Conoce Atico34 - Solicita presupuesto
Ciberseguridad

Centro de procesamiento de datos ¿Qué es un CPD?

El centro de procesamiento de datos (CPD) es una infraestructura informática fundamental para organizaciones privadas y públicas en la era de la digitalización, el big data y la computación en la nube. Para trabajar con información y equipos informáticos y electrónicos, es necesario tener un sitio que almacena y gestione dicha información, el CPD cumple con ese papel.

¿Qué es un centro de procesamiento de datos (CPD)?

Un centro de procesamiento de datos es una instalación en la que se centralizan todas las operaciones y la infraestructura informática y de red de una organización, en ellos se almacenan, procesan, tratan y difunden datos y aplicaciones que la organización necesita para desarrollar su actividad diaria.

Desde ocupar una sola sala a varias plantas o incluso tener enormes instalaciones dedicadas, en los centros de proceso de datos se encuentran conjuntos de servidores, tanto para el procesamiento de información como para su almacenamiento y mantenimiento de redes, a través de los que se gestiona todos los activos de información de una organización (información confidencial, datos personales de clientes, empleados, usuarios, etc., documentación digitalizada, etc.).

Aunque todavía hay grandes empresas y organismos públicos que usan sus propicios C.P.D., lo cierto es que con el desarrollo y expansión de los servicios en la nube, especialmente del IaaS (infraestructura como servicio), cada son más las empresas que contratan centros de procesamiento de datos virtuales (en la nube) para ahorrar el coste que supone construir y mantener un centro de procesamiento de datos propio. Son ejemplo de centros de procesamiento de datos como servicio: AWS de Amazon o Azure de Microsoft, que cuentan con enormes infraestructuras para poder satisfacer las necesidades de sus clientes.

Funciones de un centro de procesamiento de datos

Entre las principales funciones del centro procesamiento de datos encontramos­:

  • Almacenamiento de información, tanto para su gestión como para disponer de copias de seguridad y puntos para la recuperación o restauración de la información en caso de incidentes de seguridad.
  • Aplicaciones de productividad, como el correo electrónico, software de gestión de proyectos, etc.
  • Procesamiento y análisis de Big Data.
  • Funciones de IA.
  • Transacciones de comercio electrónico de gran volumen.

Cabe señalar que estas funciones del centro de datos pueden variar en función de las necesidades de la organización o del proveedor del servicio.

Tipos de CPD

Existen diferentes tipos de centro de procesamiento de datos, pudiendo clasificarlos en función de las tecnologías usadas, su ubicación, quién los gestione o qué tipo de servicio se preste.

Estos son los tipos de CPD más habituales:

Empresariales

Estos están construidos, son propiedad y están operados por empresas y están optimizados para sus usuarios finales. La mayoría de las veces se encuentran en el campus corporativo.

Es decir, son data centers construidos y gestionados por la propia empresa, bien en el mismo centro empresarial o ubicados en otra localización cercana.

De servicios gestionados

Estos centros de datos son administrados por un tercero (o un proveedor de servicios administrados) en nombre de una empresa. La empresa alquila los equipos y la infraestructura en lugar de comprarlos.

De colocación

Los centros de datos de colocación son gestionados por una empresa que alquila el espacio y la infraestructura (refrigeración, seguridad, ancho de banda, etc.) a otras empresas para que estas alojen aquí sus componentes (servidores, enrutadores, cortafuegos, etc.).

En la nube

Los datos y aplicaciones se alojan en una infraestructura virtual en la nube, contratado como un servicio a través de un proveedor, como Amazon Web Services (AWS), Microsoft (Azure) o IBM Cloud u otro proveedor de nube pública.

Requisitos de una infraestructura para procesamiento de datos

Los requisitos para una infraestructura para procesamiento de datos que hay que tener en cuenta son los siguientes:

  • Ubicación geográfica: Idealmente, un centro de procesamiento de datos se construirá en una zona en la que no se produzcan con frecuencia desastres naturales (como terremotos o inundaciones) y será resistente a los mismos. Además, la localización escogida debe permitir el crecimiento del CPD, para que cuando necesite expandirse y ampliar sus instalaciones, pueda hacerlo. Así mismo, y dadas las demandas energéticas de un CPD, este deberá ubicarse en una zona en la que pueda acceder con facilidad a la red eléctrica y a la conectividad a internet (que se hace por fibra).
  • Sala de servidores: Esta sala debe contar con unas condiciones ambientales específicas, como temperaturas entre 15 y 23 grados (para asegurar que los equipos no se sobrecalientan) y una humedad relativa entre el 40% y el 60%. Además de contar con medidas antiincendios, sistemas de respaldo (fuentes de energía ininterrumpida, generadores alternativos, personal, etc.) y controles de acceso.
  • Manejabilidad: Un centro de datos debe proporcionar una gestión fácil e integrada de todos sus elementos. Eso se puede lograr mediante la automatización y la reducción de la intervención humana en tareas comunes.
  • Disponibilidad: Un centro de datos debe garantizar la disponibilidad de información cuando sea necesario. ¿Qué significa eso? Bueno, simplemente significa que no hay tiempo de inactividad. La falta de disponibilidad de información podría costar mucho dinero por hora a las empresas.
  • Seguridad: Todas las políticas, los procedimientos y la integración de elementos centrales se reúnen para evitar el acceso no autorizado a la información.
  • Escalabilidad: Crea una infraestructura que pueda crecer. El crecimiento empresarial casi siempre requiere la implementación de más servidores, nuevas aplicaciones, bases de datos adicionales, etc.
  • Rendimiento: Primero debes establecer los niveles de servicio. La gestión del rendimiento es asegurarse de que todos los elementos del centro de datos proporcionen un rendimiento óptimo a los niveles de servicio requeridos.
  • Integridad de los datos: Asegúrate de que los datos se almacenen y recuperen exactamente como se recibieron.
  • Capacidad: Cuando la capacidad requiere un aumento, el centro de datos debe proporcionar capacidad adicional sin interrumpir la disponibilidad o con una interrupción mínima.
  • Supervisión: Es un proceso continuo de recopilación de información sobre los elementos y servicios que se ejecutan en el centro de datos. La razón es obvia: predecir impredecibles.
  • Informes: El rendimiento, la capacidad y la utilización de los recursos reunidos en un momento determinado.
  • Aprovisionamiento: Es un proceso que consiste en proporcionar el hardware, el software y otros recursos necesarios para ejecutar un centro de datos.

