¡Pide presupuesto en 2 min! ✓
Nuevas tecnologias

Estafas con Bitcoins y otras criptomonedas. Consecuencias y prevención

11 Mins read

Con el uso de los Bitcoins y otras criptomonedas cada vez más extendido, también se han extendido las estafas que tienen como objetivo estas monedas; engaños diseñados para robar a los usuarios de criptomonedas. En esta entrada os explicamos cómo prevenir ser víctima de este tipo de estafas y os detallamos las más habituales para que sepáis reconocerlas.

¿Qué es lo primero que debo hacer para evitar ser víctima de estafas con Bitcoins/criptomonedas?

Como veremos a lo largo de los siguientes puntos, algunas de las estafas de criptomonedas son adaptaciones de métodos clásicos para conseguir esta nueva moneda, por ello, para evitar ser víctima de ellas, debemos tener en cuenta estas recomendaciones:

  • Si eres nuevo en el mundo de las criptomonedas, investiga y edúcate sobre ellas, cuanto más sepa sobre cómo funcionan las criptomonedas, menos probabilidades habrá de que caigas en engaños.
  • Desconfiar de los anuncios que nos ofrecen ganancias rápidas en poco tiempo o una alta rentabilidad con poco dinero. Lo más seguro es que sean estafas.
  • Cuidado con las noticias sobre proyectos muy rentables de criptomonedas, podrían ser falsos, así que revisa fuentes hasta dar con el original y asegúrate de que es legítimo.
  • Evita dejar fondos en línea más allá de lo necesario. Es decir, no dejes tus Bitcoins u otras criptomonedas en casas de cambio o depósitos de algún mercado si no es necesario y no dejes ningún remanente tras la operación que necesites llevar a cabo a través de ellos. Estas plataformas no son carteras de criptomonedas y dejar tus fondos ahí puede ser un riesgo, bien por un hackeo o por una estafa.
  • Recurre solo a personas o compañías fiables para realizar tus operaciones con criptomonedas. Infórmate sobre ellas, investiga y busca opiniones para asegurarte de su legitimidad.

Estafas más comunes con Bitcoin y otras criptomonedas

A continuación vamos a ver algunas de las estafas de Bitcoins y otras criptomonedas más comunes y cómo funcionan.

Aunque antes de meternos en materia, debemos señalar, por si surge la duda de si las criptomonedas en sí son una estafa o una realidad, que tanto los Bitcoins como otras criptomonedas actuales no tienen por qué ser un engaño y, teniendo en cuenta los consejos que hemos dejado en el punto anterior, operar con ellas no tiene por qué entrañar riesgos, muchas veces es cuestión de aplicar el sentido común y estar bien informados.

Casas de cambio falsas

Una estafa con criptomonedas bastante extendida es la creación de casas de cambio falsas.

Las casas de cambio o exchanges legítimas existen y son uno de los logares donde se pueden adquirir criptomonedas o hacer depósitos para llevar a cabo alguna operación. Pero también existen muchas casas de cambio falsas, cuyo objetivo es hacerse con los fondos de sus usuarios.

Además, incluso siendo legal, debemos tener en cuenta que una casa de cambio es una plataforma con la capacidad de controlar nuestros fondos sin que nosotros podamos hacer nada, así que nada impide a los administradores bloquear los depósitos y nunca devolverlos.

Si vais a utilizar una casa de cambio, aseguraros antes de que sea legítima y esté regulada.

Estafas piramidales

Sí, también existe la estafa piramidal de criptomonedas. Funcionan de manera muy similar a cualquier esquema piramidal; se crea un proyecto o nueva plataforma o se usa una criptomonedas ya existente y a través de una inversión inicial, se prometen mayores ganancias mientras más nuevos participantes se capten.

La estafa piramidal utiliza el sistema de referidos, de manera que los últimos participantes en unirse producen las ganancias de los que están arriba de la pirámide. De manera que cuando deja de haber suficientes participantes nuevos, la pirámide colapsa y los administradores desaparecen con las criptomonedas recogidas.

Criptomonedas falsas

El Bitcoin es quizá la criptomoneda más conocida, pero no es la única, ya que existen muchas otras. Sin embargo, también existen criptomonedas falsas, proyectos que se crean con la única intención de conseguir fondos y desaparecer con ellos, sin que finalmente se cree la criptomoneda o esta no exista.

Lo mejor para evitar esta estafa de criptomonedas falsas es informarse muy bien del proyecto, estudiarlo a fono y ante cualquier duda o sospecha no invertir en ello.

