Conoce Atico34 - Solicita presupuesto
Laboral

Conflicto de intereses: Qué es, ejemplos y cómo solucionarlos

El conflicto de intereses en el mundo corporativo o la administración pública es una experiencia común y un problema que es necesario conocer para poder detectarlo y evitarlo antes de que pueda acarrear consecuencias negativas para la entidad. En este artículo explicamos qué es y cómo resolver y evitar el conflicto de intereses en las empresas y vemos varios ejemplos de conflictos de intereses laborales.

¿Qué es un conflicto de intereses?

Un conflicto de intereses es una situación en la que el interés particular de una persona puede interferir en el correcto ejercicio de sus funciones y responsabilidades, porque puede obtener un beneficio para sí o para un tercero relacionado con él.

Los conflictos de intereses pueden producirse en el ejercicio de cualquier profesión, tanto en el ámbito privado como en el público y, cómo veremos más adelante, se pueden clasificar en diferentes tipos.

Así, un conflicto de intereses en una empresa es una situación en la que un interés particular de un miembro de la empresa puede interferir en su toma decisiones respecto a un asunto o acción particular, primando su beneficio propio (o el de un tercero relacionado con él) frente al beneficio de la empresa (ocurre especialmente entre directivos, pero los empleados también pueden encontrarse en esta situación).

El conflicto de intereses puede generar problemas de confianza entre el directivo o empleado y la empresa, especialmente cuando el directivo o empleado expone a la empresa a acciones legales potenciales o crea una atmósfera tóxica en el lugar de trabajo, que puede dañar severamente la moral de los empleados.

Así mismo, el conflicto de intereses puede llegar a suponer un problema para las empresas, por lo que muchas recogen esta casuística en su código ético o de conducta, así como en su régimen disciplinario interno, siendo el despido por conflicto de intereses la consecuencia últimas más grave que puede enfrentar el directivo o empleado que no se abstenga de la toma decisiones, cuando existe esta posibilidad de colisión de intereses.

¿Entre quién pueden surgir conflictos de intereses?

Lo veremos en los ejemplos de conflicto de interés más adelante, pero cuando hablamos de conflictos de intereses, lo cierto es que estos pueden surgir entre diferentes actores (en realidad, muy pocas empresas y personas están exentas de experimentar en algún momento un conflicto de interés, aunque la trascendencia, importancia e impacto del mismo dependerá en gran medida del puesto o cargo que ocupa la persona o entidad involucrada).

  • Empleado vs. Empleado: Se produce cuando existe entre dos o más empleados una relación personal o profesional fuera de la relación de trabajo en esa empresa.
  • Empleado vs. directivo: En este caso, el conflicto de intereses se produce entre un empleado y un miembro de la junta directiva de la empresa.
  • Directivo vs. directivo: Una empresa compuesta por varios directivos en algún momento puede enfrentarse a desacuerdos y peleas que amenacen su estabilidad. Ante esto, es importante que conozcan qué tipo de conflictos pueden nacer, los prevengan y busquen mecanismos para solucionarlos. Los conflictos entre directivos pueden ser el principio del fin de muchas empresas. Para solucionarlos, el mejor consejo es tratar de prevenirlos y evitarlos incluyendo protocolos de actuación, cláusulas o fórmulas de resolución en los propios estatutos de la empresa. Otra fórmula para solucionar conflictos entre socios, es recurrir a mecanismos extrajudiciales de resolución de conflictos.
  • Socios vs. directivos: El deber del director de evitar conflictos de intereses está relacionado con el deber de no obtener un beneficio personal de su puesto. También se aplica a los deberes de actuar en interés de la empresa, actuar con honestidad y responsabilidad, actuar de acuerdo con la constitución de la empresa y que el director ejerza un juicio independiente. Por ello, pueden surgir conflictos entre los directivos y los socios de una empresa.
  • Entre empresas: Por último, puede surgir un conflicto de intereses entre dos o más empresas, del mismo grupo empresarial o diferentes.

¿Cuándo hay conflicto de intereses en una empresa?

Cómo decíamos, el conflicto de intereses laboral puede surgir en cualquier momento en una empresa, así diríamos que hay conflicto de intereses en una empresa cuando un directivo o empleado no puede realizar de manera imparcial sus deberes o su toma decisiones, porque existen intereses personales (ya sean propios, familiares, por razón de amistad o enemistad, coyunturales, etc.).

En este punto es importante señalar que el conflicto de interés en el trabajo no tiene siempre que derivar en una acción perjudicial para la empresa, puesto que el directivo o empleado puede reconocer el conflicto y retirarse de la toma de decisión o delegar sus funciones y responsabilidades en otro miembro de la empresa.

Solo cuando se actúe anteponiendo los intereses propios frente a los de la empresa, estaríamos hablando de un acto de corrupción en los negocios.

conflicto de intereses

10 ejemplos de conflicto de intereses

Existen muchos ejemplos reales de conflictos de intereses, ya que, cómo dijimos más arriba, es una situación que cualquier organización y sus miembros pueden experimentar en alguna ocasión.

