¡Pide presupuesto en 2 min! ✓
Videovigilancia

Cámaras en el trabajo: ¿Me pueden grabar? ¿Es legal?

El control y vigilancia de los empleados es y seguirá siendo un tema polémico. ¿Me pueden grabar en el trabajo? ¿Es legal colocar cámaras de vigilancia ocultas? Son preguntas sujetas a diversas interpretaciones y, de hecho, en ocasiones ni los propios tribunales se ponen de acuerdo en la aplicación de la ley. En este artículo intentaremos arrojar un poco más de luz sobre la videovigilancia en el ámbito laboral y la colocación de cámaras en el trabajo.

¿Me pueden grabar en el trabajo?

El artículo 20.3 del Estatuto de Trabajadores afirma que el empresario puede poner en práctica las medidas de seguridad y control necesarias para garantizar el cumplimiento de las normas en su negocio, entre ellas la instalación de cámaras de vigilancia.

Por tanto, es legal que te graben en el trabajo, pero el empresario no puede ejercer de forma libre o unilateral este derecho, sino que está sujeto a una serie de condiciones:

  • Los trabajadores han de ser informados de la colocación de cámaras de seguridad.
  • Se respetarán los espacios públicos siempre que sea posible.
  • No se grabarán imágenes en vestuarios, aseos o zonas de descanso.
  • Se respetará en todo momento la integridad moral y el derecho a la intimidad de los trabajadores.

Asimismo, la instalación de videocámaras en el trabajo debe responder al principio de proporcionalidad. Es decir, el fin perseguido debe justificar las medidas adoptadas. Por tanto, SÍ es legal poner cámaras en el trabajo, pero como vemos, es necesario cumplir ciertos requisitos.

Cabe decir que es una ley envuelta en cierta polémica y continuamente surgen sentencias que sientan nuevos precedentes en la aplicación de la normativa. Puedes consultar más información en nuestro artículo acerca de la legislación sobre cámaras de vigilancia.

¿Me pueden grabar con videocámaras en el trabajo sin mi consentimiento?

El Tribunal Supremo ha abierto el camino para que los empresarios puedan poner cámaras de seguridad sin avisar a los empleados, siempre y cuando cumplan de el requisito de proporcionalidad y no existan otras alternativas para garantizar la seguridad.

Si bien el consentimiento de los trabajadores ya no es necesario, sí hay que cumplir con el deber de informar, por ejemplo colocando carteles de zona videovigilada.

Es decir, a la pregunta de si me pueden grabar en el trabajo sin mi consentimiento, la respuesta es afirmativa.

normativa lopgdd rgpd videovigilancia trabajo

Grabar audio en el trabajo

Una de las dudas más frecuentes de los empleados es si las cámaras de vigilancia en el trabajo pueden grabar solo imágenes o también pueden registrar audio. A continuación profundizamos más en este tema.

¿Se pueden poner cámaras con audio en el trabajo? ¿Es legal?

¿Grabar audio en el trabajo es legal? ¿Puede mi empresa registrar las conversaciones que tengo con otros trabajadores?

La respuesta es no. La grabación de audio en el trabajo se considera una medida que no responde al principio de proporcionalidad y que atenta contra el derecho a la intimidad de los empleados. Por tanto, el uso de cámaras con audio en el trabajo no está permitido.

La única excepción a esta norma se aplica en caso de que las grabaciones hayan sido autorizadas judicialmente y, en todo caso, deben ser realizadas por profesionales especialmente designados para esta tarea.

Lo que ya resulta más complicado es cómo saber si las cámaras de seguridad tienen audio. En este caso lo único que el trabajador puede hacer es descubrir el modelo de las cámaras instaladas e informarse sobre sus características.

Hay que tener en cuenta que determinadas cámaras de seguridad están conectadas a alarmas o sistemas de alertas e incorporan micrófonos que permiten escuchar audio (pero no grabar o registrar). Algunas empresas de seguridad lo requieren a la hora de verificar incidencias, por tanto, en estos casos sí podrían responder al principio de proporcionalidad. En cualquier otro supuesto, una cámara con audio en el trabajo no estaría permitida.

¿Cómo saber si una cámara está grabando por audio a los trabajadores?

Es una pregunta complicada de responder, ya que no hay ningún indicativo visual que permita saber si las cámaras tienen audio. Normalmente estos dispositivos cuentan con unos pilotos (generalmente de color rojo) que indican si están en funcionamiento, pero no si están grabando imagen y/o audio.

