¡Pide presupuesto en 2 min! ✓
CiberseguridadNuevas tecnologias

Seguridad y privacidad en las redes 5G

4 Mins read

La nueva generación de redes móviles ya ha comenzado a desplegarse en varios países y se espera que en los dos próximos años la mayoría de los países cuenten con redes 5G y de acuerdo a un estudio de GSMA, en 2025 se alcanzarán 1.200 millones de conexiones 5G. Pero ¿qué significa todo esto en materia de seguridad y privacidad? ¿Serán las redes 5G más seguras o una oportunidad para los ciberdelicuentes?

Por el principio, ¿qué es el 5G?

Muchos aún estamos estamos lidiando con el hecho de haber pasado del 3G al 4G sin ser muy conscientes de ello, así que es normal que eso del 5G nos suene un poco lejano, incluso un poco otro motivo de problemas entre EE.UU. y China. Así que, ¿qué es el 5G?

El 5G es una nueva generación de comunicaciones móviles, si se quiere, una evolución más de las mismas, cuyas principales características son:

  • Una mayor capacidad de transmisión de datos, con velocidades de descarga de hasta 10 GB (eso es 100 veces más rápido que las redes actuales o la posibilidad de descargarte una película de Netflix en cuestión de segundos).
  • Mayor densidad de conexiones sobre el terreno, puesto que el 5G permite tener 100 más dispositivos conectados por unidad de superficie que el 4G.
  • Prácticamente desparecerá la latencia (que es el tiempo que tarda un sistema en responder a otro), ya que se reducirá a un milisegundo. Imaginad las posibilidades para vehículos autónomos o el uso en medicina.
  • Hay un menor consumo energético de los dispositivos conectados.
  • Mayores posibilidades de virtualización de la red, es decir, que se podrán crear redes virtuales dentro de la red física para adaptarse a las necesidades de cada dispositivo conectado. A esta capacidad se la conoce como network slicing.
  • El 5G apenas sufrirá caídas, ya que asegura una disponibilidad de 99,999%, y tendrá una cobertura global.

Hablemos de ciberseguridad y privacidad en redes 5G

Todas esas conexiones a redes 5G, se calcula que para 2025 estaremos hablando de 21.500 millones de dispositivos conectados, implican un número creciente de datos sensibles y privados circulando por un red que, además, irá muchísimo más rápido que la actual. Y en la era del big data y el peligro de los ciberataques, no es de extrañar que diferentes organismos se hayan preocupado por cómo se protegerá la seguridad y la privacidad en las redes 5G.

La Unión Europea, que es lo que nos afecta a nosotros, ya publicó a través de la Comisión en junio de 2017 un informe en el que se hacía referencia a las consideraciones de ciberseguridad que debería afrontar el estándar 5G. Entre esas consideraciones se incluía la necesidad de una arquitectura lógica basada en la redes virtualizadas. Y es que con velocidades más altas y millones de dispositivos conectados, las posibilidades se sufrir ciberataques a gran escala son una posibilidad a tener en cuenta seriamente (sería como multiplicar por 100 lo que ahora pueden hacer los hackers).

En cuanto a la protección de la privacidad y los datos, las redes 5G no están exentas de cumplir con el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la UE y deberán contemplarse las mismas normas, tratamientos y protección que se contemplan actualmente, evidentemente, teniendo en cuenta las nuevas posibilidades que abrirá el 5G.

Por ello, cada vez se habla más del concepto se seguridad y privacidad desde el diseño en las redes 5G. Esto quiere decir que cualquier servicio que se vaya a desplegar en la red debe ser capaz de anticipar los riesgos potenciales y protegerse frente a ellos ya desde su fase de diseño. Es decir, atajar las vulnerabilidades posibles antes incluso de lanzarse a la red.

proteccion seguridad privacidad en 5g

Protección de datos en redes 5G

En ese sentido y más cerca de casa, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha publicado recientemente una nota técnica con un primer análisis de los riesgos para la privacidad que puede conllevar el 5G y las tecnologías que hagan uso de ella, junto a varias recomendaciones.

Este documento de la AEPD está dirigido a aquellos interesados en conocer las implicaciones para la privacidad derivadas de la implantación del 5G de forma generalizada, pero también a fabricantes, proveedores, operadores de servicios, empresas de telecomunicaciones y desarrolladores de aplicaciones que vayan a establecer modelos de negocio en 5G.

Entre las recomendaciones que recoge la AEPD destacan:

  • Proporcionar información particularmente clara y comprensible a los usuarios de las nuevas aplicaciones y servicios en el 5G.
  • Definir los roles y ámbitos de responsabilidad, delimitando las obligaciones de desarrolladores, fabricantes, operadores y agentes en materia de protección de datos.
  • Garantizar las comunicaciones cifradas de extremo a extremo.
  • Adecuar el uso de decisiones automatizadas a lo que establece el RGPD.
  • Establecer las necesarias garantías en el caso de transferencias internacionales de datos.

El Internet de las cosas y las ciudades inteligentes

La revolución del 5G estará, sin embargo, en la conectividad de los objetos, el llamado Internet de las cosas (IoT en sus siglas en inglés) y el despegue a través de esto de las ciudades inteligentes. Porque si los objetos pueden “hablar” entre ellos, sin duda habrá nuevas posibilidades para el desarrollo de tecnologías y funcionalidades que aprovecharán estar hiperconectividad para el día a día de personas y ciudades; hogares, industrias, infraestructuras… Todo estará conectado, aportando más datos y más eficiencia, pero también crean dudas respecto a la seguridad y la privacidad del 5G.

Las redes 5G apenas han comenzado a desplegarse en Europa, comenzaron a hacerlo en 2019 con proyectos piloto (como el llevado a cabo por MoviStar en Talavera de la Reina o Segovia) y aún no tenemos un reglamento o normativa sobre cómo debe ser la protección de la privacidad y la seguridad en estas redes, solo estudios e informes que se van desarrollando casi en paralelo a este despliegue. Por el momento, solo queda aplicar las leyes existentes, ajustarlas cuándo aparezcan nuevas amenazas o abusos de la tecnología y esperar que los desarrolladores y fabricantes de software y hardware implementen de salida las medidas se seguridad necesarias para que el entorno digital al que nos aboca el 5G sea lo más seguro posible.

Helena Ramírez

About author
Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Redactora de contenidos informativos, jurídicos y empresariales, Internet, nuevas tecnologías, entorno digital, ciberseguridad y protección de datos.
Articles
Related posts
Ciberseguridad

¿Qué es el flaming en Internet?

8 Mins read
Dentro de la investigación del comportamiento en Internet, existen múltiples formas de acoso en la red. Dentro de estos tipos de acoso…
Ciberseguridad

Ingeniería social: Riesgos para los datos del individuo

11 Mins read
El concepto de ingeniería social con respecto a la seguridad de la información se refiere directamente al robo de datos mediante la…
CiberseguridadInternet

Todo sobre TOR o The Onion Router

9 Mins read
En el actual clima de recopilación de datos y preocupaciones de privacidad, el navegador Tor se ha convertido en tema de discusión…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.