¡Pide presupuesto en 2 min! ✓
Glosario

Contrato por diferencia. Conceptos básicos

12 Mins read

Uno de los tipos de contratos existentes en el mercado es el contrato por diferencia. Es una forma de especular en los mercados financieros que no requiere la compra y venta de ningún activo subyacente. Descubra todo lo que necesita saber para comprender el contrato por diferencia, qué es y cómo funciona, operaciones en corto, apalancamiento y cobertura.

¿Qué es un contrato por diferencia?

Un contrato por diferencia (CFD) se refiere a un contrato que permite a dos partes suscribir un acuerdo para negociar instrumentos financieros en función de la diferencia de precio entre los precios de entrada y los precios de cierre.

Si el precio de cierre de la operación es más alto que el precio de apertura, entonces el vendedor pagará al comprador la diferencia, y esa será la ganancia del comprador. Y si el precio actual del activo es más bajo al precio de salida que el valor en la apertura del contrato, entonces el vendedor, y no el comprador, se beneficiará de la diferencia.

Los contratos por diferencia ofrecen a los operadores la oportunidad de aprovechar sus operaciones con solo tener que realizar un pequeño depósito de margen para mantener una posición comercial. También les da una gran flexibilidad y oportunidades.

Por ejemplo, no hay restricciones con respecto al momento de la entrada o salida y no hay restricciones de tiempo durante el período de intercambio. Tampoco hay restricciones para ingresar a una operación comprando o vendiendo en descubierto.

¿Desde cuándo se usan?

Estos contratos por diferencia aparecieron en los años 50 creados por los fondos de cobertura, pero al pequeño inversor llegaron hace pocos años.

En la actualidad, son uno de los métodos de inversión más utilizados en todo el mundo. Alrededor de la mitad de las inversiones en la bolsa de Londres se realizan a través de contratos por diferencia. En España, aunque surgieron en el año 2007, ahora son una parte importante del mercado.

El incremento de este tipo de contratos se debe a que son sencillos de tramitar y es posible apostar al alza o a la baja. También disponen de apalancamiento financiero y tienen mucha liquidez.

¿Cómo funciona un contrato por diferencias?

Ahora que sabemos qué son los contratos por diferencia, es hora de ver cómo funcionan. A continuación, explicamos cuatro de los conceptos clave detrás del comercio de contratos por diferencias: diferenciales, tamaños de operación, duraciones y ganancias / pérdidas.

Difusión y comisión

Los valores de los contratos por diferencia se cotizan en dos precios: el precio de compra y el precio de venta.

  • El precio de venta (o precio de oferta) es el precio al que puedes abrir un contrato por diferencia corto.
  • El precio de compra (o precio de oferta) es el precio al que puedes abrir un CFD largo.

Los precios de venta siempre serán ligeramente más bajos que el precio actual del mercado y los precios de compra serán un poco más altos. La diferencia entre los dos precios se denomina diferencial.

La mayoría de las veces, el coste de abrir una posición de CFD se cubre en el diferencial: lo que significa que los precios de compra y venta se ajustarán para reflejar el coste de realizar la operación.

La excepción a esto son los contratos por diferencia sobre acciones, que no se cargan a través del diferencial. En cambio, nuestros precios de compra y venta coinciden con el precio del mercado subyacente y el cargo por abrir una posición de CFD de acciones se basa en comisiones. Al utilizar la comisión, el acto de especular sobre los precios de las acciones con un CFD está más cerca de comprar y vender acciones en el mercado.

Tamaño de la oferta

Los CFD se negocian en contratos estandarizados (lotes). El tamaño de un contrato individual varía según el activo subyacente que se negocia, a menudo imitando cómo se negocia ese activo en el mercado.

La plata, por ejemplo, se comercializa en las bolsas de productos básicos en lotes de 5000 onzas troy, y su contrato equivalente por diferencia también tiene un valor de 5000 onzas troy. Para los CFD de acciones, el tamaño del contrato suele ser representativo de una acción de la empresa con la que está negociando. Para abrir una posición que imite la compra de 500 acciones de HSBC, compraría 500 contratos CFD de HSBC.

Esta es otra forma en la que el comercio de CFD es más similar al comercio tradicional que a otros derivados, como las opciones.

Duración

La mayoría de las operaciones de CFD no tienen vencimiento fijo, a diferencia de las opciones. En cambio, una posición se cierra colocando una operación en la dirección opuesta a la que la abrió. Una posición de compra de 500 contratos de oro, por ejemplo, se cerraría vendiendo 500 contratos de oro.