Criptomonedas gratis

Otra estafa de criptomonedas que prolifera sobre todo en las redes sociales es ofrecer criptomonedas gratis o “Give-Away” (regalo en inglés). Para ello se crean perfiles de personas relevantes dentro del mundo de las criptomonedas y a través de ellos publican mensajes con la intención de engañar a la gente. Invitan a las víctimas a sitios web fraudulentos en los que pedirán una cantidad de dinero a cambio de una cantidad elevada de Bitcoins o cualquier otra criptomoneda.

Por norma general, debéis desconfiar de estas promociones, sobre todo porque si es un regalo, no deberían pedirte un desembolso de dinero previo.

Dobladores

Esta estafa funciona a través de páginas web que prometen doblar la cantidad de Bitcoins o criptomonedas que depositaras en ellas. Estos dobladores funcionan de manera muy similar a los esquemas piramidales, puesto que el aumento de la inversión hecha se produce por la inversión de los que entran después.

Esta estafa con criptomonedas empezaba a funcionar arrancando la web y promocionándola en las principales comunidades sobre criptomonedas, dejaban el doblador activo durante unos días sobre el dinero de los últimos que entraban y alrededor de una semana después cerraban la web y se llevaban todos los depósitos hechos en ella. Fue muy popular entre 2015 y 2016 y aún hoy hay diferentes versiones.

Minería en la nube

Aunque de partida, la minería en la nube de criptomonedas (o Cloud Mining) no es una estafa, ya que hay compañías que se dedican legalmente a ello, sí que existen operadores fraudulentos que se dedican a engañar a víctimas prometiendo grandes ganancias.

Para entenderlo, la minería en la nube es un método mediante el cual, una compañía ofrece contratos o acciones a clientes interesados en obtener ganancia con la minería de criptomonedas, pero sin tener que comprar y mantener ellos los equipos necesarios, puesto que de ello se ocupa la compañía. A cambio de esos contratos, el usuario recibe ciertas ganancias de modo regular.

Bien, pues la estafa funciona igual, salvo que los contratos que se venden ofrecen supuestas ganancias garantizadas, que en realidad son falsas, ya que en muchos casos, ni siquiera se dispone de los equipos necesarios para minar.

Pagos al Ransomware

Esta estafa con criptomonedas funciona a través de un malware tipo troyano que infecta nuestro equipo, normalmente a través de la descarga de un archivo adjunto en un email o pinchando en un enlace malicioso.

Este tipo de malware “secuestra” nuestro equipo cifrando todos los ficheros de nuestro ordenador e impidiendo que podemos usarlo. Para poder recuperarlo, se nos pide un rescate en Bitcoins a cambio de descifrar los archivos.

La estafa se produce cuando una vez hemos pagado el rescate, no se descifran los ficheros y nuestro equipo sigue sin poder usarse. Así que, aún habiendo pagado, seguiremos sin poder acceder a nuestro equipo. Además, incluso cuando sí se desbloquea el equipo, el malware aún estará en él, por lo que debemos desinfectar el ordenador cuanto antes.

Si sois víctimas de ransomware, antes de pagar nada, os recomendamos que visitéis esta web, No More Ransom (desarrollada por Eurpol, FBI, Comisión Europea, Policía Nacional y otras autoridades y empresas de seguridad) para prevenir y desinfectar las versiones más utilizadas de este tipo de virus.

Estafas Bitcoin a nivel de fondos de inversión

Como la minería en la nube, los fondos de inversión basados en criptomonedas tampoco tienen por qué ser una estafa, sin embargo hay que tener cuidado con aquellos que nos ofrecen grandes retornos de trading o altos rendimientos semanales. Lo más habitual es que sean estafas de esquema piramidal, en las que pasado un tiempo, las inversiones privadas desaparecen en manos de los administradores.

Desconfiar de promesas de ganancias seguras es una buena forma de evitar este tipo de estafa con criptomonedas.

¿Por qué son rentables las estafas en Bitcoin?

Las estafas en Bitcoin son rentables porque durante un tiempo han mucha popularidad y, a día de hoy, siguen siendo una de las tendencias de búsqueda en Google. Además, según pasa el tiempo y aumenta su valor, más dinero se puede ganar con esta criptomoneda o alguna de las otras que existen.

Además, con gente nueva e inexperta entrando en el mundo de las criptomonedas, es más fácil encontrar víctimas. De ahí la importancia de informarse y formarse bien antes de comprar criptomonedas o invertir en ellas.