En muchas ocasiones, cuando un empleado incumple la normativa y graba audio de los empleados, éstos ni siquiera llegan a enterarse. Sin embargo, una prueba de ello podría ser que el empresario u otros trabajadores conocieran o difundieran información o conversaciones que el empleado ha mantenido en el trabajo.

A la pregunta de si es legal escuchar las conversaciones de los empleados, te habrá quedado claro ya que NO, no es legal.

¿Es legal poner micrófonos en el trabajo?

Del mismo modo que no es posible usar cámaras con audio en el trabajo, tampoco es posible usar otros elementos como micrófonos, salvo si son imprescindibles para que el trabajador desarrolle su actividad (por ejemplo, teleoperadores). Por tanto, la normativa no se refiere solamente a las cámaras de seguridad, sino a cualquier otro dispositivo de registro o grabación que sea susceptible de grabar sonidos, como los drones con cámara.

¿Las cámaras de seguridad siempre graban audio?

Dado que la normativa no permite registrar audio con las cámaras en el trabajo, muchos dispositivos solo cuentan con un sistema para la filmación y grabación de imágenes. En caso de que las cámaras de seguridad registren audio de los trabajadores, se estaría incumpliendo el deber de proporcionalidad e incurriendo en una violación del derecho a la intimidad de los trabajadores.

Cámaras de seguridad en el trabajo

Otros aspectos fundamentales del uso de cámaras de videovigilancia en el trabajo tienen que ver con las personas que tienen acceso a las imágenes grabadas, o durante cuánto tiempo se pueden mantener dichas grabaciones en los ficheros de la empresa.

¿Quién puede ver las grabaciones de cámaras de seguridad en el trabajo?

El acceso a las grabaciones de las cámaras de seguridad solo está permitido al titular de la empresa, la empresa de seguridad contratada o el personal encargado a tal efecto, según lo estipulado en la LOPDGDD.

Los equipos de vigilancia en el trabajo y salas de visionado y almacenamiento de imágenes deberán estar situadas en habitaciones de acceso restringido a personal autorizado.

También se deben establecer las medidas de seguridad oportunas para que solo puedan acceder a las grabaciones las personas destinadas a tal fin, por ejemplo mediante la autentificación por password.

No olvides que, como empleado, puedes ejercer tu derecho de acceso, supresión o limitación del tratamiento de las imágenes de las cámaras de seguridad, siempre y cuando consideres que se ha vulnerado alguno de tus derechos fundamentales como trabajador.

¿Cuánto tiempo se pueden mantener las grabaciones de las cámaras de seguridad?

Las grabaciones de las cámaras de vigilancia solo podrán ser almacenadas durante un plazo máximo de un mes, salvo que fueran reclamadas por las autoridades pertinentes en alguna investigación policial o proceso judicial.

Las cámaras ocultas en el trabajo

Otra cuestión polémica en el tema de la videovigilancia es si resulta lícito grabar con cámaras de seguridad ocultas en vivo. En este punto hay que distinguir entre cámaras clandestinas o cámaras ocultas.

Las cámaras de vigilancia furtivas o clandestinas son aquellas que han sido colocadas sin informar al trabajador y que, además, se encuentran escondidas o fuera de su rango visual. Uno de sus objetivos es saber dónde está una persona sin que lo sepa, por lo que suponen un ataque a la intimidad del empleado. Salvo resolución judicial o prueba flagrante de delito, no están permitidas.

Si crees que te están grabando de forma ilícita, consulta nuestro artículo sobre dónde denunciar cámaras de videovigilancia.

Por su parte, las cámaras de vigilancia ocultas son aquellas que son colocadas con el conocimiento de los trabajadores, aunque se encuentren escondidas o fuera de su rango visual.

Por qué razón de pueden haber colocado cámaras ocultas en mi centro de trabajo?

Normalmente las cámaras ocultas en el trabajo se colocan en lugares estratégicos que les permitan cumplir mejor sus funciones de control y seguridad. Por ejemplo, en zonas de difícil acceso o donde la recogida de imágenes es más compleja.

¿Es legal colocar cámaras ocultas para vigilar a los empleados?

En principio, las cámaras de seguridad ocultas son perfectamente lícitas, siempre y cuando cumplan con el principio de proporcionalidad y el empresario haya informado debidamente a los trabajadores.

tarifas proteccion datos

¿En qué lugares de un centro de trabajo se puede (o no) instalar cámaras?