Si mantienes abierta una posición diaria de CFD después de la hora de corte diaria, te cobrarán un cargo por financiamiento nocturno. El coste refleja el coste del capital que tu proveedor te ha prestado en efecto para abrir una operación apalancada.

Sin embargo, este no siempre es el caso, con la principal excepción de un contrato a plazo. Un contrato a plazo tiene una fecha de vencimiento en algún momento en el futuro, y todos los cargos por financiamiento nocturno ya están incluidos en el diferencial.

Ganancia y perdida

Para calcular la ganancia o pérdida obtenida de una operación de CFD, multiplica el tamaño de la operación de la posición (número total de contratos) por el valor de cada contrato (expresado por punto de movimiento). Luego, multiplica esa cifra por la diferencia en puntos entre el precio cuando abriste el contrato y cuando lo cerraste.

Para un cálculo completo de las ganancias o pérdidas de una operación, también restarías los cargos o tarifas que pagaste. Estos podrían ser cargos de financiamiento nocturno, comisiones o tarifas de parada garantizadas.

Conceptos clave

Vamos a analizar los conceptos clave de los contratos por diferencia.

Margen

El concepto de margen y el de apalancamiento son lo mismo.

Los CFD son un producto apalancado, lo que significa que solo necesitas depositar un pequeño porcentaje del valor total de la operación para abrir una posición. Esto se denomina “negociación con margen” (o requisito de margen). Si bien operar con margen te permite magnificar tus retornos, tus pérdidas también se magnificarán ya que se basan en el valor total de la posición de CFD.

Apalancamiento

El apalancamiento es una característica clave del comercio de contratos por diferencia y puede ser una herramienta poderosa para un operador. Puede usarlo para aprovechar los movimientos de precios comparativamente pequeños, ‘preparar’ su cartera para una mayor exposición o para hacer que su capital vaya más allá.

En los contratos por diferencia, los operadores no necesitan depositar el valor total de un valor para abrir una posición. En cambio, solo pueden depositar una parte del importe total. El depósito se conoce como “margen”. Esto convierte a los CFD en un producto de inversión apalancado. Las inversiones apalancadas amplifican los efectos (ganancias o pérdidas) de los cambios de precio en el valor subyacente para los inversores.

Posiciones largas

Una “posición larga” es la compra de un activo creyendo que el valor de ese activo se incrementará. Dado que los mercados, como regla general, escalan gradualmente durante un período de tiempo mucho mayor que en el que caen. Su nombre deriva de “largo plazo”. Entonces, establecer una posición larga significa comprar.

Posiciones cortas

Una “Posición corta” es cuando vendes activos creyendo que el valor de ese activo se depreciará (disminuirá). Dado que los mercados tienden a caer mucho más rápidamente de lo que aumentan, la frase se deriva de “corto plazo”. Entonces, establecer una posición corta significa vender.

Spread

El spread es la diferencia entre los precios de oferta y demanda de un valor. Al comprar, los comerciantes deben pagar el precio de oferta ligeramente más alto y, al vender, deben aceptar el precio de oferta ligeramente más bajo. Por lo tanto, el diferencial representa un coste de transacción para el comerciante, ya que la diferencia entre los precios de oferta y demanda debe restarse de la ganancia general o sumarse a la pérdida general.

Costes de mantenimiento

Los costes de mantenimiento son cargos sobre las posiciones abiertas en las que un comerciante puede incurrir al final del día de negociación. Son cargas positivas o negativas dependiendo de la dirección del spread.

Comisión

También debe pagarse un cargo de comisión por separado cuando se tramitan contratos por diferencia de acciones.

Las operaciones de CFD incurren en un cargo de comisión cuando se abre la operación, así como cuando se cierra. El cálculo anterior se puede aplicar para una operación de cierre; la única diferencia es que utiliza el precio de salida en lugar del precio de entrada.

Tipos de contrato de diferencia

Las diferencias en los tipos de CFD generalmente se derivan del tipo de activo financiero objeto del contrato. Algunas personas descubren que necesitan poco más para su carrera comercial, dada la versatilidad y la variedad de opciones que se ofrecen. Veamos los tipos principales.

Sobre una acción

Estos contratos son los CFD que se negocian con más frecuencia en el mercado. En este tipo de contratos, el precio de CFD proviene del precio de la acción subyacente que es objeto del CFD. Para alguien con experiencia en el comercio de acciones, operar con CFD de acciones se sentirá exactamente igual.

El comercio de acciones con CFD implica aprovechar tu dinero. En lugar de tener que encontrar dinero para poseer acciones, por una fracción del precio puedes controlar y beneficiarte del cambio en el valor de las acciones. En otras palabras, los CFD brindan una forma de especular sobre el movimiento del precio de las acciones sin tener que comprarlas.