Algunas de las estafas con criptomonedas más grandes de la historia, hasta 2020

Vamos a ilustrar algunas de las estafas que hemos ido viendo a lo largo de esta entrada con casos muy sonados en su momento.

Bitchain

Bitchain es un ejemplo de estafa española de criptomonedas. El fraude se puso al descubierto en 2018; los hermanos Jordi y Miguel Alcaraz fundaron esta empresa para instalar toda una red de cajeros de esta criptomoneda en toda España. Para ello lograron el apoyo de ESADE y de los Ferrocarriles de la Generalitat.

Todo estalla cuando los hermanos fueron acusados de estafar 180.000 euros a una empresa y dos particulares, a quienes les habrían asegurado que usarían ese dinero para comprar Bitcoins, algo que finalmente no hicieron.

Milton Group

Milton Group, que aún a día de hoy sigue siendo investigado por la policía, utilizó las redes sociales para captar a sus víctimas. A través de anuncias en los que prometen multiplicar tu inversión en criptomonedas, logran el teléfono de la víctima, a la que llaman constantemente para venderle los beneficios de su plataforma, prometiendo que se ganará más de lo que se invierta.

La víctima igual se anima a probar la plataforma con una pequeña cantidad y comprueba en pantalla que ciertamente la inversión se multiplica. Más confiado ya, invierte más y más criptomonedas. El problema llega cuando se quieren retirar los fondos, porque no se puede; no se pueden ni retirar las ganancias ni la inversión inicial que se hiciera.

Todo esto funciona a través de call centers multilingües esparcidos por todo el mundo, en el que a través de pautas establecidas, los teleoperadores van captando víctimas. Se calcula que solo en 2019 y desde el call center de Kiev, Milton Group logró estafar aproximadamente 71,5 millones de dólares.

Mining Max

El de Mining Max es un buen ejemplo de estafa con criptomonedas basada en la minería en la nube y el esquema piramidal.

Esta empresa con sede en EE.UU. y granjas de minería en Corea del Sur vendía sus servicios en 2016 como una plataforma de minería de altcoins en la nube y prometía retornos mensuales a todos sus inversionistas. Después, dijo especializarse en la minería de Etherum, pero en 2017 las autoridades coreanas destaparon el fraude.

Mining Max habría recaudado alrededor de 250 millones de dólares provenientes de unos 18.000 inversionistas de 54 países. Se cree que de esa cantidad, 80 millones se destinaron a invertir en máquinas de minería y 110 millones acabaron en cuentas mancarían es paraísos fiscales. El resto se usó para pagar los inversionistas mayores, quienes a su vez recibían dinero de los niveles más bajos de usuarios.

Modern Tech (Pincoin y iFan)

Modern Tech se presentó en Vietnam como representante de dos Ofertas Iniciales de Moneda (ICO), vendiendo tokens Pincoin y iFan; los tokens se ofrecían como una oportunidad de inversión con retornos mensuales de hasta el 40%, mientras que el segundo prometía ser el combustible de una nueva red social para artistas.

Además, Modern Tech se estructuró como un esquema piramidal, de manera que los inversionistas mayores y más antiguos eran los más beneficiados, puesto que los nuevos inversionistas eran quienes pagaban sus intereses. Para unirse la plataforma había que invertir un mínimo de 1.000 dólares en los Pincoin, pero estos nunca llegaron a valer tanto.

En 2018 ya no se pagaba ninguna de las ganancias prometidas, Modern Tech eliminó todas sus redes sociales y nunca apareció en sus supuestas oficinas. Los inversionistas perdieron su dinero, alrededor de 666 millones de dólares de unas 32.000 personas. A día de hoy los culpables no han sido detenidos.

BitClub Network

BitClun Network se presentaba como una plataforma de minería en la nube, que ofrecía planes que iban desde los 50 a los 100.000 dólares de inversión a cambio de unas supuestas ganancias de entre el 5 y el 12% de la inversión.

Sin embargo, en 2019, cuando las autoridades estadounidenses intervinieron la plataforma, quedó al descubierto que se trataba de un esquema piramidal, donde los nuevos inversionistas pagaban a los antiguos. Nunca hubo actividad minera y tres de los promotores fueron arrestados. Llegaron a estafar unos 722 millones dólares.

PlusToken

Seguimos con los esquemas piramidales. En este caso PlusToken tiene en el dudoso honor de ser una de las estafas de criptomonedas protagonista de 2019. Sobre todo operó en China, Corea del Sur y Japón y su principal oferta era el token PLUS, que sería capaz de ofrecer un supuesto retorno de las inversiones de entre el 9 y el 20% mensual.

