTube, se puede elegir si se supervisa el contenido, se monetiza por el propietario de los derechos de autor o directamente se bloquea. También funciona en Instagram y, aunque no está tan refinada como Content ID, está siguiendo los pasos de esta para ayudar a eliminar la copia o pirateo de contenidos en Facebook.

Helena Ramírez

About author
Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Redactora de contenidos informativos, jurídicos y empresariales, Internet, nuevas tecnologías, entorno digital, ciberseguridad y protección de datos.
Articles
Related posts
InternetPágina web

Textos legales web para cumplir con la normativa 2020

5 Mins read
¿Necesitas adaptar tu página web o tienda online a la normativa de protección de datos? En Grupo Atico34 te ayudamos a redactar…
Internet

Tecnología 5G: Características, usos y posibles peligros

22 Mins read
La quinta generación de redes móviles (también conocida como 5G) abrirá nuevas oportunidades para el avance y la innovación tecnológicos. Se espera…
Internet

La huella digital o tu rastro en Internet

15 Mins read
Hoy, el anonimato ya no es el valor predeterminado de la web. Si bien sigue siendo gratuito, Internet, que antes se basaba…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.