centro de procesamiento de datos

Organización de un centro de procesamiento de datos

La organización de un centro de procesamiento de datos se basa en los siguientes elementos:

  • Procesamiento: Los servidores deben tener suficiente potencia de procesamiento para atender las necesidades de la organización en el desarrollo de la actividad y poder ejecutar las aplicaciones que se usan en la organización.
  • Almacenamiento: La infraestructura debe contar con capacidad de almacenamiento suficiente no solo para guardar la información de la organización, sino también para guardar las copias de seguridad que sea necesario mantener.
  • Redes: Es necesario contar con un hardware de red robusto, cuyas conexiones admitan grandes volúmenes de datos (especialmente de cara al procesamiento y análisis del big data). En la actualidad, ya hay CPD con conexiones de 10 GB.
  • Seguridad: Un CPD debe tener implementadas medidas de seguridad, tanto físicas como lógicas, para garantizar la confidencialidad, integridad y disponibilidad de la información ante desastres naturales, incidentes fortuitos o ciberataques.

Dentro del espacio físico de un CPD, este se organiza ubicando los equipos en armarios Racks, colocados formando pasillos, en lo que normalmente se denomina la pecera, la nevera o la sala fría.

En cuanto a equipo, un CPD contará con servidores, conmutadores, enrutadores, paneles de parcheo, sistemas de audio y video, switches, routers, cortafuegos, puntos para conectar monitores y otros periféricos, etc.

Factores que pueden poner en peligro un data center

Existen diversos factores que pueden poner en peligro un data center, desde incidentes físicos, como un corte de energía, un incendio o una inundación, hasta ataques cibernéticos que pueden colapsarlos. También puede ocurrir que el centro de procesamiento de datos se vea desbordado por un pico de actividad y no pueda ofrecer sus servicios durante un período de tiempo.

Además, debemos tener en cuenta que los elementos de hardware del sistema también pueden fallar, por avería o desgaste.

Por lo que deben implementarse sistemas para monitorizar, responder y notificar al personal de cualquier problema que surja. La planificación de recuperación de desastres es de vital importancia en caso de fallas importantes, pero los problemas menores también deben manejarse.

Así mismo, y cómo ya señalamos más arriba, la seguridad de los centros de procesamiento de datos es fundamental, ya que una interrupción de su servicio podría llegar a ser catastrófica para algunas compañías, de la misma manera que el acceso físico o lógico a sus servidores, lo supondría una amenaza para la información que guardan y procesan.

Ejemplos de Centros de datos en España

Finalmente, cerramos el artículo con varios ejemplos de centros de procesamiento de datos repartidos por España:

  • Mediacloud 22: Avda. Diagonal 177 08018, Barcelona. Es una empresa del grupo Mediapro que brinda las últimas soluciones Cloud y los servicios CDP más avanzados, gestionados de forma unificada, desacoplando al máximo la infraestructura de las aplicaciones que brindan nuestros clientes, permitiendo el control y seguimiento.
  • ACK DC 1: C / Acer, 5-9 08038, Barcelona. Centro de datos totalmente tolerante a fallos. Fuente de alimentación redundante (Tier IV), Control ambiental redundante. Protección contra incendios e inundaciones.
  • Interxion MAD1 (Madrid, España). Centro de datos neutral en la nube y en el operador de Interxion en Madrid (MAD1) proporciona la última infraestructura altamente segura y escalable para sistemas de TI de misión crítica, con una amplia gama de soluciones de conectividad.
  • Adam MAD: Ctra. Navalcarnero km 25,1 28600, Navalcarnero (Madrid). El nuevo centro de datos energéticamente eficiente es uno de los más grandes de su tipo en España y uno de los más eficientes energéticamente del mundo, y se extiende por una superficie total de 57.800 m².
  • PLEXVAL: Sevilla, 76 Pol. Ind. Fuente del Jarro 46980, Paterna (Valencia). Centro de datos de portadores de alta seguridad y resiliencia. Proporciona espacio en el piso y estante. UPS / Generadores completamente redundantes.
  • ASAC Comunicaciones: Parque Tecnológico de Asturias, 29 33428, Llanera. Datacenter de última generación, diseñado bajo la premisa de estándares internacionales Tier III y equipado con la última tecnología de fabricantes como APC, Marioff, HP, Hitachi, Cisco, etc.