Conoce Atico34 - Solicita presupuesto
Videovigilancia

Cámaras en mataderos, videovigilancia para asegurar el bienestar animal

La instalación de cámaras en mataderos es obligatoria desde la entrada en vigor del Real Decreto 695/2022, de 23 de agosto, que establece las medidas para el control del bienestar de los animales en los mataderos mediante la instalación de sistemas de videovigilancia.

En este artículo explicamos todo lo que necesitas saber sobre la videovigilancia en mataderos, su función para asegurar el bienestar de los animales y las obligaciones en materia de protección de datos.

Videovigilancia en mataderos: medidas para el control del bienestar de los animales

La instalación en los mataderos de cámaras de videovigilancia debe cumplir la misma normativa de cámaras de vigilancia en empresas, que contempla los requisitos y obligaciones en materia de protección de datos para este tipo de sistemas que implican el tratamiento de datos personales (en ese caso la imagen de los empleados del matadero y las personas que puedan tener acceso a sus instalaciones).

Ahora bien, y cómo veremos en los siguientes puntos, la instalación de cámaras en mataderos ya no solo es una opción en cuanto a medidas de seguridad, sino también una obligación legal que busca garantizar el bienestar animal y la seguridad alimentaría de los consumidores.

Objetivos de los sistemas de videovigilancia en mataderos

Son dos los objetivos de los sistemas de videovigilancia en mataderos:

  • El primero es garantizar el bienestar animal durante todo el proceso, es decir, en la descarga, el traslado, la estabulación (establos, corrales, zonas cubiertas o campos) y el aturdimiento de los animales para asegurar que los animales no son maltratados en ningún momento y se minimiza su sufrimiento.
  • El segundo objetivo es mejorar las garantías de seguridad alimentaria para los consumidores, puesto que los SVBA también sirven para comprobar que se respetan las normativas aplicables en esta materia en todo el proceso.

Así mismo, las cámaras en mataderos también pueden contribuir a crear un entorno de seguridad para los trabajadores y llevar un mejor control de quién accede a las diferentes áreas del recinto.

Obligatoriedad de la instalación de cámaras en mataderos

Cómo ya adelantamos, la instalación en los mataderos de cámaras de seguridad con la función de asegurar el bienestar animal es un mandato legal, establecido y regulado en el Real Decreto 695/2022, que debe cumplir cualquier tipo de matadero, con independencia de su tamaño o volumen de trabajo. En concreto, a estos sistemas de videovigilancia se los denomina SVBA (sistema de videovigilancia del bienestar de los animales).

Colocación de las cámaras en los mataderos

El Real Decreto especifica claramente dónde deben colocarse las cámaras en mataderos; estas deben abarcar las instalaciones en las que se encuentren animales vivos, lo que incluye:

  • Zonas de descarga
  • Pasillos de conducción
  • Zonas donde se proceda a las actividades de aturdimiento y sangrado hasta la muerte de los animales
  • Punto de entrada en la zona de escaldado en aves y porcino (para asegurar que llegan muertas)

Quedan exceptuadas las zonas de espera en las que se estacionan los transportes con animales vivos antes del inicio de la descarga.

tarifas proteccion datos

Obligaciones de los mataderos en materia de protección de datos

Pese a la importancia de las cámaras de seguridad para asegurar el bienestar animal y la seguridad alimentaría, como ocurre con la instalación de cualquier sistema de videovigilancia, las cámaras en mataderos deben, como ya hemos adelantado, cumplir con la normativa de protección de datos. Para ello, los responsables del tratamiento (los mataderos que instalen los SVBA) deberán cumplir las siguientes obligaciones:

  • Base legitimadora del tratamiento

Determinar la base legitimadora del tratamiento, ya que es legal que te graben en el trabajo siempre y cuando exista una legitimación para ello. En el caso de los SVBA en los mataderos, esta legitimación la encontramos en el cumplimiento de una obligación legal por parte del matadero (art. 6.1.c del RGPD), puesto que, como hemos visto, el Real Decreto 695/2022 obliga a la instalación de estos sistemas de videovigilancia en los mataderos.

  • Información a los empleados

Los empleados, así como los representantes legales de los trabajadores, deben ser informados por escrito, con carácter previo a la instalación de los SVBA, y de forma expresa, clara y concisa de la existencia y las condiciones que debe cumplir el sistema de videovigilancia instalado en el matadero.

Así mismo, se deberán colocar los correspondientes carteles de zona videovigilada.

  • Incluir las cámaras en el registro de actividades de tratamiento

Los sistemas SVBA deberán ser incluidos en el registro de actividades de tratamiento, en el que se incluirá toda la información pertinente (datos del responsable del tratamiento, categoría de datos, categoría de interesados, plazo de conservación, medidas de seguridad, categoría de destinatarios).

  • Espacios que pueden captar las cámaras

Ya hemos señalado más arriba los espacios que las cámaras en mataderos deben cubrir (las zonas en las que se encuentran los animales), de manera que quedan excluidos los lugares destinados al descanso o esparcimiento de los empleados, como son los vestuarios, los aseos, los comedores y análogos. Así mismo, las cámaras no captarán audio.

  • Cláusulas de confidencialidad

Puesto que será personal elegido del propio matadero quien pueda tener acceso a las imágenes de los SVBA, para garantizar la protección de datos y el adecuado tratamiento de las imágenes según la normativa, se deberá firmar con estos empleados una cláusula o acuerdo de confidencialidad, mediante el cual se comprometan a difundir o hacer públicas las imágenes captadas por las cámaras, salvo en el caso de captación de irregularidades, en cuyo caso, las imágenes serán puestas a disposición de la autoridad de control competente.

Así mismo, estas cláusulas de confidencialidad deberían incluir las consecuencias de no cumplir con ellas para el trabajador.

  • Plazo de conservación

El plazo de conservación de las imágenes de los SVBA es de un mes. Este plazo podría alargarse en caso de que las cámaras hubieran captado alguna irregularidad, en cuyo caso, quedarán bloqueadas y puestas a disposición de las autoridades competentes en un plazo no superior a 72 horas.

  • Otras medidas

Puesto que al instalar los SVBA se acabarán realizando tratamiento de datos personales, los responsables del tratamiento deberán, además, efectuar los correspondientes análisis de riesgos y adoptar las medidas técnicas y organizativas que garanticen la seguridad de los datos.

En definitiva, cualquier matadero está obligado por ley a instalar un sistema de videovigilancia para garantizar el bienestar de los animales en sus instalaciones (en agosto de 2024 todos los mataderos deberán tener estos sistemas instalados y operativos) y este sistema debe cumplir con la normativa de protección de datos para garantizar el derecho a la privacidad de los empleados del matadero.

¿Necesitas un presupuesto? Escríbenos o llámanos al 914 896 419

He leído y acepto la política de privacidad.