Por lo que para ilustrar mejor este artículo dejamos 10 ejemplos ejemplo de conflicto de intereses que pueden producirse en cualquier tipo de empresa:

  1. Formar parte del departamento de Recursos Humanos y del equipo de selección de personal y no revelar que estás relacionado con un candidato a un puesto de trabajo que la empresa está considerando contratar.
  2. Hacer arreglos para trabajar para un proveedor o cliente en una fecha futura mientras continúas haciendo negocios con ellos.
  3. Ofrecer servicios pagados en tu tiempo libre a un cliente o proveedor de la empresa.
  4. Trabajar a tiempo parcial para otra empresa que es competencia directa de tu otro empleador.
  5. No investigar las irregularidades de un subordinado o compañero de trabajo porque que os une una relación de amistad fuera del trabajo.
  6. Salir o tener una relación romántica con un supervisor o subordinado (se pueden crear situaciones en las que se favorecerá a la pareja, como promociones a un puesto superior o un aumento salarial).
  7. Hacer una compra o una opción comercial para impulsar un negocio en el que tienes una participación.
  8. Aceptar un favor o un regalo de un cliente por encima del importe especificado como aceptable por la empresa.
  9. Poseer parte de un negocio que vende bienes o servicios a tu empleador.
  10. Aprovechar una oportunidad de negocio que tu empresa podría haber perseguido y de la que no informaste.

¿Cómo solucionar un conflicto de intereses en una empresa?

Para solucionar un conflicto de intereses en una empresa es necesario, primero, establecer unas políticas claras para evitar este tipo de conflictos (lo que también responde a la cuestión de cómo evitar el conflicto de intereses en las empresas). Estas políticas deben dejar claro cuándo se puede producir un conflicto de interés y cómo actuar ante él.

En esta línea, la divulgación, es decir, informar de la existencia del conflicto de interés al órgano de cumplimiento es fundamental para poder resolver estos conflictos en la empresa.

Cada organización debe esforzarse por crear una cultura de ética y confianza, estableciendo el tono correcto en la parte superior (tone at the top). Un mensaje claro sobre cómo manejar un conflicto de intereses debería ser parte del tono en la parte superior, haciendo que todos en la organización sean conscientes de este tipo de corrupción. Esto también contribuye a crear un entorno seguro en el que los empleados no tienen miedo de mencionar y revelar conflictos de intereses.

En definitiva, la clave para gestionar y solucionar con éxito los conflictos de intereses son las políticas adecuadas. Tu organización necesita establecer políticas claras sobre lo que constituye un conflicto de intereses y en qué casos deben divulgarse.

Por lo tanto, las políticas deben incluir una serie de puntos cruciales:

  • Define quiénes son las personas interesadas.
  • Detalla qué tipos de relaciones potencialmente representan conflictos de intereses y, por lo tanto, deben divulgarse.
  • Describe cómo tu organización define un posible interés financiero.
  • Describe el procedimiento de tu organización para manejar, abordar y registrar conflictos de intereses.
  • Indica el deber de revelar conflictos de intereses reales o potenciales.
  • Explica qué sucede en caso de violaciones de la política.
  • Asegúrate de que tu política sea proporcional a la gravedad de un posible conflicto de intereses, y difunde la política a tu organización y a todas las partes relevantes.

tarifas compliance

Tipos de conflictos de interés

Podemos clasificar en tres los tipos de conflictos de interés:

  • Real: El conflicto de intereses real se da cuando existe un interés particular de la persona sobre un determinado juicio o discernimiento profesional, y esta está en una situación en la cual tiene la obligación de proporcionar este juicio. Por ello debemos considerar los conflictos de interés reales como riesgos actuales.
  • Potencial: Un conflicto de intereses potencial se produce si la persona tiene un interés particular que podría influir a la hora de emitir un juicio profesional desde la posición o el cargo que ocupa, pero todavía no se encuentra en una situación en la cual deba ofrecer dicho discernimiento.
  • Aparente: Un conflicto de intereses aparente es cuando la persona no tiene un conflicto de interés (ni real, ni potencial), pero alguien podría llegar a la conclusión, de forma razonable, de que sí lo tiene. Sabemos que el conflicto de interés es aparente cuando se resuelve simplemente ofreciendo toda la información necesaria para demostrar que no existe conflicto de interés alguno, ni real ni potencial.

Así mismo, también podemos distinguir entre:

  • Conflictos de intereses en el lugar de trabajo: Estos pueden adoptar muchas formas diferentes; hay situaciones relacionadas con el negocio, como un empleado que tiene un negocio secundario que compite con el empleador, y hay asuntos personales, como un gerente en una relación romántica con un empleado. Este último ejemplo de conflictos de intereses lo es porque el gerente tiene el poder de dar aumentos o promociones al empleado, y las discusiones sobre la compañía entre las dos personas también pueden violar las restricciones de confidencialidad.
  • Conflicto de intereses después del empleo: Incluso después de finalizar la relación laboral, pueden surgir conflictos de intereses, aunque muchas instituciones tienen restricciones específicas contra este tipo de conflicto. Los ejecutivos y dueños de negocios a menudo requieren acuerdos de no competencia para evitar situaciones como que alguien tome la lista de clientes de su antigua empresa y compita directamente.