Conoce Atico34 - Solicita presupuesto
Compliance

¿Cómo definir los objetivos de compliance en la empresa?

Para que un programa de compliance sea efectivo, es necesario no solo conocer las obligaciones de cumplimiento de la empresa, sino establecer los objetivos que nos permitan medir su eficacia. En este artículo explicaremos cómo definir los objetivos de compliance en la empresa.

¿Qué se entiende por objetivos de compliance?

Los objetivos de compliance son los resultados que se esperan alcanzar con la implantación de un programa o plan de compliance.

Independientemente de que se trate de compliance penal, compliance tributario, compliance medioambiental o compliance financiero; los objetivos de un programa de compliance siempre se formularán como los resultados (positivos) que se deben alcanzar respecto al cumplimiento de las obligaciones de compliance (que son la suma de los requisitos impuestos por las leyes y los compromisos éticos y legales adquiridos de forma interna por la empresa).

Ante la pregunta ¿cuáles son los objetivos de compliance?, podemos responder con dos tipos de objetivos, por un lado, los objetivos generales del compliance (aquellos que comparten todas las ramas de compliance y todas las organizaciones que deciden implantar un plan de compliance) y los objetivos concretos de compliance de la empresa, es decir, aquellos objetivos que se derivan de las obligaciones de compliance dentro del contexto de la empresa (su actividad, su sector, las leyes sectoriales que le afectan, etc.).

Los objetivos generales del compliance

Son tres los objetivos generales de compliance:

  • La prevención de los delitos.
  • La detección de las conductas delictivas, para lo que se debe implementar un canal de denuncias interno.
  • Reacción ante las conductas delictivas, es decir, la acción disciplinaria contra quienes han cometido o estaban cometiendo un delito en el seno de la empresa.

Los objetivos de compliance de la empresa

En cuanto a los objetivos de compliance de la empresa, estos dependerán, como hemos señalado, de los riesgos de cumplimiento a los que pueda estar expuesta por su actividad y sector, de manera que deberán definirse en función de aquellas leyes, normas y reglamentos sectoriales que le afecten.

También se podrán definir a través de los compromisos de compliance que la empresa haya decidido adoptar de manera voluntaria y que podemos encontrar en el código ético, las políticas internas, los estándares técnicos o normas adoptadas de forma voluntaria, aquellos compromisos que se haya marcado dentro de sus valores, en sus comunicaciones comerciales o en la descripción de sus productos o servicios, así como en los contratos suscritos con socios comerciales o clientes.

tarifas proteccion datos

¿Cómo deben ser los objetivos de un programa de compliance?

Los objetivos de un programa de compliance, sean estos los objetivos de compliance penal, financiero o medioambiental, deben cumplir con una serie de características, para poder ser considerados objetivos de compliance (especialmente si se va a certificar el programa).

Por ejemplo, no será un objetivo de compliance adquirir un software compliance para implementar el sistema de gestión de compliance en la empresa, pero sí lo será emplear este tipo de herramientas para reducir la posibilidad de la comisión de infracciones medioambientales en un 25% por parte de los miembros de la empresa.

Por lo tanto, los objetivos de compliance deben ser:

  • Coherentes con los riesgos detectados y las obligaciones que la empresa debe cumplir legalmente.
  • Medibles para poder determinar los resultados alcanzados con el plan de compliance y las medidas tomadas.
  • Deben ser objeto de seguimiento y evaluación, para poder comprobar el impacto de las medidas implementadas y si se han alcanzado los resultados esperados o, por el contrario, es necesario modificar dichas medidas.
  • Deben poder revisarse y actualizarse de acuerdo con la evolución y crecimiento de la empresa y su actividad.
  • Deben comunicarse a todos los miembros de la empresa, así como a socios comerciales y proveedores.

Los objetivos del compliance deben alinearse con los objetivos de la empresa

Además, los objetivos de compliance deben alinearse también con los objetivos de la empresa, de manera que no sean vistos como un coste adicional, sino como una parte más de la estrategia comercial de la misma.

Evitar la comisión de infracciones, por desconocimiento de las leyes y normas, o la comisión de delitos por parte de uno o varios miembros de la empresa (sean estos empleados, directivos o representantes) y cumplir las normativas vigentes, ayudarán a la empresa a tener una mayor eficiencia operativa, obtener mejores resultados financieros, atraer socios comerciales, proveedores y clientes, así como nuevos inversores.

A través de los objetivos de compliance, la empresa podrá identificar los riesgos de cumplimiento que suponen los objetivos comerciales y de crecimiento que se han marcado y así poder evitarlos o, en su defecto, detectarlos a tiempo y tomar las medidas sancionadoras pertinentes contra los perpetradores.

¿Cómo se definen los objetivos concretos de compliance en una empresa?

Para definir los objetivos concretos de compliance en una empresa, se deben, primero, identificar las obligaciones de cumplimiento derivadas, por un lado, de los requisitos de compliance (es decir, leyes, normas y reglamentos de obligado cumplimiento, por ejemplo, la prevención de riesgos laborales, las normas contra el blanqueo de capitales o la implantación de planes de igualdad) y, por otro, de los compromisos de compliance (que, como ya vimos, son esas normas que adopta la empresa de forma voluntaria).

Una vez identificadas las obligaciones de compliance, siempre dentro del contexto de la empresa y su actividad, el siguiente paso es definir propiamente los objetivos a través de la identificación y análisis de riesgos, puesto que los objetivos deben traducirse en resultados a alcanzar (por ejemplo, reducción del riesgo de la comisión de determinada infracción o delito).

Gracias a la definición de objetivos, esas obligaciones de compliance se transforman en esos resultados de cumplimiento que se quieren lograr. De esta manera, la empresa podrá definir objetivos de compliance estratégicos, tácticos u operativos dentro de los diferentes niveles de la organización.

Finalmente, la identificación de las obligaciones de compliance y la definición de los objetivos de compliance, es una de las funciones del organismo de cumplimiento o compliance officer de la empresa, puesto que se requiere conocer tanto los requisitos derivados de leyes, normas y reglamentos como aquellos derivados de los compromisos adoptados por la empresa.

¿Necesitas un presupuesto? Escríbenos o llámanos al 914 896 419

He leído y acepto la política de privacidad.