A diferencia de otras cripto-estafas, PlusToken se promocionó en eventos y reuniones físicas, hablando cara a cara con posibles inversionistas. También ofrecieron su oferta a través de chatas e incluso llegaron a distribuir publicidad física. Supuestamente, el alto porcentaje de ganancias provenía de trading de criptomonedas, minería y referidos, pero en realidad no era más que un esquema piramidal.

A finales de junio de 2019, los inversionistas empezaron a tener problemas para retirar sus fondos. Los administradores culparon a los mineros y poco después ya no dieron más explicaciones, desapareciendo con alrededor de 3 mil millones de dólares provenientes de más de 3 millones de víctimas.

OneCoin

Dentro de las estafas de criptomonedas falsas tenemos OneCoin, que además, también funcionaba como esquema piramidal. OneCoin se presentaba como la competencia del Bitcoin en 2016. Además, a través de otras plataformas como OneLife, OneAcedemy y OneWorldFundation, vendían supuestos paquetes educativos sobre las criptomonedas las dos primeras, y la tercer se presentaba como una organización caritativa para niños.

Los onecoins nunca llegaron a estar listados en ninguna casa de cambio y solo podían cambiarse a dinero en el OneCoin Exchange, un mercado interno solo para miembros, que en 2017 cerró sin previo aviso. Ese año despareció sin dejar rastro la creadora de todo el esquema, Ruja Ignatova, que a día de hoy sigue desaparecida junto a unos 4.000 millones de dólares que estafó a nivel global.

BitConnect

Aunque en principio BitConnect (BCC) pareció ser una criptomoneda de confianza al estar descentralizada, lo cierto es que no escondía un esquema piramidal.

La oferta principal era una plataforma de préstamos en BCC donde se podría conseguir hasta un 40% de ganancias por los fondos prestados. Además, se podía ganar hasta 1% al día solo por tenencias, más otro porcentaje por cada referido que se incluyera en el sistema. El precio por token alcanzó un máximo de 476 dólares, mientras que su capitalización superó los 2.100 millones de dólares en enero de 2018. Sin embargo, ese mismo mes, BitConnect se descubre como un esquema piramidal.

El 17 de enero, el equipo de BitConnect decidió cerrar la plataforma de préstamos y el precio del token cayó en picado. A partir de ese punto, los usuarios de esta criptomoneda intentaron venderla en masa para evitar más pérdidas, por lo que resulta difícil determinar cuánto dinero se perdió realmente.

CryptosolarTech

Cerramos esta entrada con un caso que todavía no ha llegado a los juzgados, pero que no huele muy bien debido a las acusaciones que se han vertido en foros y al progreso casi inexistente del proyecto.

CryptosolarTech se presentaba como una prometedora startup andaluza que tenía como propósito construir una granja de 3.000 unidades ASIC especializados en minería de criptomonedas en la zona de Málaga y que serían alimentados por energía solar producida en la propia instalación.

Para financiar el proyecto emprendieron una ICO, cuyo activo ha ido fluctuando de valor de manera muy notoria según han ido saliendo noticias en torno al proyecto, como la supuesta inversión de 50 millones de euros de un fondo de inversión, pese que los registros del blockchain apenas mostraban unos 140.000 euros recaudados. Supuestamente, también lanzaron la plataforma de minado, pero más tarde se comprobó que la nave donde estarían esas 3.000 unidades no existe.

Finalmente, en febrero de 2019, CryptosolarTech anunciaría su cese de actividad y la devolución de la inversión de ICO, sin embargo, desde entonces no ha vuelto a haber comunicaciones. Habrá que esperar para ver si el caso llega a los juzgados y si el dinero se ha devuelto o no.

Helena Ramírez

About author
Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Redactora de contenidos informativos, jurídicos y empresariales, Internet, nuevas tecnologías, entorno digital, ciberseguridad y protección de datos.
Articles
Related posts
Inteligencia artificialNuevas tecnologias

Inteligencia artificial: Definición, tipos y aplicaciones

9 Mins read
Es un término que cada vez oímos más, en varios aspectos la Inteligencia Artificial (IA) o Artificial Intelligence (AI) forma ya parte…
Nuevas tecnologias

¿Qué es un Big Data Architect?

3 Mins read
La mayoría de nosotros hemos oído hablar del Big Data y sabemos, más o menos, a qué se refiere este concepto tan…
CiberseguridadNuevas tecnologias

Seguridad y privacidad en las redes 5G

4 Mins read
La nueva generación de redes móviles ya ha comenzado a desplegarse en varios países y se espera que en los dos próximos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.