¡Pide presupuesto en 2 min! ✓
Nuevas tecnologias

El monedero de identidad digital europeo. Primeras claves

La Unión Europea trabaja ya en el denominado «monedero de identidad digital», una aplicación con la que los ciudadanos de los Estados miembros podrán llevar a cabo múltiples trámites en cualquier país de la Unión de forma mucho más rápida y sencilla que en la actualidad. En este artículo vamos a ver sus primeras claves.

¿Qué es el monedero de identidad digital europeo?

El monedero de identidad digital europeo es, o será cuando esté finalizado, una aplicación en la que los ciudadanos de la UE podrán almacenar todo tipo de documentos e identificadores oficiales, que podrán usar para llevar a cabo una amplia lista de trámites en cualquier Estado miembro.

A través de esta cartera digital europea se unificará el método de identificación para poder realizar diferentes trámites, simplificando lo que hasta ahora requería firmar diferentes documentos de forma presencial.

¿Para qué servirá el monedero de identidad digital europeo?

Imagina que al viajar a otro país y al llegar allí, pudieras alquilar un coche simplemente identificándote a través de una aplicación en tu móvil. O poder abrir una cuenta bancaria nada más aterrizar en el país. O enviar una solicitud de inscripción a una universidad europea. O registrarte en un hotel. Todo ello sin necesidad de realizar ningún trámite burocrático.

Ese es el objetivo con el que se creará el monedero digital europeo; una aplicación para móviles en la que el ciudadano podrá guardar todo tipo de documentos oficiales y acreditativos para llevar a cabo trámites con las administraciones públicas y empresas privadas de forma rápida y controlando, además, los datos que comparte con ellos. Desde el DNI o el carnet de conducir, hasta billetes de avión o recetas médicas.

En realidad, su funcionamiento no será muy diferente a lo que ya podemos hacer con el móvil cuando lo usamos para pagar con la tarjeta de crédito, por ejemplo. Solo que con más utilidades.

Con esta cartera digital de la UE, se pretende unificar un sistema de identificación digital para toda la Unión, puesto que actualmente hay 14 países que emplean 19 sistemas de identificación electrónica distintos, que apenas sirven para comunicarse entre sí o con negocios privados.

¿Se trata de un DNI europeo?

El monedero de identidad digital europeo será una aplicación todo en uno, con la que los ciudadanos de la UE podrán identificarse y llevar a cabo diferentes trámites con el sector público y privado en uno o pocos pasos.

Aunque uno de sus objetivos en unificar todos los sistemas de identificación electrónicos que sirven para almacenar datos con el DNI, como el DNI electrónico que ya se expide en algunos países como España, no estamos ante el anuncio de un DNI europeo para este 2021, sino que es una aplicación «todo en uno», en la que podremos guardar, entre otros documentos, el DNI.

Es decir, que con este monedero de identidad digital europeo podremos llevar en nuestro móvil toda nuestra identidad digital o, al menos, aquella parte que deseemos almacenar en la aplicación. Bastante útil, por ejemplo, si al viajar te olvidas en casa el DNI o la tarjeta sanitaria.

De hecho, el monedero de identidad digital de la UE no sustituirá en ningún caso a los DNI electrónicos.

¿Cómo funcionará esta cartera digital europea?

La Comisión Europea, que es el organismo que ha presentado este proyecto, no ha dado detalles técnicos sobre la futura aplicación, pero sí ha aclarado que funcionará de forma no muy diferente a como lo hacen actualmente las carteras digitales que permiten almacenar ciertos documentos de forma digital o pagar con el móvil.

En principio parece que la seguridad estará basada en los desbloqueadores biométricos que ya incorporan muchos modelos de smartphones actuales, como la huella dactilar o el escáner de retina.

El monedero de identidad digital europeo se emitirá por los Estados miembros o por entidades privadas autorizadas por los propios Gobiernos y las administraciones públicas. Incluso será obligatorio su aceptación para aquellas plataformas digitales privadas que cuenten con más de 45 millones de usuarios y en aquellos sectores que requieran un alto nivel de identificación del usuario, como pueden ser los transportes, la seguridad social o los servicios bancarios.

¿Qué efectos tiene en la protección de datos y la privacidad?

De acuerdo a la Comisión Europea, el monedero de identidad digital europeo cumplirá con los estándares de la ley de protección de datos, además de dar un mayor control sobre los datos que comparten los ciudadanos a través de la aplicación.

Para garantizar la privacidad en Internet a la hora de usarla, el usuario podrá escoger qué documentos e identificadores almacena dentro de la aplicación y qué datos comparte, de manera que solo comparte aquella información mínima necesaria para llevar a cabo un trámite determinado.

Usando el mismo ejemplo que se dio en la presentación del proyecto, para reservar una habitación de hotel en Internet, no es necesario que se sepa de dónde somos, quiénes son nuestros amigos o cuáles son nuestros intereses. O si lo que se necesita acreditar es la mayoría de edad, ese dato puede mostrarse sin necesidad de revelar más información, como sí ocurre ahora cuando mostramos el DNI.

Aparte de poder seleccionar qué información y documentación se almacena en la aplicación y aquella que se comporta con terceros, el usuario podrá realizar un seguimiento de los datos que comparte a través de la app, puesto que se generará un historial donde quedará registrado.

¿Será obligatorio usar el monedero de identidad digital europeo?

No será obligatorio usar el monedero de identidad digital europeo para ningún ciudadano de la UE, sino que su uso será completamente voluntario, para evitar así posibles discriminaciones de aquellas personas que no tienen acceso a la tecnología que lo hace posible y permite usarlo.

¿Cuándo entrará en funcionamiento?

Por el momento se trata solo de un proyecto, pero uno que la Comisión Europea quiere poner en marcha cuanto antes, por lo que ha solicitado ya a los Estados miembros que comiencen a trabajar en el diseño y estándares técnicos de la aplicación, para poder presentarlos en octubre de 2022 y poder comenzar a partir de esa fecha una fase piloto.

Aunque aún no hay una fecha para la entrada en vigor de su regulación, sí que se dispondrá de un año desde ese momento para empezar a emitir los certificados que permitirán usar la aplicación como medio de identificación electrónico.