Sobre un índice

Como sugiere el nombre, estos tipos de CFD están vinculados al rendimiento de un índice específico. Los traders prefieren los contratos basados ​​en el rendimiento del índice debido al alto apalancamiento posible, la liquidez y la volatilidad que ofrecen estos tipos de inversiones.

Los índices populares son el Dow Jones, NASDAQ, la Bolsa de Valores de Londres, la Bolsa de Valores de Australia y el Nikkei de Japón. Quienes negocian con índices creen que un mercado específico aumentará en su conjunto.

Las ventajas de los CFD sobre índices incluyen el alto volumen de negociación, el bajo margen, el alto apalancamiento, los bajos costes de negociación y el acceso a los mercados internacionales que de otro modo serían difíciles o costosos.

Sobre materias primas

Las materias primas son activos físicos que están en demanda. Los inversores clasifican las materias primas en dos categorías: materias primas duras y blandas. En pocas palabras, las materias primas duras se extraen y las blandas se cultivan. Estos activos suelen tener una calidad uniforme de un artículo a otro (esto se conoce como bien fungible).

Por ejemplo, una semilla de soja es probablemente la misma que la siguiente. Los productos básicos comunes para los CFD incluyen metales preciosos, maíz, soja, trigo, gasolina, crudo y combustible para calefacción. Los CFD con materias primas como activo subyacente brindan a los operadores la oportunidad de operar en el mercado de futuros con los beneficios de los CFD.

Si bien el comercio de productos básicos en un intercambio es complicado debido a los diferentes tamaños de lote, los diferentes intercambios que llevan diferentes productos y las fechas de vencimiento, la ventaja de los CFD es que reducen la complejidad del comercio.

Los CFD de materias primas pueden proporcionar costes de negociación más bajos y no hay confusión sobre a qué intercambios acudir para obtener materias primas específicas.

Sobre divisas

El activo subyacente en este caso es una divisa en función de otra, que suele ser el dólar.

Derechos y obligaciones del comprador de los CFDs

En los CFDs sobre acciones, el comprador mantiene los derechos económicos propios de las acciones, como el cobro del dividendo neto. En cambio, el vendedor de CFDs, en el caso de reparto de dividendo, tiene la obligación de pagar el dividendo. Por tanto, si vende CFDs, aunque el precio de la acción baje el día del reparto del dividendo, deberá pagar el dividendo y con ello se compensará la ganancia obtenida por la bajada del precio de la acción.

Los CFDs no tienen los derechos políticos de las acciones, como el derecho de asistir a la Junta de Accionistas. En los CFDs sobre índices, materias primas y divisas no existen cobros ni pagos adicionales por estos conceptos, el bróker corrige el precio del subyacente directamente, de tal manera que esos factores se descuentan implícitamente.

Fiscalidad de los contratos de diferencia

Los CFD no ofrecen el mismo tipo de beneficios fiscales que las apuestas con margen, pero, sin embargo, tienen una ligera ventaja fiscal sobre la negociación directa en mercados subyacentes.

Los impuestos rara vez serán la única motivación para negociar con CFD sobre cualquier otra forma de inversión, pero, sin embargo, como ventaja adicional, vale la pena señalar que los CFD ofrecen un descuento frente a la negociación de acciones.

Los CFD están sujetos al impuesto sobre las ganancias de capital, pero están exentos del impuesto de timbre, incluso cuando el activo subyacente es un valor del Reino Unido. El impuesto de timbre se paga normalmente en torno al 0,5% del valor total de la transacción de las ventas de acciones, pero no se aplica a las transacciones de CFD que no generan responsabilidad más allá de la CGT. Esto se traduce en más dinero en su bolsillo con una posición de CFD que con una posición de acciones, y eso sin tener en cuenta la enorme ventaja de operar con margen.

Los países que autorizan CFDs son Reino Unido, Hong Kong, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumania, Alemania, Suiza, Italia, Singapur, Sudáfrica, Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Suecia, Noruega, Francia, Irlanda, Japón y España. En EE.UU. están prohibidos.

Ventajas y desventajas de un contrato de diferencia

El uso de contratos por diferencia tiene ventajas e inconvenientes que vamos a explicar.

