¡Pide presupuesto en 2 min! ✓
Ciberseguridad

¿Cómo funciona el sistema de seguridad Endpoint?

6 Mins read

Con cada vez más dispositivos conectados a la red de la empresa, algunos de los cuales conectándose en remoto, hablar de seguridad Endpoint y cómo aplicarla resulta fundamental para proteger la información y los sistemas informáticos de la compañía ante eventuales ciberataques, que cada vez aumentan en complejidad y puntos de entrada.

En este artículo vamos a explicar qué es la seguridad Endpoint y las herramientas y soluciones que se pueden implementar para reforzarla.

¿Qué es la seguridad Endpoint?

Para explicar qué es la seguridad Endpoint, o Endpoint security por su nombre en inglés, primero debemos aclarar cuál es significado de endpoint.

Por endpoint se entiende cada dispositivo reconocido que se conecta de manera remota a la red interna de la empresa. Es decir, portátiles, ordenadores personales que trabajan en remoto, smartphones, tablets y otros dispositivos englobados en el denominado IoT (Internet de las cosas) autorizados para conectarse a esa red interna.

Por lo tanto, la seguridad Endpoint es una rama de la ciberseguridad aplicada a estos dispositivos que se conectan de forma remota a la red de la compañía, es decir, son las medidas de seguridad adoptadas para proteger de posibles ataques e intrusiones la red interna más allá del perímetro de seguridad establecido en torno a ella.

En este punto es importante señalar que, aunque relacionado, no debemos confundir la seguridad Endpoint con los sistemas EDR (Endpoint Detection Response); un sistema EDR puede ser una de las soluciones de seguridad Endpoint empleadas por una compañía para proteger su red e infraestructura, ya que cuenta con muchas de las herramientas que se emplean en este tipo de seguridad, como veremos más adelante.

Dispositivos a los que afecta la seguridad Endpoint

Ya lo hemos señalado, los dispositivos afectados por la seguridad Endpoint son aquellos que tienen la capacidad de conectarse virtualmente (de forma remota) a la red interna de la empresa.

Estos dispositivos comprenden desde los que los empleados usan para realizar sus funciones laborales en remoto; ordenadores de sobremesa, portátiles, tablets, iPads o smartphones, hasta otros dispositivos necesarios para el funcionamiento de la propia red, como los servidores. También hay que sumar por su uso cada vez más frecuente los dispositivos IoT.

Básicamente, cualquier dispositivo con la capacidad de conectarse a la red interna de la empresa y que pueda emplearse para llevar a cabo un ciberataque, como por ejemplo, la introducción de cualquier tipo de malware o la usurpación de identidad para conseguir credenciales y mantener privilegios de acceso.

¿Cómo funciona la seguridad Endpoint?

La seguridad Endpoint funciona aplicando herramientas y soluciones de seguridad en los propios dispositivos, tanto para detectar las amenazas como para bloquearlas o eliminarlas. Así mismo, emplea herramientas para minimizar los riesgos para la red interna que supone tener dispositivos sobre los que no se puede tener un control total y que los empleados pueden usar tanto para el trabajo como para uso personal.

Detección de amenazas

Sin duda alguna, la principal función de la seguridad Endpoint es la prevención, es decir, la detección de amenazas temprana que impida que la empresa pueda ser víctima de un ciberataque cuyo punto de acceso sea un dispositivo remoto, por ejemplo, porque un empleado ha descargado y abierto un archivo adjunto infectado con malware, que después ha podido distribuirse por la red.

Evitar que se produzcan brechas de seguridad a través de los dispositivos Endpoint es la principal finalidad de este sistema de seguridad y para ello puede emplear diferentes herramientas y soluciones de seguridad.

Herramientas habituales de este sistema de seguridad

Como decíamos, existen herramientas con las que se puede reforzar la seguridad de los dispositivos Endpoint más allá del antivirus, que debería estar instalado también en estos dispositivos, en tanto en cuanto funcionan como puerta de entrada a diferentes tipos de malware.

Puesto que ya lo hemos mencionado, empezamos con el sistema EDR; este sistema de seguridad emplea de manera conjunta diferentes herramientas de detección y tecnologías, como la IA o el Big Data, para llevar a cabo una mejor detección y prevención automatizada de amenazas más complejas que tu virus o gusano conocido. También se encarga de minimizar el impacto de la amenaza y eliminarla. Un sistema EDR es más que un antivirus e incorpora herramientas y aplicaciones de machine learning, sandboxing o escaneo IOC (indicadores de compromiso) y reglas YARA (detección de malware basada en firmas), entre otras.

El empleo de listas blancas para restringir la conexión de dispositivos a través de redes WiFi o IP que hayan sido autorizadas previamente. Las listas blancas, y negras también, se pueden emplear, además, para bloquear emails de direcciones sospechosas o el acceso a webs fraudulentas.