¿Dónde puedo poner cámaras en mi negocio? ¿Es posible grabar cualquier área de la empresa? ¿Y la vía pública? Te adelantamos que existen una serie de limitaciones.

En vestuarios

No se puede. El uso de cámaras en vestuarios está prohibido ya que se considera un área privada de la empresa y los trabajadores no podrán ser grabados en ella con objeto de preservar su intimidad. Este derecho a no ser grabado también incluye las áreas de descanso.

En los baños

Lo dicho en el punto anterior sobre los vestuarios se puede extender a los baños donde, si cabe, todavía es más importante respetar la intimidad de los empleados.

En las oficinas

El uso de videocámaras en las oficinas será lícito siempre y cuando respondan a una necesidad relacionada con la seguridad y protección de las instalaciones, los trabajadores o los intereses del empresario. El uso de videocámaras para grabar a un trabajador en su puesto de trabajo ha de ser proporcionado y solo podrá realizarse si no existe una alternativa viable de la misma eficacia. Asimismo, será necesario informar a los trabajadores sobre la colocación de las cámaras.

En la fachada del negocio

Es posible colocar cámaras en la fachada del negocio, pero siempre y cuando no graben imágenes de la vía pública, ya que esto está reservado a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

No obstante, la LOPDGDD prevé que se puedan grabar imágenes de la vía pública en la medida que sea necesario para garantizar la seguridad.

Por otro lado, la normativa también permite la captación de imágenes de la vía pública en una amplitud superior a la normal en caso de que sea necesario para la preservación de infraestructuras  o instalaciones relacionadas con el transporte, siempre que con ello no se capten imágenes de domicilios u otras áreas privadas.

Ejemplos de cómo gestionar la videovigilancia en un negocio de cara a los trabajadores y clientes

Un centro comercial

La instalación de cámaras en centros comerciales está permitida si los empleados del centro han sido informados mediante la instalación de carteles informativos.

Sin embargo, por las propias características de estas superficies también es probable que se instalen videocámaras en zonas donde se puede grabar a los clientes, por ejemplo en el parking.

Por ello, los centros comerciales han de colocar carteles de videovigilancia en lugares visibles antes del objeto o zona de grabación. En estos carteles de videovigilancia se ha de incluir información sobre:

  • El responsable del tratamiento.
  • La finalidad de asegurar y controlar las instalaciones.
  • El plazo de conservación de las grabaciones (30 días)
  • Que el interés legítimo para el tratamiento se fundamenta en proporcionar seguridad en las instalaciones y gestionar incidencias de seguridad.
  • Los destinatarios de las grabaciones
  • Las vías para ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación del tratamiento, portabilidad y oposición.

Unas oficinas

Como empleador es necesario informar a los trabajadores sobre la colocación de cámaras en el trabajo. Este derecho está recogido en el artículo 20.3 del Estatuto de los Trabajadores.

Primero se debe valorar si existen otras alternativas viables para garantizar la seguridad e integridad del negocio o si existen causas fundamentadas que legitimen el tratamiento.

En caso de recurrir a la instalación de videocámaras, no será necesario obtener consentimiento de los trabajadores, pero sí se les deberá informar, por ejemplo a través de una circular informativa o mediante la colocación de carteles de videovigilancia.

Recuerda que, salvo excepciones necesarias para garantizar la seguridad, no será posible que las cámaras registren audio. Tampoco será posible que las cámaras de seguridad de la fachada apunten a la vía pública. Del mismo modo, las cámaras colocadas en el interior de la oficina deberán respetar espacios como las zonas de descanso, vestuarios o aseos.

Con esto llegamos al final del artículo. La cuestión de si me pueden grabar en el trabajo todavía sigue sujeta a cierta polémica y la normativa no aclara todas las dudas. En caso de que no lo tengas claro, te recomendamos consultar a un asesor laboral.

Si necesitas asesoramiento personalizado, puedes contactarnos en el teléfono 91 489 64 19 o en el correo electrónico lopd@atico34.com.

¿Te gustaría recibir un presupuesto?

PROTECCIÓN DE DATOS

· Adaptación al RGPD y LOPD-GDD

· Textos legales para sitios web

· Consentimientos de clientes, pacientes...

IGUALDAD

· Auditoría retributiva

· Protocolo de acoso

· Registro del Plan de Igualdad

Escríbenos o llámanos al 914 896 419




108 Comments

Comments are closed.