Ventajas

Dentro de las ventajas de un contrato de diferencia, destacamos las siguientes:

  • Grandes beneficios potenciales. Debido a que los CFD son productos apalancados, puedes obtener mayores ganancias con inversiones más pequeñas de lo que normalmente podrías obtener con el comercio de acciones.
  • Protección contra pérdidas. Si crees que el precio de las acciones que posees va a caer en el futuro, podrías compensar las pérdidas en el valor de tu cartera a través de CFD en lugar de vender las acciones.
  • Productos básicos. Los CFD se utilizan para especular sobre los movimientos de precios de los mercados de materias primas como el oro, la plata y el petróleo.
  • Amplio acceso al mercado. Los CFD te permiten especular sobre miles de productos financieros y mercados globales a los que, de otro modo, no podrías acceder.
  • Beneficio de pérdidas. Al ir largo o corto, puedes beneficiarte tanto de la subida como de la bajada de los precios de las acciones o de las materias primas.
  • Sin Caducidad. A diferencia de otros tipos de productos derivados, los contratos de CFD no tienen una fecha de vencimiento establecida, lo que significa que puedes finalizar el contrato para obtener ganancias o pérdidas cuando lo decidas.

Desventajas

Las desventajas de un contrato por diferencia son las siguientes:

  • Grandes pérdidas potenciales. Debido a que los CFD están apalancados, podrías perder más de lo que invertiste inicialmente.
  • Los CFD son complejos. La naturaleza complicada de los CFD significa que solo los operadores avanzados deben participar en el mercado.
  • Advertencias ocultas. Como cualquier contrato, los CFD pueden tener cláusulas ocultas que el comerciante desconoce.
  • Cambios repentinos. Debido a los rápidos movimientos de precios en el mercado, podrías estar ganando en un minuto y perdiendo en el siguiente.

Instrumentos para operar con CFDs

Puede ser tentador tratar de negociar demasiados tipos de instrumentos. Sin embargo, debes atenerte a algunos tipos de instrumentos que entiendas y encuentres interesantes. La mayoría de los mejores traders se especializan en uno o dos mercados.

CFD de venta corta en un mercado a la baja

El comercio de CFD te permite vender (corto) un instrumento si crees que perderá valor, con el objetivo de beneficiarte del movimiento descendente previsto del precio. Si tu predicción resulta ser correcta, puedes volver a comprar el instrumento a un precio más bajo para obtener ganancias. Si te equivocas y el valor aumenta, tendrás una pérdida.

Cobertura de su cartera física con operaciones con CFD

Si ya has invertido en una cartera existente de acciones físicas con otro corredor y crees que pueden perder parte de su valor en el corto plazo, puedes cubrir tus acciones físicas utilizando CFD. Al vender en corto las mismas acciones que los contratos de diferencia, puedes intentar obtener ganancias de la tendencia bajista a corto plazo para compensar cualquier pérdida de tu cartera existente.

Por ejemplo, supongamos que tienes acciones físicas de ABC Corp por valor de 5000 euros en tu cartera; podrías mantener una posición corta o vender en corto el valor equivalente de ABC Corp con CFD. Entonces, si el precio de las acciones de ABC Corp cae en el mercado subyacente, la pérdida de valor de tu cartera de acciones físicas podría compensarse potencialmente con la ganancia obtenida en tu operación de venta corta de CFD. Luego, podrías cerrar tu operación de CFD para asegurar tus ganancias a medida que la tendencia bajista a corto plazo llegue a su fin y el valor de tus acciones físicas comience a subir nuevamente.

Ejemplo de contrato de diferencia

A primera vista, las operaciones con CFD pueden parecer más confusas que las operaciones tradicionales, por lo que aquí tienes un ejemplo para guiarte a través de las posiciones de apertura y cierre.

Digamos que el precio inicial de las acciones de Apple es de 100 dólares. Concluyes un contrato de CFD por 1000 acciones de Apple . Si el precio luego sube a 105 dólares, la suma de la diferencia, pagada al comprador por el vendedor será igual a 5,000 dólares. Y viceversa, si el precio cae a 95 dólares, el vendedor obtendrá la diferencia de precio del comprador igual a 5,000 dólares.

El contrato no implica la propiedad física o la compra / venta de las acciones subyacentes que permita a los inversores evitar el registro de los derechos de propiedad de los activos y los costes de transacción asociados.

Related posts
Glosario

Responsable del tratamiento de datos y el RGPD

7 Mins read
El responsable del tratamiento es una de las figuras clave para el cumplimiento de la normativa de protección de datos. En este…
Glosario

¿Qué es un contrato programa? Definición y objetivos

7 Mins read
El Gobierno establece la necesidad de celebrar determinados contratos entre la Administración pública y determinados entes del sector público adscritos a ella…
Glosario

Síndrome del impostor. Definición, causas y síntomas

10 Mins read
Piensa en tus mayores logros. ¿Te sientes orgulloso de lo que has logrado? ¿O te sientes como un fraude? ¿Cada aumento, promoción…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.