También se pueden emplear soluciones IPAM (gestión de direcciones IP) para controlar las IP y DNS a través de las que se conectan los dispositivos remotos.

Emplear una VPN (red privada virtual) para conectarse a la red de la empresa aumentará la seguridad, puesto que a ella solo podrán conectarse aquellos dispositivos autorizados y, además, mantendrá la confidencialidad de la información que viaje a través de ella gracias al cifrado con el que cuentan este tipo de redes.

Herramientas seguridad endpoint

No podemos olvidarnos de los firewalls; a través de esta herramienta, que es una primera línea de defensa contra muchas ciberamenazas, se puede prevenir la entrada de malware al sistema.

Además, si la empresa recurre a un sistema de confianza Zero Trust, se puedan establecer diferentes niveles de acceso y privilegios, limitando estos a lo mínimo necesario.

Las herramientas de monitorización y auditoría del usuario también son muy útiles, puesto que permiten controlar y analizar el comportamiento de un usuario en la red interna, desde que inicia sesión hasta que se desconecta, pasando por qué archivos ha consultado, qué ha descargado e incluso qué sitios web ha visitado. De esta forma se pueden detectar comportamientos inusuales, por ejemplo, que un empleado se haya conectado fuera de su horario laboral a la red de la compañía sin motivo aparente.

Recurrir al cifrado de dispositivos y unidades de memoria externa evitará que información confidencial pueda acabar en manos ajenas, si se extravía un equipo portátil.

Finalmente, la prevención es esencial para evitar que la red de la empresa sea víctima de ciberataques, así que aparte de las herramientas que hemos ido viendo en las líneas anteriores, reforzar la seguridad Endpoint también pasa por configurar la clave de seguridad red de manera adecuada para evitar que cualquier persona pueda entrar en la red WiFi de la empresa o de nuestra casa.

Y si tienes la sospecha de que alguien podría estar usando tu red, aquí te explicamos cómo saber si hay alguien conectado a tu WiFi.

¿Por qué aplicar soluciones de seguridad Endpoint en mi empresa?

Aplicar soluciones de seguridad Endpoint en tu empresa ayudará a minimizar el riesgo de sufrir diferentes tipos de ciberataques que pongan en peligro no solo la confidencialidad de la información de la empresa, sino su propia operatividad, lo que no solo supone pérdidas económicas, sino también de reputación corporativa; piensa en el daño que podría hacer un hacker que replicase tu página web y la emplease para llevar a cabo fraudes por Internet o infectar otros ordenadores o que filtrase los datos de tus usuarios.

Ten en cuenta que en muchas ocasiones, no se tiene realmente control sobre los dispositivos que se conectan de forma remota a la red interna de la empresa y, aunque las personas cada vez están más formadas y concienciadas para reconocer y evitar amenazas electrónicas, algunos ataques son muy sofisticados y difíciles de detectar. Reforzar la seguridad Endpoint te ayudará a detectar y evitar muchas de estas amenazas o, cuanto menos, a minimizar su impacto.

En el caso del teletrabajo

Con el aumento del teletrabajo, la seguridad Endpoint debería ser un pilar fundamental de la ciberseguridad de tu empresa.

Con empleados trabajando desde casa, conectándose en ocasiones desde redes no seguras o que no cuentan con la seguridad suficiente, usando equipos personales para acceder a la red interna o poco formados en ciberseguridad, reforzar la seguridad Endpoint puede evitar sufrir ataques de phishing, ransomware, exploits, de ingeniería social o amenazas persistentes, entre otros, que pueden causar graves daños a la empresa. Trabajar desde casa puede hacer que la gente relaje su nivel de alerta, acceda a sitios web que desde el trabajo no haría o no podría o descargue archivos sin comprobar antes su procedencia.

Comenzar por reforzar la seguridad Endpoint ayudará a evitar que los dispositivos que se usan en remoto se conviertan en una puerta de entrada para el malware y los ciberdelincuentes.

About author
Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Redactora de contenidos informativos, jurídicos y empresariales, Internet, nuevas tecnologías, entorno digital, ciberseguridad y protección de datos.
Articles
Related posts
Ciberseguridad

El centro de operaciones de seguridad (SOC) ¿Cómo puede ayudar a tu empresa?

5 Mins read
Las amenazas de ciberseguridad que enfrentan las empresas son cada vez más sofisticadas y complejas, lo que provoca que la prevención de…
Ciberseguridad

Qué es un CISO y por qué se ha vuelto una figura importante para las empresas

6 Mins read
El aumento de los ciberataques a las empresas ha hecho que la figura del CISO cobre especial relevancia para estas, cada vez…
CiberseguridadTeletrabajo

Cómo mejorar la ciberseguridad en entornos de trabajo híbridos

7 Mins read
Los entornos de trabajos híbridos son prácticamente ya una realidad, en la que el trabajo remoto y presencial se combinan en la…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.